¿Tiene salida la crisis económica venezolana?

En un foro realizado en la UCAB,  el economista Asdrúbal Oliveros aseguró que el modelo económico que maneja el gobierno no permite avizorar medidas que solventen problemas como inflación y escasez

¿Tiene salida la crisis económica venezolana?

"Venezuela está pasando por la mayor crisis económica que ha sufrido cualquier país de Latinoamérica desde 1980". La sentencia es del economista Asdrúbal Oliveros, socio director de la firma de análisis Ecoanalítica, quien participó en el foro "Perspectivas 2017" organizado por la Escuela de Administración y Contaduría de la UCAB y realizado recientemente en el Aula Magna de esta universidad.

"Desde 2014  hasta ahora se ha producido un decrecimiento económico de 25% y desde 2011 el tamaño de la economía venezolana ha disminuido casi 300 millardos de dólares. Es importante destacar que estas caídas normalmente la sufren países afectados por desastres naturales o guerras. Ese no es el caso de Venezuela"

En su ponencia, el economista también advirtió que la inflación está aumentando de forma brusca y el poder adquisitivo de los ciudadanos se está destruyendo aceleradamente.  Según sus cálculos, en 2016 el aumento de precios en el país fue de 125 % y para 2017 se estima que la cifra llegue a 800 %, "algo que además ocurrirá sin que haya ningún crecimiento económico".

La mayor preocupación de Oliveros es que no observa señales que modifiquen positivamente el panorama. Cree que el Ejecutivo Nacional seguirá aplicando una política económica similar a la que ha manejado hasta ahora, sustentada en el control de precios,  la restricción en el acceso a las divisas, el ataque a la empresa privada, el fortalecimiento de los llamados CLAP y la corrupción.

«El gobierno actual ha tomado una posición radical en la defensa de los modelos que nos han traído hasta acá».

Para ejemplificar lo anterior, Oliveros se refirió particularmente al control cambiario, las  múltiples tasas de cambio que existen en el país y la corrupción que genera.

«La gente dice que el sistema cambiario es pernicioso y debería cambiarse. Ahí estamos de acuerdo. ¿Por qué no lo cambian? La razón no es económica, es política. El Estado importa aproximadamente 11 mil millones a 65 bolívares por dólar, en promedio. ¿Se imaginan los negocios que se hacen al reportar dólares a 65 bolívares y venderlos en el otro mercado? Quien pueda adquirir dólares a tasa preferencial, fácilmente podrá venderlos según indique el mercado paralelo. Con el monto ganado, podrá adquirir muchos más dólares y repetir el ciclo. De esa forma, evidentemente, se crean riquezas inimaginables».

La situación política del país es otra de las razones por las que el analista es tan poco optimista respecto al futuro inmediato. Oliveros cree que el clima de confrontación y la incapacidad de entendimiento entre los principales actores políticos hacen muy difícil la generación del consenso necesario para lograr cualquier mejora.

"Cualquier solución a los problemas económicos pasa por tomar decisiones políticas", adviritó dejando en el aire más preguntas que respuestas sobre lo que le espera al país y a sus ciudadanos.