De experiencias educativas exitosas a la realidad venezolana

Este 13 de junio se celebró en la UCAB el "III Encuentro de Educación de Calidad" organizado por la Escuela de Educación. En el evento se presentó el modelo educativo finlandés como ejemplo de superación y se evaluó la situación del sector venezolano a partir de la modificación del currículo de enseñanza para bachillerato y los efectos que podría traer la Constituyente

 

De experiencias educativas exitosas a la realidad venezolana

Andrés Bello decía: “Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al que no tiene, cualquiera lo compra”. La frase engloba la necesidad que tiene cada persona de formarse y combatir la ignorancia por su propio bienestar.

El “Tercer Encuentro de Educación de Calidad: Experiencias exitosas vs realidad a revertir” realizado este martes 13 de junio en la UCAB  se enfocó en dos aristas: la presentación de casos nacionales e internacionales que demuestran que es posible la superación de la población a través de la enseñanza y  la evaluación de la situación venezolana actual.

El Cónsul General de Finlandia, Fredrik Kurowski Egerstom, fue el encargado de abrir la jornada para conversar sobre el sistema educativo de su país, considerado uno de los mejores del mundo.  El representante diplomático explicó cómo a partir de 1970 esta nación -que era fundamentalmente agrícola- pasó a ser reconocida por su  educación, innovación y tecnología.

“La filosofía que ha llevado a la educación finlandesa a ser lo que es parte de la creencia de que en cada aula se está formando el futuro del país y que a través de buenos profesores, se pueden lograr mejores resultados. El Estado, el profesor y la empresa trabajan juntos para la buena educación de los jóvenes, promoviendo la educación vocacional, el arte, la cultura, los proyectos de vida, el pensamiento crítico, la creatividad, el manejo de los cambios y la comunicación”.

Kowski explicó que una de las claves del desarrollo de su país es que las mayores inversiones están enfocadas en la educación, tanto la de los jóvenes como la de los profesores.  “Finlandia ha logrado demostrar que el profesor siempre debe ser una persona competente, ya que este es un ejemplo a seguir para sus estudiantes”.

De acuerdo al portal universia.es, Finlandia es uno de los cuatro países que más dinero invierte en educación. “La educación en este país es gratuita, de accesibilidad universal y se financia en su totalidad con la recaudación de impuestos. Es considerada por el gobierno como uno de los derechos fundamentales que tienen todos los ciudadanos, y debe su éxito en parte a esto y en parte a la gran inclusión de toda la población, independientemente de su sexo, edad, nacionalidad, situación económica o discapacidad”.

REALIDAD NACIONAL Y PROBLEMAS A RESOLVER

Además del ejemplo finlandés, durante el evento organizado en la UCAB varios ponentes resaltaron casos positivos en Venezuela como el trabajo que lleva a cabo la Asociación Venezolana de Educación Católica a través de su red de instituciones o la realización de las Olimpíadas de Matemática y Castellano.

En cuanto a los problemas y riesgos, la profesora Migdalia Ledezma, coordinadora de la mención de Ciencias Sociales de la Escuela de Educación de la UCAB, hizo énfasis en las críticas que han recibido tanto los libros de la llamada “Colección Bicentenario” (textos escolares  producidos por el Ministerio de Educación para la enseñanza de distintos contenidos en educación primaria y media) como la reciente propuesta de modificación del currículo de enseñanza para bachillerato hecha por el Ejecutivo.

(Ver también: La reforma al currículo educativo de educación media sigue en suspenso)

Ledezma señaló que estas iniciativas solo han tenido la  intención de “ideologizar a los estudiantes” a favor de una visión política relacionada con el gobierno.

Recordó que el artículo 102 de la Constitución señala que la “la educación es un servicio público y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática basada en la valoración ética del trabajo y en la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social, consustanciados con los valores de la identidad nacional y con una visión latinoamericana y universal. El Estado, con la participación de las familias y la sociedad, promoverá el proceso de educación ciudadana, de acuerdo con los principios contenidos en esta Constitución y en la ley”.

“El Estado no se ha limitado solo a eso, sino que se ha dedicado a imponer en primer lugar la importancia de las fuerzas armadas, llevando la militancia a las aulas de clase, dejando en último lugar a la familia y el desarrollo personal”.

Durante el encuentro, Fausto Romero, educador y representante de la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Privada -seccional Caracas (ANDIEP),  hizo referencia a la convocatoria a Constituyente.  Señaló que aunque  el sector educativo ha sido llamado a participar en la elección de representantes ante esa Asamblea, la concepción es sectaria porque no garantiza el sufragio universal.

“El Estado carece de la data que engloba a todos los venezolanos y los diferentes grupos necesarios para que realmente sea una constituyente de universal participación”.

Romero también mencionó el carácter ilegal de las reuniones que está promoviendo el Ministerio de Educación en colegios y liceos sobre el tema a través de la llamada “Constituyente Educativa”. Señaló que tales encuentros son actos de proselitismo político que “según las leyes no se deberían producir en las escuelas”.

Ya a finales de mayo, la Escuela de Educación de la UCAB emitió un comunicado en el que precisamente rechaza las jornadas de la Constituyente Educativa por considerar que violan el artículo 12 de la Ley de Educación al convertir las escuelas en “espacios para el desarrollo de actividades de proselitismo político y difusión de ideas vinculadas con la actividad de una parcialidad política particular”.

♦ Katherine González