La institucionalidad también preocupa a los jóvenes

Los estudiantes Leonardo Veronico, Cindy Sousa, Andrés Medina y Ezio Rojas analizan qué es lo que está mal con la institucionalidad venezolana

La institucionalidad también preocupa a los jóvenes
Adultos, ancianos y, sobre todo, jóvenes tienen preocupaciones en torno a la situación política, económica y social del país. Los universitarios se sienten comprometidos en sacar adelante el país. Las dudas acerca de la existencia de la democracia, la disminución de la participación ciudadana y la pérdida de confianza hacia las instituciones son temas que rondan en la mente de los estudiantes.
Ellos tuvieron un rol protagónico en el reciente foro Construyendo la Institucionalidad Democrática, una de las iniciativas de Propuestas Venezuela 2015 de la UCAB para ofrecer conocimiento y reflexiones de provecho para el país. En esta oportunidad consultamos a algunos  alumnos de la carrera de Derecho que durante semanas participaron en los debates sobre la institucionalidad junto con sus profesores. De allí salieron propuestas para que el país tenga una democracia e instituciones más sólidas y de valor para todos los venezolanos. leonardoveronicoLeonardo Veronico Escuela de Derecho (Caracas) Los universitarios han protagonizado protestas, manifestaciones y han clamado por el cumplimiento de las leyes desde hace más de cien años. Hoy, más de un futuro abogado se pregunta por qué estudiar Derecho en un país donde no existe Estado de derecho. La respuesta que da Leonardo Veronico, estudiante de cuarto año, se basa en la necesidad de hacer propuestas por parte de la academia:
Criticamos, pero también proponemos desde el conocimiento. Los jóvenes tenemos que poner en práctica nuestro aprendizaje en la realidad venezolana.
Por otro lado, la institucionalidad venezolana es un tema que ha caído en polémica, incluso en las aulas de clase. Veronico explica que la institución es la base de la seguridad jurídica; no obstante, los ciudadanos no confían en las instituciones ni en los poderes públicos debido a la parcialidad de estos: “El Poder Judicial es uno de los más irrespetados porque nadie va a dirimir sus demandas, porque saben que no le pueden ganar al Estado”. Veronico tambien acotó que la democracia va más allá de simplemente ir a votar, es exigir un bien para toda la población y reclamar aquello que no está funcionando. Además, mencionó que mientras los jóvenes sigan participando, proponiendo y que la universidad sea un ejemplo, habrá oportunidad para mejorar como país. AndresMejias2Andrés Medina Escuela de Derecho (Guayana) En línea con el papel del ciudadano, la educación es uno de los secretos para el funcionamiento del sistema democrático. Andrés Medina menciona que a la universidad se le debe de dar un valor más importante en la reconstrucción del país:
El gran problema de los jóvenes y los ciudadanos parte de la concepción de que no podemos desarrollar un cambio en las instituciones que han sido secuestradas por un partido político.
Una de las soluciones que plantea el alumno es que se controle el poder, se rescate la institucionalidad del Estado y que se satisfagan las verdaderas necesidades del pueblo. Medina también destaca la errada concepción gobierno-Estado -partido político como un solo ente. cindysousa Cindy Sousa Escuela de Derecho (Caracas) La alumna destaca que hay instituciones que necesitan reformarse y construirse para llegar a la institucionalidad democrática:
Necesitamos un Estado que respete los derechos humanos, garantice el derecho a la participación de todos los ciudadanos y ratifique la independencia de los poderes.
Una gran parte de los venezolanos no sabe qué institución es cuál porque todas se encuentran entrelazadas. A Sousa también le preocupa el “Estado comunal”, el cual aparentemente busca una mayor independencia del pueblo frente al poder, pero que, a fin de cuentas y según opina la estudiante, en la práctica solo ideologiza a la población. EzioRojasEzio Rojas Escuela de Derecho (Guayana) “Las instituciones se han venido abajo porque se le ha dado más poder a la élite militar que al ciudadano”, opina Ezio Rojas, y añade que lo correcto es que aquellas representen y sirvan a la población. Asimismo, destaca que en la Asamblea Nacional se cumple la voluntad de un solo partido que no es representativo de la población y se hace la pregunta: ¿dónde está representado ese casi 50% de la nación que piensa diferente? Para Rojas, la juventud debe preocuparse por el futuro de los venezolanos, ya que en unos años las riendas del país las tomarán los jóvenes; por lo tanto, deben estar preparados académicamente para impulsar el desarrollo de Venezuela. ♦ Katherine González