El valor de los docentes en la actualidad

Luisa Pernalete, docente con 40 años de experiencia, creó un espacio de confort y ayuda para todos los profesores que, día a día, se levantan con el deseo de ofrecer una mejor educación

El valor de los docentes en la actualidad
Este 20 de enero, en las instalaciones del Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza, se realizó el foro Educando para Transformar, organizado por la dirección de Proyección y Relaciones Comunitarias quienes, enmarcados en la sexta edición del Evento Maestro, a propósito del día del docente, quisieron rendir un homenaje por la dedicación, entrega y compromiso de los profesores de las comunidades de Antímano, La Vega, Caricuao y Carapita por querer brindar una educación de calidad en el país.
La conducción del espacio fue llevada por Luisa Pernalete, docente con más de 40 años de experiencia en las aulas. Ella, a través de juegos, anécdotas y metáforas supo crear un ambiente de confort para todos los presentes, quienes destacaron sentirse en un Stand Up el cual llevaba por nombre: Morral del SOBRE-viviente, para educadores que se quedan.
He aquí los conejos de Pernalete para los docentes que todavía continúan creyendo y sobreviviendo en un país donde la deserción escolar y las vicisitudes cada vez son mayores:
  • Tener otra opción: El docente siempre debe estar preparado para todo. “Si hoy vamos a hablar del agua, pero ese día no hubo agua, entonces se hace otra cosa. Cambiamos el plan”.
  • Valorar lo que tenemos: Pensar en que muchas personas están peor que nosotros. No ser conformistas, pero sí ser agradecidos. “Hay gente que no tiene manos, ni pies, ni ojos y, aun así, echan para adelante”.
  • Mirar más allá de un uniforme: Pensar en que los niños tienen sus problemas en casa, sus inseguridades y hacer de la escuela un espacio para que ellos se olviden de eso. No decir que los venezolanos son flojos, porque –en palabras de Pernalete- “detrás de cada venezolano que sale día a día a trabajar, hay gente con dignidad”.
  • Prémiese y piropéese: Al final del día decirse a sí mismo qué cosas hizo bien. Hay que ser agradecido con los otros y con nosotros por nuestros logros.
  • Perdone: No quedarse en el pasado. No pensar solo en lo que le hizo la coordinadora, la profesora de quinto año o la suplente. Superar todo y aprender a pedir perdón, perdonar y a perdonarse a sí mismo.
  • Pida ayuda: Esto es un signo de inteligencia y una habilidad social. Decir: “no sé hacer esto, ¿me puedes ayudar?”.
  • Pele el diente: Sonría, ríase de usted, porque a fin de cuentas eso es gratis.
  • Ponga su mano en el otro: No tire la toalla, recójala y ayude a otro. Recuerde que hacer el bien es gratificante.
  • Protagonice: Atrévase a hacer lo que siempre ha querido hacer. Innove en su colegio con alguna temática que a usted le guste o por la que sienta pasión.
  • Póngase en acción. Actúe y póngase a andar. Haga estrategias que considere correctas para su desenvolvimiento en las aulas.
  • Pídale a Dios: Rece, porque esto ayuda mucho. Este es el mejor consejo de la docente para sus colegas.
Cabe acotar que, además de ser miembro activo del grupo Madres Promotoras de Paz, Luisa Pernalete también fue merecedora de un premio por parte de la Embajada de Canadá en Venezuela, por su lucha a favor de los Derechos Humanos y, actualmente, se encuentra recopilando historias, anécdotas y cuentos para crear un libro de comedia y pedagogía.

¿Qué queremos hacer con nuestro país, con nuestra escuela, con nuestra aula? Nosotros podemos ayudar a que los niños puedan ser exitosos sin un arma y a que las niñas aprendan a quererse y no salgan embarazadas, porque somos docentes de corazón.

Pueden seguir a la docente Luis a través de su blog personal o su cuenta oficial en Twitter.
♦Luis E. Martínez