Personalidades venezolanas invitaron a seguir construyendo país

Valentina Quintero, Luis Carlos Díaz, Andrea Guédez, Germán García Velutini y Amelia Medina se reunieron en la UCAB, junto a Anna Vaccarella, para aportar ideas que fomenten el cambio positivo. La tertulia dio cierre a las jornadas de Reto País iniciadas el pasado 30 de noviembre

Personalidades venezolanas invitaron a seguir construyendo país

Solidaridad, creación, servicio, resistencia. Estas fueron algunas de las palabras que predominaron este 01 de diciembre en el Aula Magna de la UCAB, donde tuvo lugar la tertulia “Yo asumo el reto”, convocada por el rector, Francisco Virtuoso,  en el marco de las jornadas de Reto País y la Feria del Libro del Oeste de Caracas. 

Ante más de 100 representantes de organizaciones civiles de regiones como Zulia, Monagas, Lara, Trujillo y Caracas, cinco personalidades del medio cultural, social y económico del país relataron  los desafíos que afrontan cada día como venezolanos y expusieron sus razones para seguir luchando por el cambio social.

El evento fue presentado por el propio Virtuoso y moderado por la periodista Anna Vacarella. Participaron como contertulios el empresario y director de Fe y Alegría, Germán García Velutini; los periodistas Luis Carlos Díaz y Valentina Quintero; la líder juvenil ucabista, Andrea Guédez; y la dirigente comunitaria, Amelia Medina.

¿Cómo enfrentar las dificultades diarias?

La dinámica de la conversación se basó en  tres rondas de intervenciones en las que cada uno de los invitados respondió una pregunta.

La primera interrogante buscó indagar en cómo hacen para hacerle frente a las dificultades del país. 

Dar alegría en contextos difíciles, tejer redes de solidaridad, estar al servicio del otro y vivir el hoy fueron los argumentos predominantes.

Para Amelia Medina – dirigente comunitaria y directora del Centro La Consolata, en el que se brinda atención educativa, alimentacion y acompañamiento a más de 200 niños del sector Carapita del oeste caraqueño-  enfrentar los problemas diarios de la Venezuela actual, hay que darse la oportunidad de imaginar algo distinto al presente.

“Hay que darse la oportunidad de soñar. Si no sentimos alegría con el servicio que damos, no podemos promover la participación de otros. Actualmente vivo en la parte alta de Carapita, en la Consolata, ayudando a niños y jóvenes que incurren en delitos gracias a las pocas oportunidades que tienen. Muchas personas dicen que la pobreza no puede ser causa de delincuencia pero la falta de herramientas morales, espirituales y económicas muchas veces son el campo de cultivo donde se gesta a todos estos delincuentes. A partir de eso, decidimos soñar con un proyecto que nos ayudara a formarlos de manera de que sean parte de la solución del problema y no solo el problema”.

Por su parte, el periodista Luis Carlos Díaz (especialista en tecnología y política, promotor de alianzas ciudadanas y miembro del equipo de conductores del programa radial de César Miguel Rondón) relató como la diáspora de su familia y amigos más cercanos lo ha llevado a descubrir la importancia de crear redes de ayuda que le permiten afrontar situaciones de su vida diaria. 

“A mí me pasó una particularidad y es que he formado una red de solidaridad y amigos ante la crisis. Llegué a ese punto del conflicto en el que, con la emigración, perdí a toda mi familia y amigos. Hice amigos nuevos y también  se fueron. Es por esto que la red me ha permitido tener un apoyo en esos momentos en que la soledad me pega.”

La comunicadora social Andrea Guédez (quien fuera dirigente del movimiento estudiantil ucabista y actualmente trabaja como docente de la Escuela donde se tituló licenciada)  y el empresario Germán García Velutini (directivo del Banco Venezolano de Crédito y quien estuvo secuestrado en el año 2013) dijeron enfocarse en el presente y en el trabajo necesario para influir positivamente en las personas.

“Una forma, para mí, de afrontar las dificultades es enfocandome en el hoy. Hace unos días estaba leyendo un reporte de la CIA del año 2016, en donde indicaban que todos los días mueren 213 mil personas, es decir, que ayer hubo 213 mil personas que hoy ya no están. ¿Por qué digo esto? Porque hoy estamos aquí y es el único momento que tenemos para hacer las cosas. Si dejamos de hacer las cosas o decimos que las haremos luego o lo dejamos para la otra semana, llegamos al punto de no hacer nada. El hoy es la herramienta más importante para trabajar, es el motor que nos permitirá hacer cambios en nuestras vidas”, indicó Guédez. 

“Luego de haber pasado 11 meses secuestrado, muchos amigos y conocidos me indicaron que podía crear o fundar una ONG que ayudara a los secuestrados. Luego de pensarlo mucho, decidí no hacerlo porque Venezuela ya tiene demasiados lideres, decidí más bien hacer algo enfocado en el Fe y Alegría. Ahí me di cuenta que mi  trabajo es hacer que los niños no se conviertan en secuestradores”.

La periodista Valentina Quintero  cerró la primera ronda indicando que para ella el sentido de pertenencia y amor por su país son los motores que la inspiran a seguir apostando por la mejora de la situación, incluso cuando la realidad política, social o económica la agobia.

“En mi caso, la pertenencia que yo tengo con Venezuela, el amor tan desbarrancado, la convicción de la fortalezas que nosotros tenemos para construir un país nuevamente, me hacen sobrellevar los problemas. Yo veo esas fortalezas en la gente, en cada viaje, en cada recorrido, en cada encuentro. Hay momentos en los que siento desesperanza y cuando eso ocurre me voy de viaje por el país y conozco esas historias de venezolanos que me motivan y me permiten seguir”

¿Qué aportar al país desde la propia área de trabajo?

Durante la segunda ronda, Anna Vaccarella prguntó a los invitados acerca de cómo contribuyen a construir una mejor Venezuela desde sus áreas de trabajo.

Para Amelia Medina, la lucha diaria es la mejor demostración de que, aun en medio de los problemas, es posible inyectar esperanza a quienes la rodean.

“Le aporto a las personas ese mensaje de que sí se puede, esas ganas de querer hacer las cosas y,como dice Valentina, ese amor y ese arraigo. También la alegría es un motor importante para mí, además de una motivación para hacer las cosas. Cada una de la personas que trabajan en la Consolata dando todo de ellas mismas para ayudar a sus niños que van perdidos sin saber nada.” 

 

Díaz se centró en su misión como periodista  y en su intento por generar certezas entre tantas dudas e incertidumbre que vive el país.

“A pesar de que muchos digan de que estamos en una lucha, no es así. Estamos en una resistencia, ya que cada uno tiene sus propias estrategias, su propias soluciones a la situación que vivimos. Ahora, nuestro trabajo será, una vez que todo esto pase, evitar que venga otra persona a vendernos la idea de que debe salvarnos y darnos cosas que no nos hemos ganado. Por eso mi aporte y mi objetivo -y el de todos- es crear, hacer, estimular cambios en medio de todo esto”

Desde su posición como profesora de la cátedra Identidad, Liderazgo y Compromiso en la UCAB, Andrea Guédez dijo brindarle a sus estudiantes el aprendizaje para que dejen atrás dejen la cadena de la desesperanza. 

“Algo muy importante es romper la cadena de la desesperanza. Hay que dejar de lado los pensamientos pesimistas, porque el pensamiento incide en la conducta. Al final no importa cuál decisión quieras tomar, si te quedas o te vas,  lo importante es replicar lo  que realmente somos los venezolanos”.

Quintero, por su parte, dijo insistir en mostrar lo bueno del país como un símbolo de resistencia.

“Debemos mostrar Venezuela. Reforzar ese sentido de pertenencia que a través de los años ha crecido en varios estados del país”

El director de Fe y Alegría apuntó que su labor al frente de esta organización educativa es de las cosas que más orgulloso le hacen sentir en la vida.

“Creo que todos las personas debemos servir a los demás, asi como buscar las herramientas para mejorar uno y mejorar su entorno.”

¿Cómo asumir el reto de darle a Venezuela un futuro cierto?

La última parte de la tertulia estuvo dedicada a que los cinco participantes explicaran las acciones que, a su juicio, hay que seguir para motorizar el cambio. Cada uno de ellos respondió a la pregunta ¿Cómo asumes el reto para contribuir a darle a Venezuela un futuro cierto?

Todos coincidieron en la necesidad de resistir y persistir, pero sobre todo, dar pasos y comenzar a hacer.

“Para hacer del futuro algo cierto debemos pasar por la incertidumbre de lo que va ocurriendo y nosotros como venezolanos debemos debemos crear planes y seguir haciendo lo que estamos haciendo para una Venezuela mejor”, manifestó Gemán García.

“El reto hay que trabajarlo. Perder el miedo y entender que debemos organizarnos. Con el pasar de los años hemos aprendido que tenemos derechos y debemos ser constantes en defenderlos desde lo que tenemos y desde lo que podemos”, manifestó Amelia Medina.

“El futuro se planifica desde ya. Si te unes con otras personas lo ves más tangible. No hay que hacerlos solos”, alentó Luis Carlos Díaz. 

“El mejor ejemplo para Venezuela es actuar ya, si no actuamos no podremos cambiar. Las decisiones que nosotros tomemos hoy serán el futuro de nuestros hijos mañana”, concluyó Andrea Guédez. 

Nos toca mostrar al mundo, desde nuestros espacios, que en Venezuela no nos dejamos vencer por estas ratas peludas. Porque cuando esto pase y nos toque reconstruir el país, todo lo que creemos y hagamos será una forma de decir que Venezuela sigue en pie”, cerró Valentina Quintero. 

“Este país va a cambiar”

El acto concluyó con las palabras del rector de la UCAB, quien invitó a los presentes a tomar el ejemplo de las personalidades invitadas y empezar a poner en marcha planes o proyectos para que el año próximo se concrete el cambio.

“Este acto demuestra que Venezuela cuenta con gente resteada, Venezuela cuenta con testimonios y con gente que cree profundamente en este país, que asume el reto. Nosotros vamos a ser la voz del cambio, porque estoy seguro de que este país va a cambiar. Y lo hará por el esfuerzo, el compromiso, la esperanza y el amor de gente como la que está aquí. Y si este año soñamos con el país que queremos, debemos prepararnos para que en 2019 empecemos a hacer esos sueños realidad”.

A continuación una fotogalería de cómo de desenvolvió del encuentro.

♦Texto: María José Rodríguez/Fotos: Manuel Sardá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *