¿Quiénes fueron los personajes que dan nombre a los espacios de la universidad? (I)

El Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza s.j. y el auditorio Guido Arnal son edificaciones del campus ucabista de Montalban que ostentan el nombre de dos rectores que, con su labor, contribuyeron a levantar esta casa de estudios y a mantenerla firme durante tiempos difíciles

¿Quiénes fueron los personajes que dan nombre a los espacios de la universidad? (I)

Del edificio de aulas al centro cultural, pasando por el Aula Magna o el Cincuentenario, muchas estructuras de la Universidad Católica Andrés Bello se caracterizan por su gran belleza arquitectónica.

Pero más allá del atractivo visual, las edificiones, salas y auditorios de esta casa de estudios están identificadas con el nombre de personajes significativos para la historia de la universidad, aunque resulten desconocidos para muchos miembros de la comunidad.

Por esta razón, El Ucabista  da inicio a una serie de artículos en los que revelará un poco más de la vida y obra de esos hombres y mujeres cuyos nombres y apellidos se ven en las placas identificadoras de muchos espacios. 

Esta primera entrega está dedicada al Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza s.j. (Biblioteca nueva) y el Auditorio Guido Arnal,  estructuras que honran a quienes fueron  rectores de la UCAB.

Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza s.j.

El 22 de marzo del 2013 la UCAB inauguró este increíble edificio en conmemoración a sus 60 años de fundada. Con 13.500 metros cuadrados de construcción, está compuesto por cuatro pisos, un sótano, tres auditorios y una sala de exposiciones, además de albergar la nueva sede de la biblioteca.

¿Quién fue Carlos Guillermo Plaza?

Fundador y primer rector de la Universidad Católica Andrés Bello, Carlos Guillermo Plaza nació en Caracas el 11 junio de 1907. Fue sacerdote jesuita, filósofo, pedagogo, teólogo y psicólogo. En el año 1927 decidió ingresar a la Compañía de Jesús, en el novicio Loyola, donde inició sus estudios humanísticos. Posteriormente, en Marneffe, Bélgica, cursó filosofía y ciencias. En Valkenvurg, Holanda, se graduó de Teología y fue ordenado sacerdote en Marneffe. Además, realizó  un postgrado en la Universidad Gregoriana de Roma, Italia.

A su regreso a Venezuela, en el año 1943, se desempeñó como profesor de teología y sagrada escritura. De ahí, pasó al Colegio San Ignacio. En el año 1945 tuvo la iniciativa de fundar la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), entidad que agrupó a todas las instituciones educativas de inspiración cristiana que funcionaban en el país.

Entre 1950 y 1952 se desempeñó como representante de Venezuela ante la UNESCO. De vuelta al país ocupó la presidencia de la Comisión Episcopal de Educación, mientras promovía la fundación de la Universidad Católica Andrés Bello,  la cual abrió sus puertas en octubre de 1953 en la esquina de Jesuitas, en el centro de Caracas, en medio de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Se convirtió en el primer rector de la UCAB, cargo que ejerció hasta 1955.  En este año, fue nombrado Secretario General del Secretariado de Educación de la Compañía de Jesús para América Latina, razón por la cual  se trasladó a Río de Janeiro (Brasil), donde trabajó hasta 1956.  Nuevamente en Venezuela, se desempeñó como Decano de la Facultad de Humanidades de la UCAB hasta el 18 de enero de 1975, día en que falleció. 

Entre otras actividades desarrolladas a lo largo de su vida destaca su trabajo como asesor de la Sagrada Congregación de Estudios del Vaticano (1948 -1970) y su labor como colaborador  de la revista SIC  de la Fundación Centro Gumilla desde el año 1943.

 

Auditorio Guido Arnal

Ubicado en la entrada del edificio de laboratorios (perteneciente a la Facultad de  Ingeniería), este salón está abierto desde el año 1965, cuando se inauguró el campus de Montalbán de la UCAB. Originalmente, fue utilizado como espacio para dictar clases de materiales de construcción en la escuela de ingeniería, pero hoy día es un moderno auditorio con capacidad de albergar a 80 personas y dotado de tecnologías que permiten a los estudiantes conectarse con otras latitudes.

En febrero del año 2015 este espacio fue bautizado con el nombre de Guido Arnal Arroyo, en honor a este ingeniero ucabista, quien es además el único rector laico que ha tenido  la  UCAB en sus 64 años de historia. 

¿Quién fue Guido Arnal Arroyo?

Nació en Caracas en el año 1931. Cursó educación superior en la Universidad Católica Andrés Bello y se graduó cum-laude en Ingeniería Civil en el año 1958, como parte de la primera promoción de la casa de estudios.

Sus inicios en la enseñanza se dan cuando, siendo aún estudiante, se convirtió en preparador de la materia Descriptiva. Una vez graduado, decidió seguir en la docencia e impartió las cátedras de Geometría Descriptiva y Resistencia de Materiales en la UCAB, rol que ejerció durante más de 30 años, hasta 1990. Posteriormente sería profesor en las facultades de ingeniería de la  Universidad Central Venezuela (UCV) y la Universidad Santa María (USM).

Además de la docencia, en la UCAB Arnal desempeñó los cargos de director de la Escuela Ingeniería Civil (1960-1967), decano de la Facultad de Ingeniería (1967-1972), vicerrector académico encargado del Rectorado (1972-1974) y rector, puesto que ocupó entre 1974 y 1990.

Durante su ejercicio, le tocó enfrentar una época muy difícil para la universidad. Según reseña El Ucabista Magazín en su edición 128 (agosto-octubre 2013), cuando asumió como máxima autoridad universitaria, el panorama de la UCAB se caracterizaba por clases suspendidas, expulsiones y autoridades cuestionadas por enfrentamientos ideológicos. Con una visión inclusiva , Arnal Arroyo logró restablecer el equilibrio y construir una UCAB diferente y positiva.

“Arnal fue un rector muy acertado, preocupado por los procedimientos. Permitió el debate universitario”, mencionó el sacerdote Luis Ugalde en el artículo publicado por El Ucabista Magazín.

Guido Arnal también ocupó importantes cargos en el país. En la lista se cuentan el de Ministro de Estado para la Educación Superior, Ciencias y Tecnología (1991) y el de presidente de Fundayacucho (1994-1996). A su vez fue fundador de la Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat,  donde ocupó el Sillón XII.

Durante su vida, recibió condecoraciones como la  Orden del Libertador (grado Comendador) la Orden Francisco de Miranda (1ra Clase), Orden Andrés Bello (Banda de Honor) y Orden 27 de Junio (1ra Clase).

El 12 de septiembre de 2015 falleció en Caracas. 

♦Texto: María José Rodríguez/Fotos: Jesús Fonseca (Fachada edificaciones)