#TBTUCAB: Así comenzó la construcción de la primera biblioteca del campus Montalbán

Hace 54 años se iniciaron las obras de uno de los tres primeros edificios que se erigieron en la sede actual de la universidad,  gracias a la donación de un millón de bolívares que hizo la compañía petrolera Shell.  Aquí un poco más de esa historia retratada en imágenes

#TBTUCAB: Así comenzó la construcción de la primera biblioteca del campus Montalbán

La segunda entrega del #TBTUCAB  (sección que se publica los días jueves y en la que se muestra una foto del pasado a la usanza de la tendencia Throwback Thursday o TBT, tan popular en redes sociales) está dedicada a unas fotografías que registran el acto simbólico con el que en el año 1964 se colocó la primera piedra del edificio de la biblioteca de la Universidad Católica Andrés Bello en Montalbán.

La historia retratada en estas imágenes comenzó a principios de la década de los 60, cuando las autoridades de la UCAB iniciaron la búsqueda de una sede amplia, porque las instalaciones de la esquina de Jesuitas, en el centro de Caracas (donde funcionaba la Católica desde 1953) ya se hacían pequeñas. 

En 1963 el sueño comenzó a hacerse posible, luego que la familia Vollmer donó un terreno de 32 hectáreas en la zona de Antímano y el 12 de febrero se dio inicio al desarrollo del nuevo campus ucabista.

 

Volviendo a las fotografías, según datos aportados por el padre Jesús María Aguirre -profesor de la Escuela de Comunicación Social- el sacerdote que aparece realizando la bendición y firmando el acta de inicio de los trabajos  de construcción de la biblioteca es Luigi Dadaglio,  nuncio apostólico en Venezuela, lo que sugiere  la importancia que para la iglesia católica tenía la ejecución de esta obra pues fue el representante del Vaticano quien encabezó el acto.

 

Acompañaban a Dadaglio el padre Víctor Iriarte (quien era provincial de los jesuitas en Venezuela y sostiene con sus manos la piedra fundacional) y Daniel Álvarez, sacerdote español que había estado asignado a Cuba y se encontraba exiliado en Caracas luego de la llegada al poder de Fidel Castro.

En las imágenes también aparecen ejecutivos de la compañía Shell, trasnacional petrolera que donó 1 millón de bolívares ($232.000 al cambio de la época), fondos gracias a los cuales fue posible levantar la estructura. 

 

Junto con el módulo 1 y 2 del edificio de aulas y los laboratorios de Ingeniería, la biblioteca  fue una de las primeras tres edificaciones que se inauguraron en 1965, cuando la UCAB comenzó la mudanza oficial desde la esquina de Jesuitas a su sede actual. 

Además de dar cabida a las salas de consulta bibliográfica para los alumnos, en los tres pisos del edificio funcionaron durante varios años las oficinas del rectorado, los vicerrectorados, la secretaría y otras dependencias administrativas.

53 años después de su inauguración, el inmueble tiene una fachada modernizada de mosaicos amarillos y ya no alberga la biblioteca, pues en 2013 la misma fue trasladada al imponente Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza que se ubica justo a su lado.

En él funcionan actualmente varias dependencias académicas; y aunque hoy los miembros de la comunidad universitaria  lo conocen simplemente como “biblioteca vieja”, sigue siendo una estructura icónica del campus y un testigo en concreto de la historia que han protagonizado varias generaciones ucabistas.

(Ver también: #TBTUCAB: La pasarela Antímano-UCAB cumple 20 años)

♦Lesslie Mendoza