Estudiantes de ingeniería dejaron en alto el nombre de la UCAB

Alumnos de la Escuela de Ingeniería Informática de la universidad consiguieron los primeros lugares en dos importantes competencias celebradas en Caracas y Puerto Ordaz, gracias a tres innovadoras tesis de grado y un prototipo de videojuego de educación financiera

Estudiantes de ingeniería dejaron en alto el nombre de la UCAB

La excelencia académica e iniciativa innovadora de los ucabistas siguen dejando frutos,  esta vez gracias a los alumnos de la Facultad de Ingeniería.

Recientemente, tres tesis de pregrado desarrolladas por estudiantes de la Escuela de Ingeniería Informática obtuvieron los primeros lugares en el IV Concurso Nacional de Trabajos Especiales de Grado, evento organizado por la Sociedad Venezolana de Computación (SVI) en el marco de la Conferencia Nacional de Computación, Informática y Sistemas (CONCISA 2017)

La competencia se efectuó a finales de octubre en la sede de UCAB Guayana en Puerto Ordaz y en ella participaron alumnos de varias casas de estudio del país, incluyendo la Universidad Central de Venezuela, la Universidad de Los Andes, la Universidad Simón Bolívar y la Universidad Marítima del Caribe.  

El alumno Ronald Oribio Ruiz se alzó con el primer puesto gracias a su “Sistema Inteligente de Transporte Distribuido basado en redes Mesh”.  El proyecto consistió en desarrollar un equipo para vehículos dotado de un software  especial que permite al conductor  hallar la ruta menos congestionada a partir de la data descentralizada que comparten unidades similares instaladas en otros automóviles.

“Esto se logra instalando dentro de cada vehículo un dispositivo inteligente con wifi, GPS y una representación virtual de las vías de la ciudad.  Al transitar por las calles, los vehículos intercambian información sobre su ubicación y velocidad de deplazamiento, utilizando estos datos como indicadores de la congestión. Luego, esta información es transmitida  por instrucciones de voz al conductor, quien puede así escoger por qué calles movilizarse. Además de ayudar al conductor a llegar más rápido a su destino, este sistema es más económico de implementar y mantener. También ofrece mayor precisión y cobertura ya que es capaz de reportar el estado del tránsito por cada lugar que transiten los vehículos, sin limitarse a arterias e intersecciones principales como suele ocurrir con los sistemas tradicionales”.

El tesista logró crear el prototipo y evaluar su funcionamiento mediante modelos de simulación por computadora y experimentos de campo, demostrando su impacto y utilidad para los usuarios. 

Ahora se encuentra en la búsqueda de socios y expertos de otras áreas como ingeniería civil, telecomunicaciones, computación y electrónica, para terminar  el concepto y realizar un plan piloto de instalación en Caracas. 

Como ucabista, Oribio se manifestó orgulloso de haber logrado este reconocimiento a nombre de la universidad.

“Además del conocimiento técnico, la UCAB inculcó en mí consciencia social y comunitaria. Sin duda, esos valores le han dado un propósito mayor a mi carrera. Siento que el trabajo que eralicé representa esos valores y demuestra la calidad profesional y humana que llevamos todos los ucabistas. Haber ganado cimienta ese hecho”.

 

Además del trabajo de Ronald Oribio, otras dos tesis ucabistas fueron premiadas en esta competencia: la primera,  el “Sistema de Despistaje de Enfermedades mediante la exploración de imágenes digitales usando la técnica de Iridología” (análisis de fotografías oculares relacionadas con distintas dolencias), el cual  fue desarrollado por los estudiantes Adriana Da Rocha y Pedro Villarreal y se llevó el 4to. lugar.

También fue laureada con el 5to. puesto una “Aplicación móvil para ubicación e información de espacios físicos de una universidad utilizando realidad aumentada y  NFC”, la cual fue presentada por los estudiantes Teddy Sears y Sandra Villamizar como una herramienta para teléfonos Android capaz de identificar de manera interactiva y fiable los lugares de la UCAB.

Estas tesis ya habían conseguido las máximas calificaciones al momento de su presentación en la universidad.  Para el director de la Escuela de Ingeniería Informática, Rafael Lara,  la premiación extramuros ratifica la calidad de la formación brindada en las aulas ucabistas.

“Este tipo de reconocimientos adquiere gran relevancia, sobre todo en el contexto en el que estamos inmersos actualmente, ya que desde bien temprano en la carrera los estudiantes se van preparando para un entorno competitivo, que exige una entrega total en lo que se hace. Por un lado, es gratificante saber que todo el empeño colocado por los profesores de nuestra Facultad de Ingeniería y nuestra Escuela rinde sus frutos;  por el otro, se siente un gran orgullo ver ese esfuerzo transformado en una realidad reconocida por terceros: la validación de un modelo, que desde el primer día se aplica en nuestra Escuela”.

Un videojuego de “cuarto bates”

Pero no solo los tesistas dejaron  en alto el orgullo ucabista. El estudiante de ingeniería informática Omar López  consiguió el primer lugar en el  “Reto de Innovación 2017”, competencia interuniversitaria organizada por el Banco Plaza con el objetivo de desarrollar un proyecto de videojuego de educación financiera para adolescentes.

El certamen se desarrolló en varias etapas. En la primera, López recibió una cátedra de desarrollo de videojuegos por un profesor de la India, luego de lo cual se le asignó el reto de armar un grupo de trabajo que debía generar en una semana un prototipo del videojuego.

Así fue como se convirtió en el gerente de proyecto, programador  y diseñador audiovisual del “Equipo Bricks” (nombre que le puso en honor a  la compañía Brick 25 Digital Solutions que tiene registrada) y le tocó convocar como compañeros a Jonás León (estudiante de ingeniería en telecomunicaciones), Leonardo Olimpo (cursante de economía), Ángelo Cardona (estudiante de recursos humanos de la Universidad Simón Rodríguez)  Jordán Ríos (estudiante de administración de la Universidad de Carabobo) y Hans Ajani (estudiante de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Santiago Mariño) quienes colaboraron en el diseño y ejecución del programa.

“El juego lo llamamos ‘Juega o quiebra’ y su intención es enseñar a adolescentes entre 13 y 18 años cosas como ahorrar y emprender. Como era imposible crear en tan poco tiempo un prototipo real del video juego con actores, historias y animaciones, mi decisión fue centrarnos en diseñar gráficamente el concepto y el marco general de estrategias y experiencia de usuario. Gracias a eso logramos tener una presentación concisa y robusta”, comentó Omar López.

La idea general fue presentada en video ante un jurado especializado así como ante estudiantes con edades comprendidas entre 12 y 17 años, quienes debían evaluarla y seleccionar la que más le gustara.

Al final, el Equipo Bricks se impuso ante otros tres competidores, incluyendo el grupo de la Universidad Simón Bolívar, lo que le valió a López y a sus compañeros un premio de Bs.2.000.000 y la oportunidad de participar a futuro en la ejecución final del prototipo junto al equipo que designe el banco.

Ser ucabistas y demostrar la calidad de lo que hemos aprendido en esta universidad nos dio relevancia desde el principio del evento; tanto que nos llegaron a llamar los cuarto bates (risas) -mencionó López.  Para mí haber ganado este concurso es un validador de los conocimientos que he adquirido durante mis estudios en la universidad y una forma de unir a un equipo bajo una misma visión,  ya que esto nos motivó a estudiar, a prepararnos y a abonar el camino que viviremos en los próximos años como profesionales”.

 

El director de la Escuela de Ingeniería Informática invitó  a mirarse en el espejo de estos muchachos y recordó que sí existen oportunidades de desarrollo en el país para las nuevas generaciones.

“Con su esfuerzo, su dedicación y su ingenio, estos jóvenes son inspiración para otros aún más jóvenes, quienes posiblemente se vean desalentados por la situación actual. Y a otros no tan jóvenes como nosotros, sus tutores y profesores, nos recuerdan que bien vale la pena continuar apostando por la formación de nuestros estudiantes. Venezuela y el mundo están ávidos de personas, no sólo talentosas, sino formadas con un conjunto de herramientas y principios, que sean capaces de transformar sus conocimientos en acciones útiles para la sociedad”.

 ♦Efraín Castillo

 Ver también:  Estudiantes ucabistas triunfaron en competencia internacional de derechos humanos