Diez libros que los jóvenes (y cualquier persona) deberían leer

A propósito del Día Internacional del Libro, que se celebra cada 23 de abril, El Ucabista consultó a varios estudiantes y profesores para armar un decálogo de textos imprescindibles. La lista incluye títulos de actualidad y varias novelas

Diez libros que los jóvenes (y cualquier persona) deberían leer

Los seres humanos están en constante aprendizaje a lo largo de la vida. A través de cada acción que realizan, obtienen algo que les ayudará en el futuro, ya sea en lo personal o lo profesional.

Para los jóvenes, sin embargo, la formación intelectual es muy importante, porque se encuentran en pleno desarrollo de sus facultades. 

La lectura constituye una herramienta fundamental para alcanzar este objetivo, porque amplía la visión del mundo. A través de los libros se pueden formar opiniones,  fortalecer la capacidad de argumentación y desarrollar principios y valores; de igual forma, la lectura ayuda a enriquecer el vocabulario, la imaginación y el pensamiento crítico.

“Un lector vive mil vidas antes de morir. La persona que nunca lee vive solamente una”, dijo en una entrevista el escritor y guionista estadounidense, George R.R. Martin, célebre por ser el autor de la saga literaria que dio pie a la serie televisiva Juego de Tronos.

Por eso, y en el marco del Día Internacional del Libro -que se celebra cada 23 de abril- El Ucabista armó un decálogo de textos que todo joven debería tener en su lista de imprescindibles.  Para ello, conversó con varios miembros de la comunidad universitaria, quienes recomendaron sus títulos y explicaron por qué  son esenciales.

 

 El profesor Jonathan López (docente de Gestión Cultural en la Escuela de Letras y subdirector de abediciones), se decantó por dos textos de cátedra, con información muy importante para entender la actualidad: 

El primero es  La Redacción en Internet: Tendencias, normas y desafíos de la escritura en la sociedad de la información y del conocimiento, del profesor Ricardo Tavares. 

“A mi parecer es un libro interesante, pues da las pautas para que los millenials utilicen de manera adecuada la tecnología, las redes sociales y la internet. Creo que es fundamental para esta época, en la que hay tantos avances tecnológicos, que cada joven lea o al menos revise este libro”.

Dirigiéndose a los estudiantes venezolanos, López también recomendó Noventa miradas sobre el chavismo en lo económico, social, gerencial, político, jurídico e ideológicooriginal del también educador Leonardo Carvajal.

“Este libro te da una idea macro de lo que han sido estas dos décadas de gobierno y cómo desde el poder han ido acabando con las instituciones y con todo lo que se había construido en el país. Entonces, este texto es muy importante para darse cuenta de todo lo que antes había en el país y todo lo que ahora nos falta. Es un punto de referencia de cómo era Venezuela y cómo es en este momento”.

 

 

 

 

La profesora María Di Muro, quien da clases en la escuela de Letras de la UCAB, escogió la literatura y recomendó dos grandes clásicos: La Odisea, de Homero, y Don Quijote de la Mancha, de Miguel De Cervantes.

 

“La Odisea representa el viaje y las distintas situaciones por las que tiene que pasar el ser humano a lo largo de la vida y, de alguna manera, simboliza los retos que tenemos que ir asumiendo para llegar al punto que deseamos. Por otro lado, Don Quijote de la Mancha es un texto que inaugura una tradición de ruptura, es decir, podemos pensarnos dentro del contexto de la modernidad, porque nos lleva a replantearnos el lenguaje, la perspectiva dentro del mundo y también nos lleva a cuestionarnos a nosotros mismos”.

 

 Felipe Toro, estudiante de Comunicación Social, asegura que un libro que cualquiera de sus compañeros debe leer es Sapiens: de animales a dioses, de Yuval Noah Harari.

 

 

 

 

 

“Sapiens es un libro que habla sobre la historia de la humanidad, de cómo llegó a donde ha llegado y de cómo se ha desarrollado, pero que al mismo tiempo como humanidad no somos más felices en comparación con otras épocas. Es un libro fundamental para aprender a ver las cosas desde otra perspectiva”.

 

También recomendó a sus compañeros la novela Un mundo feliz, de Aldous Huxley.

“Presenta una distopía muy diferente a otras, donde la sociedad pone a la felicidad por encima de la libertad. Creo que nos plantea un gran dilema y nos ayuda a cuestionar cómo estamos viviendo actualmente”.

 

 

Para el estudiante Emilio Salcedo (futuro comunicador social), quien asegura ser un lector asiduo, tomar en cuenta la literatura latinoamericana es de gran importancia, ya que es la que puede acercar a las personas latinas a su historia y puede ayudarlas a comprenderla.

Es por ello, que los dos libros que recomienda son Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, y Rayuela, de Julio Cortázar. 

“Ambos son libros que son parte de la vanguardia latinoamericana. Cien años de soledad revela mucho de nuestra cultura. Por otro lado, Rayuela es un libro innovador; además, Cortázar es un autor que ya es cultura universal y, para mí, es indispensable que todos los jóvenes y todas las personas conozcan este libro”.

Los dos últimos libros de esta lista fueron recomendados por Laura Vallejo (también estudiante de Comunicación Social), quien señala que leer puede abrir la mente de cualquier persona.

 

Para ella, son de consulta indispensable las novelas 1984, de George Orwell, y El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde.

“Leer 1984, o cualquier libro de Orwell, refuerza el pensamiento crítico, una característica que, a mi parecer, es indispensable para todos los profesionales y para todas las personas. De igual manera, El retrato de Dorian Gray otorga a quien lo lea y lo analice una visión más realista sobre la sociedad, la cual es necesaria en estos momentos tan particulares”.

Todos los entrevistados coincidieron en que sumergirse en los libros es una actividad beneficiosa para el alma, la mente y el cuerpo, ya que, además de ayudar en el enriquecimiento mental,  contribuye a hacer catarsis y entretenerse. 

♦Texto y fotos: Katherine Rodríguez