Verbasca, un trago dulce

Luis Betancourt fue el ganador de la categoría de poesía en el Concurso de Escritura. Si bien comenzó escribiendo cuentos, decidió participar en la categoría de poesía. La obra presentada está inspirada en una situación que le ocurrió durante una sesión académica: Vomitar por haber bebido en exceso. Esta situación tan particular, la consiguió convertir en un poema hacia el lenguaje

Verbasca, un trago dulce

Luis Betancourt, de 23 años, estudia quinto año de Letras y es el ganador del Concurso Proyecta tu Escritura en la categoría de poesía. Es un joven tranquilo, muy calmado, a veces algo misterioso. Cuando se le preguntaba, pensaba detenidamente, cruzaba los brazos y respondía con mucha calma. Tiene dos «curitas» en la cara: una en la nariz y otra en el parpado inferior derecho, esto producto de un robo hace un mes. Es un joven muy agradable, letrado, que siente pasión por la escritura y, sobre todo, por la lectura.

Él comenzó a escribir cuentos a los 17 años y, con el tiempo, se dio cuenta que su manera de ver el mundo no era a través de la historia, sino del lenguaje. Empezó a escribir poesía después de haber leído Las flores del mal, de Charles Baudelaire, y recientemente leyó la obra completa de Martha Kornblith, quedando fascinado por su poemario, el cual tiene que ver con la melancolía.

Con respecto a su texto ganador, Verbasca, para los que no lo hayan leído, está inspirado en algo que a muchos jóvenes les ha pasado: “cuando uno tiene una resaca o ‘ratón’ por haber bebido demasiado”. Betancourt plasmó en su poema, de una manera muy interesante, un día en el que tenía una actividad académica fuera de la universidad y, la noche anterior, había bebido demasiado. Durante la clase, sintió náuseas y, como es de esperarse, vomitó. De esto trata Verbasca.

Entender el acto de la escritura como cuando tienes náuseas y no puedes vomitar.

Cabe acotar que entre los otros géneros que a Luis le agradan, se encuentra el ensayo, categoría en la que también participó en el Concurso.

Con respecto a sí mismo, él destaca que trata de destruir el sentido común. Además le gusta la música, suele escuchar Jazz para escribir; también le agrada el Metal. En ocasiones pinta y también toca la guitarra eléctrica.

Entre los artistas que reconoce admirar, se encuentra el escritor colombiano Fernando Vallejos, autor que considera ha influido en “mi voz y escritura”.

Betancourt, actualmente, se encuentra en el proceso de elaboración de su Trabajo Final de Grado, el cual está enfocado en un autor que considera “está un poco olvidado”: Andrés Mariño Palacio, y se enfoca en el tema de la melancolía.

El joven estudiante confiesa que le llama la atención el tema de la depresión y de la melancolía, lo que en sus palabras llamaría: “un hastío vital”. A pesar de esto, no está del todo solo, porque se encuentra en una relación con Claudia Ramos, estudiante de Psicología.

Luis se considera amoroso, puesto que cuando se enamora se entrega totalmente y que “ante los horrores de la vida me defiendo con sentido del humor”.

Como dato adicional, destaca que le gusta la serie animada South Park, por la forma en la que plantea la vida. También enfatiza que cuando piensa en la nada, la describe como “la paz sin deseo”.

TRABAJO QUE VALE LA PENA

Luis Betancourt admite que se sintió feliz al saber que había ganado el concurso, porque creyó que su trabajo lo estaba recibiendo bien alguien.

Se siente bien que otro tenga una experiencia agradable con lo que tú haces.

Para un par de años, este joven escritor planea  hacer algo relacionado a su carrera: siendo profesor de Literatura, laborando en una editorial, biblioteca o librería y, en el mejor de los casos, publicando sus trabajos, pero en el exterior.

Actualmente se encuentra trabajando en un poemario, que espera se pueda convertir en algo a futuro, por lo que no cabe duda que muy pronto sabremos más acerca del escritor de Verbasca.

♦Luis E. Martínez

Ver también: