Ingeniería en Informática, más actualizada que nunca

La directora de la Escuela de Ingeniería en Informática, Susana García, comenta con orgullo que sus egresados reciben ofertas laborales semanalmente

Ingeniería en Informática, más actualizada que nunca

La Escuela de Ingeniería en Informática constantemente se está reinventando para poder ir a la par con las tecnologías. Sus cambios de pénsum se han efectuado de manera constante, con el fin de brindar lo mejor a sus estudiantes.

Este año la escuela elaboró una serie de encuestas a empleadores, estudiantes, egresados y profesores, y obtuvo una lista de competencias que se implementarán en la nueva malla curricular, para el beneficio de los estudiantes y egresados. La directora Susana García agrega que entre los hallazgos se determinó que 95% de los egresados están trabajando en una empresa de tecnología y 96% de las empresas están satisfechas con el trabajo de los egresados.

El nuevo pénsum se implementará en octubre de este año a todos los estudiantes regulares y nuevos ingresos.

—¿En qué consiste la reforma de la malla curricular?
—La universidad decidió cambiar y hacer una reforma académica en todas las carreras, optando por el modelo de competencias, el cual está en el Plan Estratégico. Nuestra reforma es un cambio de paradigma para el profesor, ya que cambiará su forma de dictar las clases, y para el estudiante, el cual tendrá nuevas maneras de aprender. Este paradigma apuntala a que el estudiante no solo conozca la teoría, sino que la ponga en práctica. La carrera de informática tiene un alto número de materias teórico-prácticas, en las cuales el estudiante deberá sus conocimientos en la teoría y práctica. Los docentes usarán otros instrumentos para poder evaluar a los alumnos.

—¿Qué demanda el mercado laboral?
—Hace dos años venimos testeando el mercado laboral. Hacemos encuestas con los egresados para saber cómo está su posicionamiento y, efectivamente, un gran porcentaje está trabajando en su área y empiezan a trabajar desde antes de graduarse. Más del 95% de las empresas están satisfechas con nuestros estudiantes y los contratarían, y estos alumnos pueden optar por seguir en esa empresa o buscar otra, es decir, que tienen trabajo antes de obtener el título. Semanalmente, recibimos entre cuatro o cinco ofertas de trabajo y, a veces, nos dicen que “no se les ha postulado nadie” y con orgullo les respondo que “no tengo desempleados”.

—¿Cómo se diferencia el nuevo egresado del antiguo?
—Todos los estudios que se hacen arrojan que el egresado tiene dos líneas de conocimiento de trabajo: desarrollo de software y telemática. Esos aspectos se mantuvieron en el nuevo perfil, pero se añadió la toma de decisiones y el emprendimiento. Un alto número de egresados después de hacer las pasantías y graduarse, desarrollan pequeñas empresas.

—¿La malla curricular se hace competente internacionalmente?
—Sí, parte del estudio que se hizo fue para ir a la par con las tecnologías y destacarnos internacionalmente. No es el primer cambio que hacemos, esta escuela empezó en 1996 y ha tenido varios cambios de pénsum. Nuestros estudiantes se van a España y consiguen la homologación de su título y en dos semanas obtienen trabajo, así que la escuela cambió varias asignaturas haciéndolas iguales a las de muchas universidades en el extranjero, para facilitarles el proceso.

—¿La escuela se ve afectada por el déficit de equipos en el mercado?
—Esta es una carrera que implica tener equipos de última generación y la falta de estos en el mercado es algo que nos afecta. A veces quisiéramos tener equipos nuevos, pero no se consiguen en el mercado. Podemos hacerles órdenes de compras a los proveedores y de diez artículos nos dan dos. Tenemos que revisar continuamente con varios proveedores para poder conseguir la mitad de lo que se quiere. Se tienen convenios con empresas de tecnologías para dar cursos electivos con el software que ellos manejan.

—¿Cómo se define un egresado de la Escuela de Ingeniería Informática?
—Un ingeniero integral es lo más importante, ese es el sello que se llevan de la UCAB. Es muy bueno haciendo lo que hace y sabe trabajar en equipo. Ya que casi todas las materias son con proyectos y eso beneficia el desenvolvimiento del estudiante en las aulas, para luego proyectarse al mercado laboral. La habilidad para resolver problemas es innata en nuestros alumnos y eso es algo que buscan mucho los empleadores.

—¿Cuáles son los convenios actuales de la escuela?
—Todos los años tenemos un convenio con la Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos. Este año por cuestiones de divisas no se podrá, pero se han quedado impresionados por el nivel de nuestros estudiantes. También tenemos convenios con IBM y muchas transnacionales. Prácticamente cuando visitas esas empresas son una extensión de la universidad, ya que sin necesidad de que sean convenios formales, 80% de sus ingenieros informáticos son de la UCAB. Las empresas están acostumbradas y satisfechas de recibir a nuestros estudiantes.

♦ Luis E. Martínez

Lea también: Ingeniería Industrial cambia para ser de primer mundo

Lea también: Ingeniería Civil se reinventa