Los cinco errores más comunes al cursar el «verano» (+algunos tips)

Un psicólogo, una profesora y un estudiante comentaron desde su experiencia los desatinos más frecuentes de aquellos alumnos que adelantan materias durante el régimen intensivo

Los cinco errores más comunes al cursar el «verano» (+algunos tips)

Mientras muchos estudiantes comienzan a disfrutar su mes de vacaciones por el receso intersemestral y se olvidan del estrés universitario, otros deciden avanzar cursando una o dos materias disponibles en el el llamado «verano», régimen intensivo que, durante el mes de agosto, ofrece la UCAB y muchas otras universidades.

A pesar de ser menor la carga de responsabilidades,  el poco tiempo de estos cursos puede hacer mayor la exigencia para quienes los toman, por lo que es necesario evitar ciertos errores comunes para salir con éxito de este breve período.

Pensando en esto, El Ucabista entrevistó a un psicólogo orientador, una profesora especialista en apoyo académico y un estudiante, quienes ofrecieron sus consejos sobre este tema, a la luz de su experiencia y conocimientos.

Acá la lista de errores que ellos sugieren anotar… y no cometer:

  1. VeranoExcesiva confianza: José Mosquero, estudiante de cuarto semestre de Psicología, explicó que este es el error más común a la hora de organizarse para aprobar las materias del curso intensivo. «Los estudiantes que cursan verano a veces no asimilan que es un periodo muy rápido, ni siquiera tienen una semana de vacaciones. Como se cursan una o dos materias en un mes suponen que tienen excesivamente tiempo para salir o hacer otras cosas, no estudian como se debe y puede que no pasen».

  2. VeranoColocarse horarios rígidos de estudio y olvidarse de los contenidos: De acuerdo al psicólogo del CADH, Ricardo Cabrera, establecer esta técnica de organización -habitual y necesaria en semestres regulares- no siempre es muy conveniente, porque no hay suficiente tiempo para captar toda la información. «Como es reducido el tiempo del curso intensivo, no tiene mucho sentido que tengan horarios para estudiar. Por el contrario, resulta más útil elaborar una lista de los temas o contenidos importantes para aprender, de acuerdo al programa de cada materia; de esa manera, si no te da tiempo de estudiarlo todo, por lo menos sabes lo más esencial de cada competencia».

  3. Quedarse solo con la experiencia del aula: Como en cualquier período, Cabrera afirmó que es importante la investigación individual sobre la materia para adquirir más conocimientos.«No se queden solo con las clases, usen los materiales de apoyo, prepárense previamente para aclarar dudas con tiempo para no salir mal en los exámenes»

  4. VeranoAlterar los horarios de sueño y comida: De acuerdo con el psicólogo, este es uno de los errores más frecuentes. Para Cabrera muchos estudiantes tienden a dejar de lado sus rutinas de descanso y alimentación para cumplir con las obligaciones académicas, «lo que genera un mayor cansancio y menos rendimiento en el aula».

  5. veranoCursar por primera vez una materia: La directora de Apoyo Educativo de la UCAB, Gemma Utrera, aseguró que no es recomendable usar los cursos de régimen intensivo para tener el primer encuentro con una asignatura de la que no se tiene ningún conocimiento previo, mucho menos si es de las llamadas «filtro» o difíciles. «Se requiere mucho como estudiante y demasiada disciplina para lograr manejar una materia que no se ha visto. Entonces necesitas organizar tu horario de trabajo, los contenidos que sabes más o menos y conocer tus debilidades y fortalezas como estudiante, y a partir de allí escoger la materia a cursar, ya que si tienes falta de concentración o no posees un grupo de estudio desde el principio,  son cosas que van a atentar contra su rendimiento».

La profesora Utrera también recomienda tomar en cuenta tres aspectos al embarcarse en un curso intensivo:

  1. Buscar un grupo de estudio desde el principio del verano y procurar que sus miembros estén comprometidos en avanzar para alcanzar la meta.

  2. Asistir puntualmente a las clases, porque al tratarse de un intensivo, cada minuto de aprendizaje cuenta.

  3. Mantener la materia al día. En otras palabras, no dejar para última hora las lecturas, trabajos o asignaciones, porque esto podría salir caro a la hora de asimilar los contenidos.

♦Lesslie Mendoza