UCAB Guayana desarrolla un inventario para valorar su capital

La Universidad Católica Andrés Bello en su sede de Puerto Ordaz se propuso contabilizar los activos fijos, ello con la finalidad de lograr el máximo aprovechamiento de sus recursos en un contexto nacional de dificultades

UCAB Guayana desarrolla un inventario para valorar su capital

Miembros de la Coordinación General de Tecnología de la Información (CGTI), Auditoría Interna, Servicios Financieros y Proyectos Especiales se unieron en un equipo multidisciplinario, encabezado por la ingeniero Constanza Verolini, para realizar una toma de inventario, cuyo resultado permitirá a la UCAB Guayana conocer el capital del cual dispone en bienes tangibles como mobiliario, equipos electrónicos y herramientas.

El proyecto fue constituido por tres fases: toma física, procedimientos y cierre contable. Esta última etapa continúa en desarrollo y finalizará en marzo, lo cual  permitirá establecer en el informe final el valor de los activos fijos en relación a los años de permanencia y uso en la UCAB Guayana.

Parte del trabajo realizado por el equipo multidisciplinario es el manual en el que se define el activo fijo, cómo se realiza la toma de inventario y describe el proceso para registrar, transferir y desincorporar los bienes. Así mismo, pone formularios a disposición de las unidades para el ingreso de los bienes personales, lo cual le otorga a la comunidad ucabista una mayor seguridad en relación al uso del patrimonio.

 “La universidad ha crecido mucho en los últimos años y las mudanzas de un edificio a otro influyeron en el alto movimiento de los equipos”, manifestó Anette Martínez, actual coordinadora de Proyectos Especiales. También, aseguró que la última toma de inventario se realizó hace ocho años, tiempo considerable que motivó al vicerrector de Extensión, Arturo Peraza, a solicitar una actualización anual de los bienes tangibles de la UCAB Guayana.

De esta manera, la universidad puede detectar las áreas que requieran el reemplazo de bienes con problemas de funcionamiento: así, destinar en justa medida la cantidad de recursos necesarios para conservar y elevar sus estándares de calidad en el marco del compromiso con la excelencia. Además, el proyecto hace posible demostrar la “responsabilidad con la que cada unidad cuida el capital que tenemos”, destacó Martínez.

Valorar el patrimonio de la UCAB Guayana se ha convertido en una labor de vital importancia y cuya trascendencia compromete a todos los ucabistas a optimizar el uso de activos fijos. La correcta gestión incrementa el capital de la universidad, garantiza un funcionamiento de calidad capaz de perdurar en el tiempo y es un ejemplo de la administración de recursos necesaria en el país.

♦Texto: Elianna Laurens / Foto: Oscariny Hennig