Un ucabista en el Banco Interamericano de Desarrollo

Ignacio De León es egresado en Derecho de esta universidad y uno de los 25 especialistas del área de Competitividad, Tecnología e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo

Un ucabista en el Banco Interamericano de Desarrollo

Ignacio De León es abogado egresado de esta casa de estudios.  Forma parte de un grupo de 25 especialistas del área de Competitividad, Tecnología e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, siendo el único abogado, entre economistas e ingenieros.

De León realiza su labor, encargándose de la parte jurídica y legal de los proyectos de tecnología e innovación. Su división trabaja en el desarrollo de la institucionalidad para programas de innovación en América Latina, a partir de distintos niveles de políticas públicas.

En el cono sur se desarrollan muchos programas de tercera generación en cuanto a comercialización tecnológica

.

Este abogado se ha encargado de trabajar mayormente en El Caribe y Centro América. Además de la institucionalidad, De León cuenta que el Banco tiene un portafolio de distintos grupos temáticos para desarrollar políticas públicas.

Una mirada al futuro tecnológico

El campo que más maneja este ucabista es el área de comercialización de la propiedad intelectual, dado que es el único abogado del grupo. Entre algunos de sus proyectos, están los trabajos acerca de la economía colaborativa, que trata de ver cómo impactan los negocios disruptivos en las regulaciones locales.

Entre los proyectos más interesantes con los que trabaja, desde hace tres años ha estado involucrado en proyecto con El Caribe para el desarrollo de tecnología Blockchain, un tipo de base de datos formada por cadenas que impiden la modificación del contenido una vez publicado, y el desarrollo de Bitcoin, una criptodivisa.

Más específicamente, intentan desarrollar aplicaciones, basándose en esta tecnología, para la monetización de creaciones artísticas en El Caribe. Esta iniciativa representaría una manera diferente de desarrollar el Blockchain, para que el artista monetice sin tener que pasar por los procesos de registro de la propiedad intelectual.

♦ Katherine González