Barreras comunes al estudiar otro idioma (y cómo superarlas)

Existen herramientas para afrontar efectivamente obstáculos propios del aprendizaje de una lengua extranjera, como la mala pronunciación, la dificultad para entender una charla o la falta de motivación

Barreras comunes al estudiar otro idioma (y cómo superarlas)

Aprender una lengua extranjera puede tornarse difícil, pues la automotivación, que a veces es escasa, es esencial para tener éxito; además, todas las cosas “malas” que suceden durante el proceso pueden frenar el aprendizaje. Situaciones como no encontrar con quién practicar, bloqueos mentales y desconfianza son parte de ello. Sin embargo, con las herramientas apropiadas podrás aprender el idioma que siempre quisiste y derribar todas las barreras que se puedan presentar.

1.- Tu primera mala pronunciación. Estamos acostumbrados a los sonidos de nuestro lenguaje materno y por ello aprender otros puede resultar  un trabajo arduo (especialmente si lo haces por tu cuenta). Por ejemplo, en inglés la th se pronuncia al colocar la punta de la lengua contra tus dientes delanteros superiores; la H suena como la J en español; para pronunciar la letra L,  la lengua debe tocar la parte trasera de tus dientes superiores mientras roza el paladar superior; y en el caso de la R, debes retraer la lengua hasta la mitad de la boca -hacia donde descansa naturalmente- como si no estuvieses hablando.

Durante este proceso de aprendizaje, es importante tener en cuenta que los sonidos existen gracias a un componente físico que puedes mejorar con práctica, es decir, hablando.

Recuerda que no todos los lenguajes usan los mismos grupos musculares, por lo que necesitan de un entrenamiento para que la fonética del nuevo idioma sea buena. Como si de un gimnasio se tratase, hablar permite que tus músculos crezcan y se adapten a nuevos movimientos, lo que deriva en una mejor pronunciación.

2.- Cuando una conversación va más rápido de lo que parece. Seamos honestos: en ocasiones, ni siquiera en nuestra lengua materna somos capaces de ir al ritmo de una conversación, así que durante el proceso de aprendizaje de otro idioma, las charlas pueden parecer difíciles porque no estamos acostumbrados.

Un recurso válido es preguntar, comunicarse realmente con el hablante. Parafrasea lo que dijeron para asegurar que entendiste; hay una gran posibilidad de que te den más detalles sobre lo expuesto y que hablen en un tono más pausado o más adecuado para tu nivel.

Puedes probar diciendo “so what you tried to say is…”, “do you mean that…”, “if I understood correctly then…” o “alright, therefore it’s correct to say…”. Si necesitas que bajen la velocidad del discurso, di lo siguiente: “Can you repeat, please?”, “Would you mind repeating?”, “Could you talk slower, please?” o “I didn’t get/catch that, come again?”.

3.- Motivación. De vez en cuando, aprender idiomas parece imposible porque nos estancamos. Gran parte de este proceso no viene de agentes externos sino de nosotros mismos. La motivación nos mueve, abre el camino para el éxito y asegura que cumplamos con nuestro objetivo.

Por ejemplo, una vez que dominas la gramática te corresponde enfrentar otros desafíos: vocabulario, dichos, lenguaje coloquial versus profesional, regionalismos y muchos más. Cuando te encuentras con esto, es posible que sientas que son tareas difíciles de cumplir y querrás frenar el proceso. Así que, ¿cómo mejorar tu motivación?

En primer lugar, recuerda que nadie te está exigiendo que seas fluido aún. Lo principal es practicar y seguir adelante. Tómate un descanso si lo necesitas, porque ese tiempo será fundamental para continuar. No te apresures y busca ayuda si te sientes abrumado o intenta realizar actividades nuevas que te permitan mantenerte enfocado en tu meta.

El Centro para el Desarrollo de Lenguas Extranjeras (CDLE) de la UCAB puede ayudarte con esta aventura, porque ofrece varias actividades para mantenerte motivado. Entre ellas encontrarás clubes de conversación (cada dos semanas con un grupo cuyo nivel de inglés es similar al tuyo), talleres para mejorar tus habilidades académicas y practicar inglés, eventos culturales y actividades que garantizan la inmersión en idiomas.

Aquellos que buscan ayuda para estudiar de manera formal pueden contactar a aliados como el CVA, Fyr Lois, CAEP, Kaplan, Coast2Coast, organizaciones que pueden prepararte de la mejor manera.

Para  más información sobre las oportunidades para aprender idiomas en la UCAB o acerca de las alianzas institucionales en esta área, el Centro para el Desarrollo de Lenguas Extranjeras invita a pasar por su nueva oficina, ubicada en el primer piso del edificio Cincuentenario; seguir su cuenta @cdle_ucab (Instagram y  Twitter) o enviar un correo a cdle_ucab@gmail.com.

Grace Lafontant. Pasante del CDLE

*Este artículo está disponible en inglés. Para leerlo, solo hay que hacer clic en el enlace: The walls you face while learning languages can be broken