Centro Cultural UCAB: seis años al servicio del arte y la educación

Desde mayo de 2013, este vistoso edificio de 14 mil metros cuadrados ha albergado decenas de exposiciones, charlas y encuentros formativos. Además, es la sede de la biblioteca de la universidad y en sus salas de consulta están disponibles más de 400 mil libros para investigadores, profesores y estudiantes

Centro Cultural UCAB: seis años al servicio del arte y la educación

El pasado 22 de mayo se conmemoraron seis años desde que el Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza abrió sus puertas por primera vez en 2013. Bautizado por los estudiantes como “Biblioteca nueva”, esta edificación hecha de cristal, acero y concreto fue erigida para brindarle a la comunidad ucabista -y a la zona del oeste de Caracas- un espacio que uniera en un mismo lugar el arte y la enseñanza. 

Con más de 14 mil metros cuadrados, el Centro Cultural UCAB cuenta con 1.000 puestos de estudio y más de 400 mil libros de consulta, que incluyen volúmenes de colecciones privadas y otros donados por fundaciones. Dispone además de dos auditorios y cuatro salas de exposiciones.  

Mabel Calderín“El Centro Cultural UCAB representa el lugar de encuentro para compartir aprendizaje, arte, cultura, diversidad de temas, creatividad e información. Nosotros tenemos una particularidad y es que tenemos en nuestra propia estructura una biblioteca. Somos un centro cultural pero con recursos de aprendizaje y para la educación”, indicó Mabel Calderín, directora de la institución.

Desde su fundación, la institución ha organizado un total de 23 exposiciones de arte (cuatro por año), además de charlas, conferencias y talleres de apoyo comunitario. 

Obras de artistas venezolanos  emblemáticos como Carlos Cruz-Diez, Oswaldo Vigas, Víctor Hugo Irazábal, Alejandro Otero o Daniel Suárez han sido exhibidas en los distintos espacios del centro,  junto a las de exponentes nóveles y emergentes como Ricardo Arispe, José Vívenes y Alberto Asprino, por solo nombrar algunos.

“En la universidad hemos asumido esa responsabilidad de ofrecer un servicio no limitado a nuestra comunidad estudiantil y ucabista en general, sino abierto a toda la población y comunidades vecinas”, agregó Mabel Calderín.

 

Proyectos únicos al servicio del otro

Según indica su portal web, el Centro Cultural UCAB tiene como misión “incidir en la educación, la cultura y la ciencia, y contribuir con la formación integral de los ciudadanos bajo el compromiso de la excelencia”. 

Partiendo de esto, ejecuta su trabajo a través de cuatro áreas que,  de acuerdo con Calderín, atienden las necesidades de la comunidad universitaria y las zonas cercanas al campus de Montalbán. 

1. Apoyo a la investigación y la docencia. Al contar con una biblioteca incorporada en sus instalaciones, el centro cultural asume la obligación de atender dos áreas  importantes como lo son la docencia y la investigación, cumpliendo su función principal: la formación. 

2. Artes visuales, diseño y estética contemporáneas. El centro “utiliza las muestras expositivas como su principal fuente para actividades alternas que contribuyan a la formación integral de los futuros ciudadanos y profesionales del país a través talleres, charlas y actividades formativas”.

 

3. Extensión social. De la mano de la Dirección General de Extensión Social y la Dirección de Proyección y Relaciones Comunitarias de la UCAB, se realizan diversas actividades con niños, jóvenes y adultos de las comunidades cercanas de la universidad, buscando ofrecer un repertorio de actividades formativas y recreativas ajustado a las necesidades de la localidad. 

4. Formación en comunicación y tecnología.  Gracias a un convenio bilateral con la Embajada de Estados Unidos y el Centro venezolano Americano (CVA), en 2018 el centro cultural anunció la creación del “Espacio Americano Grace Hopper”, sala a través de la cual se busca ofrecer a los estudiantes el acceso a tecnología de punta. En proceso de culminación, el espacio contará con una sala 360° de inmersión digital y una sala de realidad virtual y aumentada, para la realización de exposiciones, talleres y actividades recreativas,  dirigidas a los ucabistas y personas externas a la universidad.

Biblioteca a la vanguardia

El corazón del centro cultural de la UCAB es su biblioteca y Mabel Calderín señala que es una de las mejor dotadas de su tipo. Además, señala que cuenta con recursos tecnológicos en línea que pueden ser aprovechados por los investigadores de distintas áreas del conocimiento.  

“Tenemos estanterías abiertas y prácticamente todas las colecciones de la biblioteca se mueven para el préstamo circular fuera de la biblioteca. Tenemos una colección de base de datos científicas que está en línea y es de acceso gratuito para los estudiantes y la universidad invierte unos recursos valiosísimos en la compra de esos recursos y son los que están más actualizados en materia de investigación. El Centro Cultural no es una biblioteca tradicional, este es un espacio de encuentro con el conocimiento, con la cultura y con el arte

En ese sentido, Calderín destacó las bondades del portal web de la Biblioteca, el cual cuenta con una serie de recursos que facilitan la búsqueda de información para estudiantes y alumnos, como lo son la base de datos EBSCO, Sage Journals, e-Libro, además de Saber UCAB, repositorio de todas las investigaciones de la universidad; Revistas en línea, que contiene todas las revistas digitales publicadas por los institutos ucabistas; y Salas Virtuales de Investigación, un servicio que ofrece información relevante sobre un determinado tema.

(Leer más: Biblioteca de la UCAB a la vanguardia en recursos para la investigación)

Producto del esfuerzo y la dedicación por seguir ofreciendo nuevas alternativas en educación, arte y cultura, el Centro Cultural UCAB ha sumado una serie de logros que llenan de orgullo a la comunidad ucabista.

Uno de ellos se concretó el pasado 14 de mayo, cuando el capítulo Venezuela de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA) le otorgó  el Premio de la Crítica 2018, en la categoría “Labor Institucional”.

Consideramos un gran honor recibir ese premio, sobre todo porque reconoce el trabajo de la Universidad Católica como institución. Este fue un esfuerzo colectivo de todo el equipo que trabajan en la universidad por el desarrollo del arte y la cultura, liderado por este centro, que involucra a muchos aliados sobre todo los artistas que confían en las institución y han convertido este espacio en una casa para ellos”.

Después de seis años ininterrumpidos de gestión, Mabel Calderín agradece el trabajo de cada una de las personas que han hecho posible que el Centro Cultural UCAB se haya convertido en un referente de difusión artística y educación en el ámbito universitario y en la ciudad de Caracas.

Invita a la comunidad ucabista a seguir dándole vida a este lugar en que las artes y la cultura se dan la mano. 

 

♦María José Rodríguez