Ayrton Marques, joven veterano de la dirección técnica

El estratega sueña con dirigir a la selección de Venezuela y colabora en la formación integral de los ucabistas

Ayrton Marques, joven veterano de la dirección técnica

El exjugador holandés Johan Cruyff —subcampeón del mundo en 1974 y considerado uno de los mejores futbolistas de la historia— expresó en su libro Fútbol. Mi filosofía: “Los jugadores más bajos son más hábiles, corren más y desarrollan a fondo sus piernas”. Un pensamiento no muy arraigado en el seno del Caracas FC, lo que generó que Ayrton Marques y su corta estatura —mide  1,58 metros— fuese perdiendo oportunidades dentro del campo y ganándolas en los banquillos.  Marques a sus 22 años es entrenador de fútbol campo de la UCAB y de la selección de Distrito Capital.

Marques comenzó a dirigir a los 17 años en el Caracas FC, donde se encargó de entrenar desde los “compoticas” hasta los juveniles; además de los planes vacacionales del club capitalino. Entrenó a las sub 18 y sub 20 femenina del “rojo”. Igualmente estuvo al mando del equipo femenino de la UCV. Mientras que a la UCAB llegó de la mano de José Catoya —estratega parte del cuerpo técnico de la Vinotinto femenina—, al cual sustituía cuando este no podía asistir a la universidad por compromisos con la selección nacional.

En febrero de 2015, Catoya fue seleccionado como el director técnico de la Vinotinto sub 20 femenina y Marques fue escogido como el entrenador de la UCAB. El exfutbolista aseguró que disfruta venir a dirigir en la universidad y rescata “la entrega de los muchachas” al momento de las prácticas. También consideró que lo más importante es fortalecer el aspecto humano, más que el deportivo. “Trabajo más en la formación, para que mejoren como personas, futbolistas y estudiantes, para tener personas integrales”.

Mientras que con la selección de Distrito Capital se propone clasificar a los Juegos Nacionales de diciembre de este año a disputarse en Anzoátegui. Las eliminatorias las jugará en la cancha de la Católica entre el 22 y 24 de mayo. Sus rivales serán Miranda, Vargas y Aragua. En esas contiendas, Marques contará con Bárbara Serrano, participante del Mundial Sub 17. Aragua, por su parte, dispondrá de Deyna Castellanos, goleadora en la misma competencia internacional.

 

 “AL OTRO LADO DE LA LÍNEA”

Marques se inició en el mundo del fútbol  a los ocho años de edad, cuando comenzó a jugar en el Colegio San Agustín, de la urbanización de El Paraíso. De ahí se fue a la filas del Caracas FC, donde jugó hasta los 19 años, edad en la que pasó “al otro lado de la línea”, que es la forma como él define su cambio de futbolista a entrenador; del campo a los banquillos. En su etapa como atleta se desempeñó como arquero, mediocampista de creación o “10” y, en sus últimos partidos, de lateral por ambas bandas.

Como entrenador, ha tenido la oportunidad de compartir en el Caracas FC con Noel Sanvicente y el argentino Rodolfo Paladini, integrantes del cuerpo técnico de la Vinotinto masculina, el primero como director técnico y el segundo como preparador físico. Mientras que en la UCAB conoció al panameño Kenneth Zseremeta, exentrenador de todas las selecciones de balompié femenino del país. Zseremeta consiguió clasificar a dos Mundiales Sub 17 —Trinidad y Tobago 2007, donde no lograron pasar de fase de grupos, y en Costa Rica 2014, en el cual quedaron en el cuarto lugar. A los tres los considera como sus tutores y destaca que aprendió mucho de ellos. Como su máximo referente tiene al portugués José Mourinho.

Considera que la diferencia de entrenar mujeres y hombres es que con ellas se debe tener “mano dura” para mantener el equilibrio y la paz en el vestuario, aunque aclaró que el trato siempre tiene que ser muy respetuoso. En su experiencia, las muchachas entienden más rápido lo que se les pide dentro del campo, mientras que con los chamos hay que repetirlo constantemente.

No ve lejos dirigir a la selección de Venezuela, pero primero se pone como meta hacerlo con algún club que juegue en la primera división del balompié criollo masculino. Sin embargo, sabe que aún le falta mucho por aprender, mas se considera de las personas que intenta aprender algo nuevo todos los días para mejorar como persona y entrenador,  y, tal vez, llegar a ser algún día tan bueno como el entrenador del Chelsea (Inglaterra).

♦ Luis Vílchez