Entre salón y salón, AIESEC UCAB promueve el liderazgo juvenil

La ONG con presencia en 128 países cumplió 27 años desarrollando en la universidad una intensa labor de formación de estudiantes, a través de acciones de voluntariado, intercambio cultural y prácticas profesionales dentro y fuera de Venezuela

Entre salón y salón, AIESEC UCAB promueve el liderazgo juvenil

Cada semana los chicos de AIESEC UCAB se distribuyen y pasan por las aulas de esta casa de estudios promocionando las oportunidades que dicha organización ofrece a los estudiantes universitarios y futuros profesionales.

AIESEC es una asociación global sin fines de lucro gestionada por estudiantes o recién graduados menores de 30 años de edad, fundada en el año 1948 por jóvenes de diferentes países de Europa con la finalidad de proveer a los estudiantes y profesionales, en diferentes áreas, la oportunidad de desarrollar el liderazgo y el crecimiento personal.

En sus inicios, AIESEC  se encargaba de promover el intercambio entre estudiantes a través de acciones de voluntariado, con el propósito de dar a los jóvenes la posibilidad de conocer gente de otras culturas, promover el respeto y entendimiento mutuo y, con ello, contribuir a evitar una Tercera Guerra Mundial.

Para el año 1990, la organización se da cuenta de que el propósito ya no era prevenir otra guerra sino brindar a los jóvenes experiencias que pudieran servirles en el campo laboral, ya que entonces muchas empresas trasnacionales buscaban mano de obra calificada entre las nuevas generaciones. Fue así como se incorporó la iniciativa de intercambio de pasantías profesionales en todo el mundo.

Actualmente, la ONG agrupa a más de 100 mil miembros en 2.400 universidades de 128 países y funciona como una plataforma juvenil de acción social e inserción laboral.

“Los miembros de AIESEC son voluntarios que durante toda su carrera universitaria tratan de desarrollar al máximo sus habilidades y de hacer la diferencia en los entornos que les rodean: sus universidades, sus comunidades, sus ciudades, sus países, su mundo”, se lee en una máxima de presentación publicada en su sitio web oficial, aiesec.org.ve

En Venezuela, la organización está presente desde el año 1958 e involucra a 24 universidades en varios estados del país. En la UCAB trabaja desde 1990.

Tanto en los programas de pasantías profesionales como en los de voluntariado internacional, AIESEC se encarga de prestar y ofrecer la mejor experiencia a los aspirantes pues son ellos el reflejo de lo que es la organización.

Ayimileth Ocampo, presidenta del Comité Local UCAB  de la ONG para el periodo 2018-2019, es la encargada de guiar a los postulantes durante el proceso de selección y entrevista, y una vez inscritos y aceptados en el programa, se encarga de hacerles seguimiento.

“Desde que la solicitud o aplicación para algún programa u oportunidad se abre, el aspirante se encuentra respaldado y apoyado por un integrante del área a la que aplica y una vez que la solicitud es validada y la persona ya se encuentra afuera, se le sigue brindado apoyo hasta el momento en el que regresa al país o la experiencia termina”.

Numerosos ucabistas han tenido oportunidad de desarrollar su potencial de liderazgo, crecer como profesionales y aprender de las experiencias de voluntariado dentro y fuera de Venezuela gracias a AIESEC.

Paola Novella, egresada de la nuestra casa de estudios como comunicadora social, se trasladó a Omán en Oriente Medio una vez que culminó la carrera y gracias a las referencias de amigos y allegados se puso en contacto con AIESEC UCAB, buscando una oportunidad de empleo. La organización ayudó a que el proceso fuera más rápido:

‘’Tuve mi entrevista un viernes a las 11 pm –hora de Omán- y para el lunes me dijeron que había sido aceptada. Actualmente soy Senior Brand Communication Specialist en Adidas para toda la región’’.

Como ella, Jonathan “Jota” Velásquez, de 25 años de edad, se postuló para un trabajo de voluntariado en la ciudad de Pereira, Colombia,  y cuenta cómo esta oportunidad le cambió la vida y lo ayudó a reforzar sus valores.

“Trabajar en esa ONG en Colombia que ayudaba a promover la educación a niños con discapacidad cognitiva me permitió tener una perspectiva de la vida totalmente distinta, sentía que la experiencia me llenaba y cada jueves que iba a trabajar con esos niños me sentía súper alegre”.

Aquellos que deseen conocer más de AIESEC UCAB e incorporarse a sus filas de voluntarios pueden acercarse a su oficina ubicada en el segundo piso del módulo 2 del Edificio de Aulas.

También pueden obtener más información sobre los programas y la organización global a través de su página web http://aiesec.org.ve/  o su cuenta @aiesecvenezuela en redes sociales.

♦María José Rodríguez