Escribe un texto de la mejor manera

Algunos consejos para que escribas un texto de la mejor manera. Recuerda, todo está en la práctica y en ser un escritor y lector habitual

Escribe un texto de la mejor manera
La buena escritura y la buena ortografía deberían ser como el “pan nuestro de cada día”. Es que en cualquier momento en el que tengamos que dejar una huella escrita, deberíamos hacerlo de manera correcta y apropiada. Lo sabemos, a muchas personas no se les hace fácil, pero tampoco es una tarea titánica.
Si eres de los que se les hace difícil escribir o redactar bien, no te preocupes, acá te dejamos algunos tips para que aprendas a expresarte de manera escrita lo mejor posible.

HORA DE ESCRIBIR

  • Mucha lectura: es indiferente lo que decidas leer, cuentos, revistas, historias o, sencillamente, el periódico, pero que sea algo que esté realmente bien escrito. Esto incide directamente en la manera correcta en la que se escribe, porque el cerebro va procesando la información y la memoriza. De esta forma no volverás a tener errores u “horrores” ortográficos.
  • Mucha escritura: Toda práctica lleva a la perfección. Si quieres ser buen atleta, debes entrenar mucho; lo mismo si deseas escribir bien. A medida que más escribas, mejor será tu escritura; además podrás identificar cuáles son tus principales fallas y corregirlas.
  • Mucha investigación: Antes de comenzar a escribir acerca de algo, lo ideal es que te documentes al respecto. Averigua si ese tema en el que quieres incursionar tiene algún estilo en particular, para que puedas hacerlo de la mejor manera. Recuerda tener a mano un diccionario o la Real Academia de la Lengua Española (RAE) -esta es la Biblia de todo el que escriba-.
  • Mucha claridad: Debes tener claro desde un principio de qué va el texto y cuál objetivo quieres lograr con eso. De esta forma podrás redactar tus ideas de mejor manera y ordenarlas en función de lo que quieres. Recuerda que si no estás claro, pausa y vuelve al paso anterior.
  • Mucha fluidez: Evita las palabras rebuscadas o expresiones demasiado elaboradas, no busques que un texto simple parezca una carta emitida por el Congreso Federal de algún país. Recuerda que escribes para que otros te entiendan y no todos manejan el mismo vocabulario.
  • Mucho borrador: Tanto para borrar como para ensayar. Antes de sentarte y escribir de lleno, haz un borrador. Léelo, analízalo y corrígelo. Ve cuáles son los errores y fallas del texto. Plasma todas las ideas que te vengan a la mente acerca del tema o de lo que quieras escribir.
  • Mucha revisión: revisa cuantas veces sea necesario ese borrador, corrígelo y verifica con un diccionario y las normas que dictan la santa Biblia de la RAE. Chequea que no tengas muletillas, ideas sueltas o confusas. También está pendiente de que hayas tratado cada punto de la mejor manera. Si lo necesitas tacha, borra, cambia cosas, o agrega cosas.
  • Mucho descanso: Una vez hayas hecho todo lo anterior, deja descansar el texto y tu mente. Tómate un tiempo y lee alguna otra cosa o distráete con algo. Ahora sí, regresa y dale una última revisada, capaz consigas uno que otro detallito que quieras corregir.
  • Mucha retroalimentación: A veces resulta conveniente que otra persona lea el text, pero asegúrate de que sea alguien con buena ortografía, si no será peor el remedio que la enfermedad. Puedes buscar a algún profesor o experto en el tema.
  • Mucha hoja blanca: Ahora sí, una vez listo ese borrador, siéntate con calma y escribe tu tema. Esto es verificado por muchos expertos, quienes aseguran que es lo mejor: escribir en una hoja blanca, puesto que ante un borrador, será mucho más fácil redactar un documento.
♦Luis E. Martínez