“Queríamos que nos recordaran como delegación”

El pasado mes de agosto, cuatros estudiantes de UCAB Guayana participaron el Modelo de Naciones Unidas del Instituto Tecnológico Autónomo de México. Debatieron acerca de temas que atañen a la comunidad internacional. De allí salieron victoriosos y llevándose todos los premios

“Queríamos que nos recordaran como delegación”

El Modelo de Naciones Unidas del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAMMUN) acoge cerca de 300 delegados de las más prestigiosas universidades mexicanas y Latinoamericanas, experiencia que favorece el intercambio de conocimientos, opiniones y cultura.

La delegación de UCAB Guayana que se trasladó a México, en el mes de agosto, estuvo conformada por Mariangélica Cardozo, estudiante de quinto año de Derecho y Consejera de escuela; Herman Natera, estudiante de segundo año de Derecho; Daniela Morales, estudiante de cuarto año de Derecho, y Luisberth Ojeda, estudiante de sexto semestre de Administración y Contaduría.

Cardozo años forma parte de ITAMMUN desde hace cuatro y ha sido dos veces coordinadora del modelo. Natera, ha participado en Modelos de Naciones Unidas en Venezuela y Canadá. Morales se interesó en los modelos desde su cuarto año de bachillerato y ha participado en siete modelos en Venezuela. Ojeda ha estado en veinte modelos, de los cuales dos han sido internacionales.

Los estudiantes que representaron a la UCAB y a Venezuela tuvieron una ardua preparación de aproximadamente diez meses. En ese periodo aprendieron todo lo referente a negociación, diplomacia y oratoria, cualidades por las cuales destacaron en México, además, tuvieron que aprender todo lo relacionado a los comités, países, políticas, trayectorias, constituciones y un sinfín de información.

 

MÉXICO

El viaje representó una odisea para los estudiantes, la dificultad para conseguir pasajes aéreos, la apretada economía venezolana y la falta de dólares fueron un obstáculo que lograron vencer. Con el apoyo de egresados, alumnos, profesores e institutos consiguieron trasladarse a suelo mexicano.

Una de las filosofías que seguían los ucabistas para combatir los nervios era pensar que el objetivo no era ganar, sino ser diferentes y que los recordaran como agrupación.

Cardozo, Morales, Ojeda y Natera tuvieron que preparar discursos en función de las políticas externas de los países que representaban. Cardozo explica:

Nuestras defensas se basaban en dejar atrás los pensamientos personales, y exponer que haría un país, según su política, en los escenarios que nos planteaban

Los temas sobre los que los jóvenes discutieron en el Modelo de Naciones Unidas se basaban, en el caso de Cardozo, en el acceso a la justicia de los pueblos indígenas y la crisis política en las Américas. En el de Morales, la erradicación de la tuberculosis y el programa de vacunación contra la polio en Pakistán. En el de Ojeda, el impuesto en las transacciones financieras y la insolvencia en los estados europeos. Por último, en el de Natera, el intercambio sobre la situación de los niños después de la segunda guerra mundial y los derechos de los niños y las niñas en situaciones de conflicto. Sobre el resultado de esto, Natera expone

En mi opinión los debates y discusiones dieron fruto, logramos aportar propuestas y soluciones factibles a los problemas que nos asignaron

 

LOS PREMIOS

En esta simulación de las Naciones Unidas, los estudiantes obtuvieron premio por liderazgo, alcanzado por Cardozo en su representación de Estados Unidos en el comité de la Organización de los Estados Americanos. Premio a la diplomacia, conseguido por Morales, en su ponencia de la Federación Internacional de la Cruz Roja en el comité de la Organización Mundial de la Salud, y por Ojeda, en su actuación como Alemania en el Consejo Económico y Financiero de la Unión Europea. También, una mención honorífica lograda por Natera, quien actuó como representante de Francia en el comité de la Unicef.

Por último, fueron reconocidos como la mejor delegación. Sobre esto, Morales menciona:

Lo más importante no es el premio, sino lo que aprendes con esa experiencia

 

LA EXPERIENCIA

“El Modelo de México se me hizo más duro porque exigía una mayor preparación académica “, explica Natera. Para él participar en un Modelo de Naciones Unidas es más que aprender a ser diplomático y a negociar. El intercambio cultural y las nuevas personas que conoce es lo que realmente valora.

“Todo lo que aprendes y la gratificación de saber que te esforzaste y diste el cien por ciento es lo que realmente te llena”, comenta Morales. Para ella, la experiencia de aprender y de compartir sus conocimientos es lo que se lleva de haber participado exitosamente en México.

“Competir con personas que dan la talla internacionalmente fue un reto personal y grupal. Convivir con jóvenes de otros países y adecuarme a la diplomacia, en lugar de la negociación como estaba acostumbrado, es una de las experiencias que quisiera repetir”, explica Ojeda.

Cardozo tiene una filosofía de trascender y de hacer la diferencia, asimismo, ella siente que en México su objetivo, y el de la delegación, se logró.

♦ Katherine González

Lea también:  Ucabistas triunfan en México como la mejor delegación