De Oriente vinieron unos Magos

La llegada de los Reyes Magos es una celebración tan antigua como la Navidad. El 6 de enero los Magos siguen la estrella ante cada casa y le traen chucherías a los niños

De Oriente vinieron unos Magos

Cuando Jesús nació en Belén, la estrella más brillante del cielo guiaba a tres Magos que venían del Oriente. Cargaban tres cofres llenos de regalos para el rey de los judíos que acababa de nacer. Fueron preguntando a todo aquel que se les cruzaba en su camino, hasta que llegaron ante Herodes, quien celoso por la noticia los mandó a Belén para averiguar todo lo referente a ese niño llamado rey. La gran estrella continúo guiándoles el camino, hasta que se detuvo sobre el lugar donde se encontraba el niño Jesús.

Cuando entraron a la casa vieron a una joven María con el mesías en brazos. Se arrodillaron y comenzaron a adorarlo. De los cofres sacaron regalos de oro, incienso y mirra. Los Magos se quedaron a pasar la noche y en sueños se les avisó que regresaran a casa por un camino diferente, de tal manera no podrían encontrarse con un furioso Herodes. Al marcharse, el Ángel del señor le apareció a José en sueños y le pidió que huyese a Egipto con María y Jesús. Cuando Herodes llegó se sintió engañado por los magos y ordenó asesinar a todos los niños menores de dos años.

LOS REYES MAGOS DE HOY

Actualmente, el día de los Reyes Magos es celebrado el 6 de enero. Muchas familias cocinan roscas navideñas o ponen botas en las paredes y esperan la llegada de los Reyes Magos, los cuales suelen traerle chucherías a los niños, como recuerdo del oro, la mirra y el incienso que le trajeron a Jesús.

♦  Katherine González