Estudiantes que todo salón tiene

Acá te dejamos una lista con algunos estudiantes que encuentras en los salones de clases. De seguro te identificarás, o a tus amigos, con alguno de ellos

Estudiantes que todo salón tiene
Los salones están llenos de sorpresas, desde algún examen imprevisto hasta una exposición que nadie preparó con anticipación. Pero lo mejor es la cantidad de gente con la que interactúas y convives a diario. La diversidad es algo que caracteriza a la universidad. Ejemplo de ello son los estudiantes.
Existen jóvenes de todos los tipos, colores y sabores. Con algunos querrás quedarte cerca y con otros, simplemente, estar sentado unas cuantas sillas lejos; pero al final todos son igual de valiosos y agregan su “plus” a las clases.

ALGUNOS ALUMNOS

  • La más linda del salón: Ella es la razón por la que muchos chicos van a clase. Es la más linda y adorable del salón, todos quieren hacerle favores y estar cerca de ella.
  • El deportista: Siempre asiste a las clases en ropa deportiva y con un gran bolso. Toma batidos de proteínas y come cosas sanas. Siempre habla de lo bueno que es el gimnasio.
  • El artista: Este joven siempre busca resaltar por encima de los demás, canta en las clases o interpreta a algún personaje. Usualmente suele ser medio dramático.
  • El payaso de la clase: En todas las clases hay alguien, porque si no serían muy aburridas. Este lo identificas porque siempre te saca una carcajada a mitad de la sesión académica.
  • El responsable: Siempre entrega todo a tiempo, nunca falta a clases, se sienta de primero y siempre responde cuando el profesor pregunta. Además posee las mejores notas.
  • El odioso: Siempre anda con mala cara, nunca presta nada ni dice nada. Mira con mala cara a los demás, aunque nadie sabe porqué.
  • El que tiene miedo escénico: Se pone rojo cuando tiene que hablar delante de todos, pero muy en el fondo es adorable y pana.
  • El chico malo: Siempre hay uno, lo reconoces porque se viste de negro, molesta a los demás y falta a casi todas las clases. Los profesores suelen llamarle la atención, pero es amado por las chicas.
  • El hiperactivo: Nunca se queda quieto, nunca deja de hablar. Molesta a todos en el salón, inclusive a los pobres docentes.
  • El preferido del maestro: Siempre hay algún alumno por el cual el docente siente cierto aprecio; tanto así, que si falta a la clase, el profesor pregunta por él.
  • El adulador: Siempre tiene un cumplido para el docente, le trae un libro o habla de cualquier cosa, con tal de que el profesor se dé cuenta de su presencia.
  • El pegado: Siempre está perdido, nunca sabe cuándo hay que entregar los trabajos, vive prácticamente en su mundo de paz y felicidad.
  • El sifrino: Siempre exhibe su ropa de marca, sus últimas adquisiciones electrónicas, sus viajes y habla de los lugares que ha visitado, pero en la clase, ni pregunta.
  • El relajado: Este ejemplar suele dejar todo para última hora, por lo que corre a pedir apuntes y hacer todo rápido el domingo en la noche para entregarlo el lunes a las 7:00 am
  • El estresado: Siempre está angustiado por los trabajos, parciales, trabajo, exposiciones, la situación del país y nunca se toma un tiempo para relajarse.
  • El amargado: Libre dios que alguien hable de más en clase o que el profesor se demore cinco minutos en llegar, porque este estudiante se molesta y ya quiere hacer una lista para entregar en la Escuela.
  • El que se queja: No ha empezado la clase y se queja; se queja si ya empezó la clase. Se queja porque es lunes, porque es martes o miércoles. Se queja porque mandaron tarea y si no la mandan, también se queja.
  • El que nunca va: Capaz no te des cuenta de si estudia o no contigo, porque nunca asiste a clases. Lo peor es que pasa el semestre y nadie sabe cómo lo hizo.
De seguro te identificaste, o a alguno de tus amigos, con uno o muchos de estos personajes. Cuéntanos acá en los comentarios o en nuestras redes sociales cómo son tus compañeros de clases y, desde luego, cómo eres tú en las clases.
♦Luis E. Martínez