Los empleados ucabistas disfrutaron la segunda edición de Somos UCAB

Dinámicas de grupo, teatro, bailoterapia, karaoke y hasta la realización de un sancocho comunitario fueron algunas de las actividades que los trabajadores ucabistas compartieron durante este encuentro, organizado por la universidad para fortalecer los vínculos de sus colaboradores

Los empleados ucabistas disfrutaron la segunda edición de Somos UCAB

Desde tempranas horas de la mañana, este sábado 21 de abril se realizó en el campus de Montalbán de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) este evento organizado por la institución, con la idea de fomentar la unión entre los empleados de esta casa de estudios a través de diversas actividades de reflexión y esparcimiento.

La segunda edición de Somos UCAB comenzó con un acto de bienvenida en el Aula Magna, en el que las palabras de apertura estuvieron a cargo del rector, Francisco José Virtuoso, quien explicó que en la situación en la que se encuentra el país lo más importante es mantener a  la universidad cohesionada.

 “Somos UCAB es una iniciativa que congrega a la comunidad en su universidad. Aquí están los empleados que ocupan las distintas funciones de apoyo y servicio a esta institución. Eso es lo que queremos, sentirnos todos una gran comunidad con una misión común, en donde todos tenemos un puesto, todos somos importantes y tenemos una tarea relevante que llevar adelante. Queremos sentirnos una gran familia, que sueña, lucha y comparte un propósito y objetivos en común. Por eso este evento lo que intenta es fortalecer nuestra identidad, nuestro sentido de organización para sentirnos una familia que tiene una tarea y, esa tarea es salir adelante, triunfar y vencer la adversidad”

Tras la bienvenida, los trabajadores pudieron disfrutar de la obra teatral “El Generalito” , escrita por el dramaturgo argentino, Jorge Díaz, y producida por Teatro UCAB en colaboración con la Fundación Medatia.

 

Durante la puesta en escena, los actores interactuaron con el público, y entre risas, lágrimas y aplausos,  los empleados se conectaron con la historia que dio paso a la siguiente actividad de reflexión, en la que el equipo de Fundación Medatia  dividió a los asistentes en equipos para que compartieran, se conocieran y desarrollaran pequeñas puestas en escena con diferentes mensajes positivos para el país.

Para los amantes del ritmo, se realizó una bailoterapia en la entrada del Centro Loyola, en la que los trabajadores de la UCAB quemaron calorías y liberaron estrés al ritmo de la música.

Simultáneamente, otros empleados se encontraban ya en las mesas dispuestas en el lugar esperando el “sancocho” que, desde tempranas horas de la mañana, cocinaban los organizadores de este evento.

 

Rafael Mujica, investigador del Centro de Investigación y Desarrollo de Ingeniería (CIDI) agradeció a la universidad por este evento que permite espacios recreativos para los trabajadores ucabistas.

“Esta actividad me pareció muy interesante, sirve para drenar una cantidad de tensiones  y, sobre todo, compartir con el resto de la comunidad, lo cual es muy enriquecedor para nosotros como trabajadores” 

 

La coordinadora de actividades extra-académicas de la Escuela de Derecho, Argelia Perozo, explicó que este tipo de actividades fortalecen la identidad de los trabajadores como parte de la comunidad ucabista, por lo que agradeció la invitación a participar en el evento.

“La jornada de hoy estuvo estupenda porque nos da ese espíritu que necesitamos para seguir adelante, nos identifica a todos como miembros de una familia y nos hace responsables del cambio” 

 

 

El director de Recursos Humanos, Josué Bonilla, explicó que la motivación principal de Somos UCAB es fortalecer los vínculos entre los colaboradores de la universidad.

“Para la universidad es fundamental consolidar estos espacios de encuentro que nos permiten reflexionar, incluso divertirnos, pero sobre todo encontrarnos con nuestros compañeros de trabajo. Consolidar un sentido de comunidad, además transmitir que juntos somos mucho más fuertes como institución. La Universidad Católica Andrés Bello tiene una responsabilidad con el país hoy y es convertirse en una referencia, un faro de luz ante la oscuridad”.

El evento cerró con una fiesta de karaoke para aficionados en la que las risas amenizaron el ambiente.  El compromiso de los asistentes fue el de seguir trabajando con más fuerza para seguir haciendo de la universidad no solo un gran lugar para trabajar sino la mejor casa de estudios del país.

♦Texto: Lesslie Mendoza/Fotos y video: Jesús Fonseca