Techos Seguros, respuesta ucabista a las balas perdidas

La Escuela de Ingeniería Industrial de la UCAB comenzó a desarrollar un material de construcción que busca minimizar el impacto de las balas en techos y ventanas de viviendas con el fin de reducir la cifra de muertos y heridos por esta causa

Techos Seguros, respuesta ucabista a las balas perdidas

En el marco de #RetoPaís, programa que la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) impulsa para generar propuestas de incidencia pública que contribuyan a mejorar la situación social de Venezuela, la Escuela de Ingeniería Industrial de esta casa de estudios, en alianza con la agencia de marketing DLB Group, dio inicio al proyecto  “Reto País: Techos Seguros”, cuyo objetivo es desarrollar un material de construcción que, aplicado a casas y otras estructuras, sea capaz de contener la velocidad de las balas perdidas y minimizar la cifra de heridos y muertos por esta causa.

Según datos documentados por el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC por sus siglas en inglés), para el año 2015 Caracas, Maturín, Valencia y Ciudad Guayana ocupaban respectivamente los puestos 1, 5, 7 y 11 en el ranking de ciudades más violentas de América Latina y el Caribe; a su vez, entre 2014 y 2015 Venezuela reportó 70 incidentes de disparos al aire en los que 57 personas resultaron muertas y otras 23 fueron heridas.

Además, resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida de la Población Venezolana (ENCOVI 2017) indican que seis de cada 10 habitantes del país (59%) consideran que la inseguridad personal ha aumentado y 58% teme ser robado o atacado en su propia vivienda, cifra que llega a 73% en las principales ciudades.

Joao De Gouveia, director de la Escuela de Ingeniería Industrial de la UCAB y líder de la iniciativa, informó que Techos Seguros busca hacerle frente a esta realidad, principalmente en las zonas populares, por ser las más vulnerables ante esta situación.

También  pretende contribuir con los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) planteados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), específicamente el objetivo 11, el cual propone  para el año 2030  “lograr que ciudades y asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sustentables”.

“DLB Group acudió a la universidad con esta iniciativa, y la Escuela de Ingeniería Industrial la tomó de inmediato como parte del compromiso que tiene para con el país. En el proceso de investigación probaremos de todo: desde telas hasta bambú, no hay ideas malas. El objetivo final es que, si las balas llegasen a entrar a las edificaciones, su velocidad se vea reducida hasta el punto de no ser capaz de causar lesiones”.

De Gouveia indicó que  DLB Group está aportando el financiamiento para la fabricación del prototipo y la UCAB está poniendo su conocimiento y tecnología.

 “Tenemos los recursos monetarios, la gente y los laboratorios. Solo nos falta la información”, destacó De Gouveía, quien también indicó que el proyecto se realizará en dos partes.

El 6 de abril arrancó la primera etapa en las instalaciones de la universidad con el evento “Techos Seguros: Visitas Inesperadas”, actividad en la que miembros de la comunidad ucabista contaron sus experiencias –directas e indirectas– con respecto a las balas perdidas y se sumaron al proyecto aportando ideas para crear un punto de partida.

La segunda fase, que consta de la construcción del prototipo y las pruebas posteriores con balas reales, comenzará a desarrollarse a partir del 27 de abril. Se prevé que el material esté listo en el mes de julio, al finalizar el año académico.

La iniciativa “Reto País: Techos Seguros” está liderada por De Gouveia junto a los profesores Maria Isabel López y Pedro Cadenas, miembros del Centro de Investigación y Desarrollo de Ingeniería (CIDI) de la UCAB.

Los estudiantes y docentes interesados en participar u obtener más información, pueden dirigirse a la Escuela de Ingeniería Industrial ubicada en el segundo piso del edificio de Laboratorios, en el campus de Montalbán.

Hablan los estudiantes

 

Alba Mattiuzzo, estudiante que asistió al evento del 6 de abril, destacó la importancia del proyecto para las personas que viven en las comunidades populares.

“Se sentirán atraídos a esta solución. En una Venezuela tan insegura, es una forma innovadora de proteger vidas”.

Asimismo Evelyn Correia, alumna que ha sido testigo de accidentes con balas perdidas, definió la propuesta como “sencilla e innovadora”.

A continuación, más fotos del evento Techos Seguros: Visitas Inesperadas.

 

Mariann Clareth Palacios