Llaman a dirigencia estudiantil a reorganizar la lucha política desde las aulas

Durante una tertulia organizada por el Centro de Estudios Políticos de la UCAB, el diputado Miguel Pizarro y el fundador de la red Caracas Mi Convive, Roberto Patiño, pidieron al movimiento estudiantil retomar en las universidades las actividades de debate sobre la recuperación de la democracia

Llaman a dirigencia estudiantil a reorganizar la lucha política desde las aulas

Este jueves 18 de octubre,  dos dirigentes juveniles de la generación de 2007 se reunieron en el campus de la UCAB en Montalbán, como invitados especiales del Politikafé  “¿Y qué tal si nos activamos?”, tertulia organizada por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la universidad (CEPYG)

Roberto Patiño, cofundador del movimiento Caracas Mi Convive, y Miguel Pizarro, diputado a la Asamblea Nacional, conversaron con estudiantes ucabistas sobre la tarea que les toca como ciudadanos para ayudar a la organización social y retomar el rescate de la democracia.

Las inquietudes de los participantes apuntaron a responder preguntas como ¿Por qué fracasó la Unidad?, ¿Cómo incertivar a la gente para que tenga un rol activo?, ¿Qué nos une?, ¿Cómo incentivar a la gente de los barrios a que vuelvan a creer en algo? o ¿Qué nos toca hacer como ciudadanos para salir de esto?.

Pizarro y Patiño -miembros del partido Primero Justicia y egresados de la UCV y de la Universidad Simón Bolívar, respectivamente- hablaron de lo que hacen y aprenden en sus interacciones con los sectores populares de los municipios Sucre (Miranda) y Libertador (Distrito Metropolitano), donde cada uno promueve la formación del liderazgo comunitario.

Ambos coincidieron en que lo más importante en la actualidad para recuperar la confianza en el ejercicio de la política en Venezuela es “la honestidad”, lo que pasa por admitir las equivocaciones y errores y hablar con la verdad.

 

Miguel Pizarro abordó más ampliamente un balance del desarrollo político de los últimos años y señaló que hay dirigentes que privilegian “hacer lo que es popular en lugar de las cosas que son útiles”.

Mencionó que para crear una fuerza organizada que permita luchar contra los que coartan las libertades ciudadanas es necesario hacer cosas que no levantan muchas simpatías, como, por ejemplo, ofrecer ciertas garantías a los sectores que todavía acompañan al Gobierno para propiciar que se resquebrajen sus lealtades.

También criticó el inmediatismo y la inclinación a buscar “soluciones en un semestre”, en detrimento de la organización a más largo plazo.

“Somos la única generación que extraña algo que no conoce”, dijo el diputado sobre la aspiración de los más jóvenes de vivir en democracia. “Lo que más me afecta es que nunca imaginé que iba a vivir en carne propia un libro de historia de otro país”, comentó sobre la réplica que en Venezuela se está haciendo de las políticas comunistas empobrecedoras que se aplican desde hace 60 años en Cuba.

Por eso, instó a “no normalizar lo que no es normal”, y a mantener el espíritu de protesta y rechazo ante tantas calamidades.

Por su parte, Roberto Patiño destacó el papel de la dirigencia universitaria. “Yo no estoy de acuerdo con los que dan por perdido el movimiento estudiantil”, afirmó Patiño, quien señaló a los estudiantes que, así como se ha retomado el ejercicio del activismo político casa por casa, la tarea política en las universidades “debe hacerse salón por salón”.

Fue insistente en invitar a organizar actividades “seguras”, dentro de las universidades o en recintos donde se pueda debatir sin temer por la integridad física de los que participan, y usar más el “boca a boca” en lugar de las redes sociales para hacer las convocatorias.

Patiño dijo que hay consenso en el país sobre el diagnóstico de la crisis nacional, de que su origen es político y de que es “una crisis total”. “Quien diga que sabe cómo se sale de esto te está mintiendo”, señaló Patiño para significar que los acontecimientos políticos y sociales son impredecibles.

Los panelistas coincidieron en la necesidad de mantener vigente la lucha por el rescate del voto como el mecanismo para conseguir la paz en Venezuela y de luchar por construir las condiciones para ejercerlo nuevamente. El líder de Caracas Mi Convive dijo que su apuesta es por la “construcción de una Venezuela con tres apellidos: solidaria, productiva y democrática”.

El director del CEPyG, Benigno Alarcón, dijo con preocupación que algunos estudios demoscópicos indican que se está instalando en los sectores más pobres la idea de que “no se puede hacer nada, y se están rindiendo”.

Reiteró su planteamiento de promover una organización social que presione por la realización de primarias abiertas con selección múltiple, sin la participación del CNE, que permita definir un liderazgo que conduzca la recomposición de las fuerzas democráticas.

En el mismo sentido, Pizarro señaló que independientemente del desarrollo de los acontecimientos, que escapan al control de cualquier sector, tendrá que ser mediante el voto como se retome el camino para la reinstitucionalización nacional y se ponga fin a este período oscuro de manera pacífica.

♦Texto: Elvia Gómez/Fotos: Andrea Alas

*Este artículo fue originalmente publicado en Politikaucab.net, revista informativa del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB.