Aprende a converger tus estudios, tu trabajo y tu familia

Estos datos te ayudarán a que puedas estudiar, trabajar y dedicarle tiempo a tu familia, sin que pierdas alguna de las anteriores o te pierdas a ti en el intento

Aprende a converger tus estudios, tu trabajo y tu familia
Todo estudiante se ha preguntado cómo lograr estudiar, trabajar y dedicarle tiempo a su familia, amigos y pareja sin morir en el intento o, en el mejor de los casos, sin perder alguno de los tres. Esto es un reto que todo estudiante universitario debe aprender a sobrellevar, porque así es la vida. Por dicha razón, te dejamos acá algunos consejos para que tengas en cuenta e implementes en tu vida.
DEBES HACERLO POR TU BIEN
  • Debes planificarte: No leas correos, visites redes sociales o hables por teléfono con tus amigos, más allá de lo urgente que sea, mientras estés en las horas de estudios. Tampoco pierdas tiempo repasando tus clases o apuntes para un parcial en el trabajo. Mientras más planificado y estricto seas, más rendirás.
  • Debes priorizar: Siempre debes tener en cuenta la regla del 80 y el 20: el 20% de tu esfuerzo generará el 80% de tus resultados. Tomando esta premisa, debes concentrarte en que ese 20% es lo que te hará avanzar y cumplir con las tareas que son imprescindibles, dejando a un lado o para después las que no lo son tanto.
  • Debes delegar: Cuando te sientas agobiado y estresado, es el momento perfecto para que te dejes ayudar por tus compañeros de clases, amigos, profesores o miembros de tu familia. Deja que te colaboren y asuman responsabilidades, sobre todo si es un trabajo en equipo. No pienses en que todo es perfecto si lo haces tú, con que lo hagan bien y después tú colabores, es más que suficiente.
  • Debes decir “NO”: Ignora, rechaza, obvia, omite, excluye, prescinde, resiste… cualquier actividad que no esté en tu agenda y que pueda afectar alguna de las que sí están. Recuerda que más adelante tendrás tiempo para estas actividades.
  • Debes negociar: Si te ves atareado en tu trabajo, puedes negociar un poco de flexibilidad para rendir en tus estudios. También puede negociar con tu entorno, para que converja y pueda colaborar y hacer más fácil tus actividades diarias. También hazlo con tu familia y amigos, para que entiendan que tienes muchas obligaciones y te ofrezcan paciencia y apoyo.
  • Debes tomarte breaks: Descansar, distraerte y divertirte, aunque sea en pequeñas dosis, es fundamental para que no te vuelvas loco entre tus estudios, tu familia y tu trabajo. Además, el descanso te brinda calidad en tu salud física y mental, así como en tu bienestar personal.
De seguro estos tips te ayudarán a que pueda sobrellevar la carga que en esta etapa universitaria tienes. Haznos saber cómo te fue en nuestras redes sociales como @LaCatolica.
♦Luis E. Martínez