Conociendo el Marco común europeo de referencia para las lenguas

Es un modelo utilizado mundialmente para determinar el grado de comprensión y expresión que una persona tiene de un idioma determinado. En este artículo, se explica cuáles son sus criterios y cómo los ucabistas pueden aplicarlos para practicar

Conociendo el Marco común europeo de referencia para las lenguas

No es un acuerdo político o económico, pero tiene alcance global. Fue presentado por el Consejo de Europa en el año 2001 y se trata de un modelo utilizado por educadores a nivel mundial que busca estandarizar los criterios con los cuales se mide el nivel de comprensión y expresión (oral y escrita) de un idioma determinado.

Esos parámetros son aplicados en el ámbito de la enseñanza lingüística: para las orientaciones curriculares, competencias y perfiles del profesor y las del estudiante.

El Marco común europeo de referencia para las lenguas (MCERL) facilita la manera de evaluar y comprobar en los alumnos el dominio de un idioma, ya que satisface las necesidades comunicacionales y permite a medios educativos otorgar certificados con validez internacional (IELTS, DELF, DALF, entre otros)  que definen el nivel en el que se encuentra la persona.

Se divide en seis niveles (del más básico a dominio total): A1, A2, B1, B2, C1 y C2.

  • A1: la persona es capaz de reconocer y comprender palabras y expresiones de uso cotidiano e inmediato. Puede presentarse a sí mismo y a otros; habla de sus pertenencias y puede comunicarse efectivamente en situaciones básicas si su interlocutor habla despacio y con claridad.

¿Cómo practicar?: Se recomienda usar aplicaciones como Duolingo, Babbel, Tiny Cards, Elsa y Busuu. Dentro del campus, el UCAB English Camp es una buena opción, pues el participante podrá sentar, guiado por expertos en el idioma, las bases del inglés y además practicar de manera divertida lo que aprenda. Se puede obtener más información sobre este campamento a través de @CDLE_UCAB, cuenta oficial del Centro para el Desarrollo de Lenguas Extranjeras (CDLE) en Twitter e Instagram.

  • A2: El individuo comprende e identifica información corriente referida a contextos sociales y profesionales básicos y habituales. Describe, de forma sencilla, información sobre su pasado, su familia, tareas cotidianas y su entorno.

¿Cómo practicar?: Se sugiere la inscripción en algún instituto especializado para crear las bases teóricas y prácticas del idioma. En la UCAB, el CDLE tiene convenios con el CVA, Fyr Lois y Wall Street English (para aprender inglés)  y con el Goethe Institut (para formarse en alemán). Es importante que la persona, además de lo que pueda aprender por su cuenta, sea asesorada por profesionales; de esa manera adquiere más confianza en las lecciones que ya domina.

  • B1: Indica que la persona está capacitada para comprender los puntos clave de un texto y escribe textos sencillos coherentes. Puede desenvolverse en situaciones conocidas (básicas) si se encontrara de viaje en un país donde hablen esa lengua. Describe experiencias personales, deseos y acontecimientos; opina y explica planes.

¿Cómo practicar?: Son buenas opciones escuchar canciones, ver series de televisión o películas en el idioma que se aprende con subtítulos en español. También funciona leer cuentos para niños y usar diccionarios bilingües para hacer listas con palabras, tanto en el idioma que se aprende como el equivalente en español. Los ucabistas pueden optar por alguno de los talleres dictados por el CDLE: How to write an abstract, How to make effective presentations, Tips para mejorar la pronunciación de francés, los cuales son muy útiles para fortalecer el uso del idioma.

  • B2: Quien alcanza este nivel extrae ideas centrales de artículos elaborados (abstractos o complejos), crea textos detallados y claros sobre diferentes temas, es natural y fluido al momento de comunicarse con hablantes nativos y puede defender su punto de vista ofreciendo pros y contras de alguna situación determinada.

¿Cómo practicar?: El CDLE cree en la inmersión lingüística para el aprendizaje de un idioma; por eso recomienda participar en sus clubes de conversación, porque el estudiante debe hablar y compartir ideas, en inglés o francés, con otros compañeros que tienen un nivel similar. Los interesados en preinscribirse pueden obtener información aquí.

  • C1: La persona reconoce sentidos implícitos en textos complejos, es espontáneo al hablar y flexible en el uso oral y escrito del idioma en situaciones académicas, laborales y cotidianas. Su manera de expresarse es estructurada, correcta y detallada.

¿Cómo practicar?: Los convenios de la UCAB incluyen a empresas como CAEP y Kaplan, que ofrecen la experiencia de estudiar un idioma en otro país  con profesores nativos de la lengua y participar en un intercambio cultural.

  • C2: Es el nivel más alto. Quien lo ha alcanzado comprende y expresa sin esfuerzo todo aquello que escucha, habla, lee o escribe. Además, es capaz de notar cambios en cuanto a inflexión, fonética y demás códigos no literales del idioma.

¿Cómo practicar?: Cualquier interacción con nativos del idioma (a través de aplicaciones, foros e incluso redes sociales) será de mucha ayuda; una de las opciones es participar en el programa de inmersión dual virtual que existe entre AUSJAL y AJCU (intercambio virtual entre un ucabista y un estudiante de las universidades adscritas a tales convenios, donde ambos se benefician ya que se habla en inglés y español sobre un tema específico y por un tiempo determinado). También es útil leer libros y eliminar los subtítulos cuando se ven películas o programas de TV.

Para más información sobre la oferta semestral del Centro para el Desarrollo de Lenguas Extranjeras, los interesados pueden acudir a su oficina en el campus de Montalbán, ubicada el módulo 1, piso 5, del edificio de aulas.

También pueden escribir al correo cdleucab@gmail.com o seguir la cuenta @CDLE_UCAB en Twitter e Instagram.