La UCAB exige el cese de la represión y criminalización a manifestaciones pacíficas

En un comunicado difundido este 12 de abril, las autoridades de la Universidad Católica Andrés Bello criticaron el "uso irresponsable e ilegal de la fuerza" por parte del Ejecutivo Nacional en contra de las recientes protestas registradas en el país y pidieron investigar los excesos cometidos en el control del orden público porque "pueden constituir crímenes de lesa humanidad"

La UCAB exige el cese de la represión y criminalización a manifestaciones pacíficas

Este miércoles 12 de abril, las autoridades de la Universidad Católica Andrés Bello ofrecieron una rueda de prensa para fijar posición sobre la actuación de los organismos de seguridad del Estado frente a las protestas registradas en el país en la última semana en contra de las sentencias del Tribunal Supremo que inhabilitaron a la Asamblea Nacional y a favor de la restitución del orden constitucional.

El encuentro estuvo encabezado por el rector, Francisco José Virtuoso, el Cardenal Jorge Urosa Savino -arzobispo de Caracas y Canciller de la UCAB- y el Padre Rafael Garrido -Provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela y Vicecanciller de esta casa de estudios- quienes leyeron un comunicado en el que denunciaron el despliegue de una "represión indiscriminada y sistemática contra la población civil"  y el "uso irresponsable e ilegal de la fuerza" por parte del Ejecutivo Nacional.

En el documento, las autoridades aseguraron que la Universdad Católica "no debe ni puede permanecer callada frente a la violación de derechos humanos y la impunidad".

Calificaron como "aberrantes"  acciones represivas como el uso de armas de fuego, el disparo de bombas lacrimógenas hacia centros hospitalarios y centros comerciales y  el lanzamiento de estos artefactos desde helicópteros del Estado.

Los representantes de la UCAB exigieron al gobierno nacional el cese de la criminalización de las manifestaciones pacíficas y  las detenciones arbitrarias, advirtieron que no "se pueden sacrificar los derechos humanos con el pretexto de restaurar el orden público" y pidieron investigar "de manera independiente y exhaustiva" los excesos cometidos en el control del orden público, porque "configuran graves infracciones del derecho internacional y pueden constituir crímenes de lesa humanidad".

Igualmente recordaron que la protesta es un derecho consagrado en la Constitución Nacional  y llamaron a quienes deseen ejercerla a hacerlo "en el marco del respeto a las leyes y a los ciudadanos, evitando todo tipo de violencia que tergiversa los más nobles propósitos".

A continuación el texto completo del comunicado, que también está disponible para descarga aquí

         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *