La represión de abril vista por dos fotógrafos ucabistas

Dos jóvenes estudiantes de comunicación social de la UCAB se han dado a la tarea de registrar y difundir con sus cámaras las agresiones ocurridas durantes las protestas venezolanas de este año.  Este es el testimonio de sus palabras y sus imágenes

La represión de abril vista por dos fotógrafos ucabistas

En el último mes de protestas se ha evidenciado que Venezuela atraviesa una crisis comunicacional. Más allá de las políticas erradas de los gobernantes, la inseguridad o la escasez de los productos básicos, los ciudadanos están padeciendo la escasez de información. La censura o autocensura de los medios convencionales dificulta al venezolano la posibilidad de mantenerse al día sobre lo que está sucediendo en la calle.

En medio de este panorama, las redes sociales y medios digitales han ganado terreno y se han convertido en la ventana principal a través de la cual se han podido dar a conocer los acontecimientos del país no solo en Venezuela sino en todo el mundo.

Son varios son los reporteros gráficos, videógrafos y periodistas que han asistido a las marchas de abril con el propósito de registrar los atropellos cometidos por los cuerpos de seguridad y dar a conocer lo que las televisoras nacionales no presentan.

Dos fotógrafos ucabistas forman parte de ese grupo. Con ellos conversamos sobre su trabajo. Éste es el testimonio que dejan sus palabras y sus imágenes acerca de un momento único que está cambiando la historia del país.

“ES UN SENTIDO DE RESPONSABILIDAD”

Joshua Argüello tiene 19 años de edad y es estudiante del sexto semestre de comunicación social en la UCAB. Cuando inició la carrera, su padre le regaló una cámara.  “Hizo una buena asociación: cámara y comunicación social van de la mano” afirma. Desde entonces ha profundizado sus conocimientos sobre el tema y ha tratado día a día de aplicarlos en la práctica.

Argüello confiesa que siempre tuvo interés en la fotografía de calle y por eso se ha dedicado a registrar rincones de Caracas. Sin embargo, asegura que desde antes de iniciar las protestas y dado el cerco informativo que existe en las grandes cadenas de televisión, se despertó en él un sentido de responsabilidad por dejar constancia de lo que le sucede a los manifestantes en las marchas.

“Quizás no tenga todavía un titulo de comunicador social, pero siento que puedo aportar mi grano de arena desde lo que sé como estudiante. He querido llevar a la práctica todo lo que he aprendido en la universidad. Siento que el tema fotográfico sirve como un catalizador social, una sociedad informada puede manejar mejor los problemas que le aquejan.”

24 de abril de 2017. Manifestantes arman barricada en Altamira. Foto: Joshua Argüello.

El estudiante no trabaja para ningún medio aunque ya ha publicado su trabajo en redes. Afirma que ser independiente le da la ventaja de tener su propia línea editorial, pero confía en su ética y responsabilidad social a la hora de publicar su trabajo.

Por eso asegura que siempre trata de “dejar a un lado sus cargas ideológicas y apegarse a la objetividad que define al periodismo”, y  sostiene que sus imágenes tienen la intención de informar a una sociedad desinformada, para que de esta manera, las personas sepan qué actitud y decisiones tomar ante la situación actual que está atravesando Venezuela.

“Tienes una voz, hay que usarla. Todo el mundo puede contribuir de alguna manera. Una persona que vea el suceso, puede redactar algo y publicarlo o difundir información entre los vecinos. En este momento no pueden existir limitaciones. Si existen, deben ser superadas.”

10 de abril de 2017. Manifestante en traje arma barricada en Las Mercedes. Foto: Joshua Argüello.

Contrario a lo que muchos puedan pensar, Joshua  cree que el miedo es clave para pensar con claridad  en medio de situaciones extremas como las que le ha tocado vivir.   “Si suprimes el miedo dejas de tener ese sentido de supervivencia y te lanzas a la zona de peligro sin tomar precauciones. Se trata de encontrar un balance entre el temor y la confianza en ti mismo.”

Insiste en que en las actuales circunstancias todo fotógrafo debe sumar a sus herramientas de trabajo equipos de seguridad como cascos,  guantes y chalecos antibalas. “Yo todavía no tengo uno pero lo estoy buscando porque el problema está escalando, y en unos meses no serán bombas ni perdigones, serán balas.”

Si deseas conocer más del trabajo de Joshua Argüello, puedes seguirlo a través de su cuenta en instagram: @srbalder

6 de abril de 2017. Reporteros y manifestantes se resguardan mientras son bombardeados con gases lacrimógenos. Foto: Joshua Argüello.

24 de abril de 2017. Incendian camiones dentro de un campamento de seguridad vial ubicado en la autopista Francisco Fajardo al nivel del Centro Comercial Ciudad Tamanaco. Foto: Joshua Argüello.

24 de abril de 2017. GNB devuelve a su lugar tapa de alcantarillado usada en una barricada. Foto: Joshua Argüello

“MI MANERA DE PROTESTAR ES IR A HACER FOTOS”

Gustavo Vera, estudiante de 21 años del sexto semestre de comunicación social, es otro fotógrafo que sintió la necesidad de dejar constancia a través de imágenes sobre lo que acontece en las movilizaciones que se están dando en el país. En el año 2008 comenzó a familiarizarse con la fotografía practicando con una cámara Canon T3I de su padre. Sin embargo, confiesa que para entonces su ejercicio era intuitivo y se basaba en mera atracción, porque desconocía cualquier tipo de técnica.

Con el apoyo de sus amigos fue adquiriendo conocimientos fotográficos, algo que ha formalizado desde que entró a estudiar comunicación social en la UCAB. Actualmente es beca trabajo en el Departamento de Producción Audivisual de la Escuela, lugar que  -asegura- le ha agudizado los sentidos y  le ha ayudado a expandirse en el área profesional y personal.

Cuando iniciaron las protestas, Vera salía a tomar fotos por su cuenta y las difundía por sus redes sociales, incluyendo descripciones periodísticas que pudieran informar a las personas. Sin embargo, sentía que era necesario buscar un canal adicional para que sus fotografías llegaran a una audiencia más grande; con esa premisa comenzó a enviar su trabajo al portal web elestimulo.com y luego de una entrevista se convirtió en colaborador del medio.

En el “campo de batalla”, Gustavo ha aprendido que cada manifestante tiene un rol. Así como algunos marchan, otros brindan primeros auxilios y algunos combaten en la primera línea, él consiguió su propia manera de protestar.

“No me veo izando banderas, ni en un grupo de choque, ni lanzando piedras. Me veo informando a las personas a través de mis imágenes y lo que publico en mis redes”.

3 de mayo de 2017. Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana durante marcha opositora. Foto: Gustavo Vera

El estudiante ucabista también ha descubierto que las imágenes más noticiosas o interesantes de una marcha no siempre se consiguen en la primera línea de la protesta –o zona roja, como la llaman– .  “Las personas de atrás también tienen cosas que contar. Atrás está la gente que ayuda, la que da apoyo moral…”

En cuanto al comportamiento que debe asumir un reportero gráfico en estos sucesos, Gustavo lo tiene claro: “hay ser más reflexivo que visceral”.  Considera necesario controlar el miedo, debido a que en diversas ocasiones se pueden presentar escenarios difíciles. Advierte que quienes no sepan manejar sus emociones al ver personas gravemente lesionadas o se desesperen en medio de una cortina de gases lacrimógenos, pueden buscar otras maneras de aportar.

“He visto gente desangrándose o personas muy heridas, gente que pierde la conciencia por momentos, gente asfixiada con asma en el piso. Hay que asumir que tienes que controlar tus emociones para hacer tu trabajo. Yo me sensibilizo más, registro lo que está sucediendo y ahí es donde filtro mis sentimientos. Siento molestia, indignación, vergüenza, tristeza, dolor… es algo que creo he dejado ver en mis fotos.”

El ucabista coincide en que es necesario contar con el equipo de protección a la hora de registrar una manifestación (cascos, máscaras antigás, chalecos antibalas, etc.) debido a que la represión se ha tornado desmedida. Recuerda a los jóvenes no tomar riesgos innecesarios, aunque la pasión y la adrenalina te tienten a hacerlo.

“Tenemos que saber hasta dónde llegar. Roberto Mata dijo recientemente algo que es verdad: ‘Ninguna foto vale la vida’. Uno tiene que conocer sus límites porque si mueres ¿quién ve esa foto?”.

Si deseas conocer más del trabajo de Gustavo Vera, puedes seguirlo a través de su cuenta en instagram: @gustavoavfc

22 de abril de 2017. Encapuchados enfrentándose a cuerpos de seguridad durante El Plantón. Foto: Gustavo Vera

3 de mayo de 2017. Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana durante marcha opositora. Foto: Gustavo Vera

27 de abril de 2017. Homenaje a Juan Pernalete. Foto: Gustavo Vera

4 de abril de 2017. Manifestante enfrentándose a funcionarios de la PNB. Foto: Gustavo Vera.

♦ María Alejandra Valera