Francisco Virtuoso: “Se ha consumado un golpe contra la democracia”

El rector de la UCAB ofreció una entrevista al diario colombiano El Tiempo, en la cual denunció que Venezuela quedó sumida en una dictadura tras la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. El sacerdote advirtió que en las próximas semanas se agravarán los problemas de gobernabilidad, violencia y represión y pidió a los países de la región decisión para encarar las acciones del gobierno.

Francisco Virtuoso: “Se ha consumado un golpe contra la democracia”

Cómo el “día más triste de la historia política de este país al menos en los últimos 50 años” definió el rector de la Universidad Católica Andrés Bello la jornada de este domingo 30 de julio en Venezuela.

En una entrevista concedida al diario El Tiempo de Bogotá, el sacerdote jesuita ofreció una evaluación de las implicaciones de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, señalando que a través de la misma “se ha consumado un golpe contra la democracia a pesar de que la mayoría de la población le ha pedido, le ha exigido al Gobierno que detenga esta acción”.

Virtuoso calificó los comicios en los que se escogieron a los más de 500 miembros de la Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro como “un fraude a la Constitución y a la soberanía popular” impuesto de manera “brutal”, por lo que advirtió que avizora “una Venezuela más confrontada, en un escenario de violencia, en un juego político caotizado, con instituciones que van a gozar de muy poca credibilidad y una Presidencia de la República muy cuestionada”.

A continuación parte del texto de la entrevista:

¿Cómo evalúa la jornada? El Gobierno asegura que la votación ha sido masiva y en paz.

“Hoy pasará como el día más triste de la historia política de este país al menos en los últimos 50 años. Se ha consumado un golpe contra la democracia a pesar de que la mayoría de la población le ha pedido, le ha exigido al Gobierno que detenga esta acción. Las elecciones de hoy (domingo) forman parte de un fraude a la Constitución y a la soberanía popular, son una imposición brutal de un pequeño grupo que es el que dirige el Gobierno, que cuenta con un respaldo que no va más allá del 20 por ciento, contra el 80 por ciento de la población. Esta mayoría ha intentado por toda vía pacífica, de la manifestación, por la vía de la opinión pública, por la vía de las encuestas, ha exigido que se suspenda el acto. La mediación internacional tampoco ha servido y el Gobierno se ha empeñado en llevar adelante esa propuesta”.

¿Cuáles van a ser los resultados?

“Son los que se han visto este domingo: una presencia en los centros electorales muy menguada por más que se quieran inflar los números. Las imágenes, por más que las quieran restringir, van dejando en evidencia que la participación es una gran mentira y una gran estafa. Los centros electorales fueron cubiertos fundamentalmente con gente llevada a los centros bajo amedrentamiento y la presión, en medio también de una gran represión. Todos los actos de protestas que se tenían planificados para hoy han sido sofocados bajo la represión brutal de la Guardia Nacional y los cuerpos de seguridad”.

¿Cómo amanece Venezuela con esta constituyente?

“Amanecemos en dictadura. Amanecemos con una población mayoritariamente más enfrentada contra el Gobierno, una gran mayoría de la población dispuesta a seguir luchando y un grupo en el poder que se va a creer que tiene más control político cuando no es así. Un grupo en el poder con la ilusión de que ha logrado vencer cuando en realidad ha quedado al descubierto. Vamos a tener una Venezuela más confrontada, en un escenario de violencia, en un juego político caotizado, con instituciones que van a gozar de muy poca credibilidad y una Presidencia de la República muy cuestionada”.

¿Habrá cohabitación de poderes? Voceros del Gobierno dicen que sí.

“No, creo que ese escenario no está planteado. Es decir, coexistirán en el sentido que pareciera que inicialmente la Asamblea Nacional podrá seguir existiendo, pero nominalmente no va a ser reconocida, aunque no era reconocida, ahora lo será menos. El gran problema de la constituyente que se instalará tras esta elección es que no solo quieren hacer una nueva Constitución sino legislar, gobernar y asumir todas las instituciones del Estado. Por eso digo que vamos a tener un caos, una Constitución que se pretende cambiar contra la mayoría de la gente, una Presidencia menguada en sus capacidades”.

¿Cómo queda la gobernabilidad?

“Muy mal, eso es el gran problema. Vamos a tener el intento por gobernar el país desde la constituyente, pero que no goza de ningún tipo de reconocimiento. Realmente va a emitir actos de gobierno que no van a ser acatados”.

En menos de 24 horas han sido asesinadas 9 personas en protestas contra la constituyente y el Gobierno. ¿Qué mensaje recibe la comunidad internacional?

“Esto es una muestra realmente lamentable de lo que venimos diciendo. En la medida en que esta situación se mantenga vamos a tener una violencia ‘in crescendo’ y por eso es tan importante que los países de la región traten de encarar al Gobierno con decisión. Debe plantarse la región contra esta represión y este Gobierno autoritario. ¿Cómo es posible que aún no tengamos la posibilidad de constituir una mayoría, por ejemplo en la OEA, para hacer un planteamiento más duro y enfático sobre la situación que atraviesa Venezuela?”.

♦Para leer la entrevista publicada originalmente en el portal del diario El Tiempo de Bogota, haga clic aquí.