Cómo ser un buen estudiante

Pasos fáciles y prácticos para que seas un buen estudiante y tu desempeño en la universidad sea mucho mejor. Recuerda, todo empieza desde el deseo de querer hacer las cosas mejor

Cómo ser un buen estudiante
  1. Sé organizado y organízate: Sin organización, no sabrás a qué darle prioridad y, por ende, no podrás ser un buen estudiante. Puedes conseguir una carpeta y almacenar todas tus tareas, exámenes o notas en ella o, por otro lado, comprar una agenda y escribe todo lo que debes hacer en tu día, mes e incluso en el año. Esta técnica funciona muy bien cuando estás en época de parciales.
  2. Sé proactivo en tus clases: Trata de llevar siempre las tareas hechas y de tomar buenas notas; recuerda si no puedes leerlo, tampoco estudiarlo. Tampoco dejes todo para después, porque los resultados suelen ser mediocres. Trata de hacer un poco todos los días hasta que lo termines. ¡Ve a la universidad dispuesto a aprender!
  3. Sé social, pero no tanto: Está comprobado que los que tienen de tres a cinco actividades extracurriculares, poseen un mejor desempeño en la universidad, así que no sobrecargues tu agenda, pero tampoco seas antisocial. Únete a un club, la coral, Teatro UCAB, asiste a las canchas o ve al gimnasio. Trata de no pasar tanto tiempo en las redes sociales, puesto que esto no te permite concentrarte en tus estudios.
  4. Sé estudiante, no robot: No asistas a tus clases para simplemente a sentarte y escucharla. ¡Participa! A la mayoría de los profesores les agrada esto. Incluso si no te elige, tu docente sabrá que tenías algo que decir, es decir que estás escuchando. Ve con la confianza de estar dispuesto a entender todo lo que te dicen y, además, presta mucha atención y está alerta dentro del aula.
  5. Sé inteligente y aprovecha las herramientas: Lee libros, artículos, repasos, clases de tus compañeros, para reforzar lo visto en el aula. Google Scholar te podría ayudar a encontrar buenos archivos de repaso. Ve a la Biblioteca y lee información relacionada al tema o la materia o, inclusive, revistas universitarias que pueden ayudarte a estudiar o escribir informes.
  6. Sé preguntón, para eso estudias: Si tienes alguna una duda, acude al profesor de tu materia o, en su defecto, a uno de tu confianza. En clases, pregunta, no te quedes con la duda; piensa que quizá eso puede salir en el parcial. Recuerda, una cosa es preguntar y otra, muy distinta, es hacer preguntas que no tienen que ver con la materia.
  7. Sé una persona: Una vez que hayas finalizado con tus parciales, clases y todos tus trabajos, date un respiro; sal con tus amigos, ve al teatro, asiste al cine o, simplemente, ten un momento para ti. No todo en la vida es estudiar y trabajar, también hay espacio para la recreación.

♦Luis E. Martínez