Cinco recomendaciones para afrontar la carrera universitaria

La directora del Centro de Asesoramiento y Desarrollo Humano de la UCAB, Liza Guilbert,  plantea algunas herramientas que pueden ser útiles para todo aquel estudiante que requiera afrontar el inicio del nuevo semestre de la mejor manera

Cinco recomendaciones para afrontar la carrera universitaria

Una preocupación común para cualquier bachiller que esté comenzando a dar sus primeros pasos en la vida universitaria es sentirse inseguro con respecto a su porvenir. Muchos tienden a idealizar su periplo por las aulas de una manera diferente, y esto puede causar cierta incertidumbre relacionada a la posibilidad de no ser capaces de cumplir con estas expectativas.

El conocimiento de esta situación, por parte de la profesora Liza Guilbert, directora del Centro de Asesoramiento y Desarrollo Humano (CADH), le ha permitido elaborar una serie de tips, los cuales son producto de su experiencia como psicóloga y pueden ser de ayuda para los nuevos inquilinos de la “colmena”, como se conoce coloquialmente a la universidad.

1. Manifestar las inquietudes

Enfrentarse a las materias “filtro” de cada carrera, una base deficiente de conocimientos, entre otros escenarios, pueden generar ciertas dificultades en el proceso de estudio y, por lo tanto, confrontar estas dudas y buscar aclararlas es muy importante para evitar problemas mayores. Por esta razón la profesora incentiva a los ucabistas a conformar redes de estudio con sus compañeros o formar parte del proceso de tutoría de su respectiva escuela, el cual está coordinado por un profesor miembro de la misma y quien se dará a la tarea de realizar distintas actividades académicas, en conjunción con otros profesores y estudiantes para lograr el progreso de los alumnos.

(Ver también: Acompañamiento académico. Los ucabistas no están solos)

2. Planificar

“Algo muy importante es que se planifique, que el estudiante haga una agenda en donde indique las horas en las que va a estudiar desde el principio, porque el semestre es rápido y ya en el primer mes hay al menos un parcial”, afirma la profesora, refiriéndose a la importancia de la creación de hábitos de estudio por parte del alumno. Esto va ligado a que no se debe subestimar la efectividad de un plan de estudio bien estructurado, debido a que cada semestre cuenta con varias materias, las cuales varían en su contenido y en su enfoque, por lo tanto, es necesario disponer correctamente del tiempo para cada una.

(Ver también: Tips para sobrellevar los estudios y otras obligaciones)

 

3. Aún hay tiempo para encontrar la vocación

Dudar de la vocación es normal y pasar por dificultades al principio, generalmente, no significa que una carrera no sea la adecuada. Por esta razón el CADH ofrece talleres de asesoramiento vocacional, así como también de estrategias de estudio y planificación del tiempo, los cuales pueden ser beneficiosos para aquel que quiera optar por este apoyo, ofrecido durante todo el semestre en las instalaciones de la universidad, en los horarios de 8:00 am a 5:00 pm y de lunes a viernes. El CADH también pone a disposición @crecepordentro, su cuenta en redes sociales,  en la cual publica constantemente más recomendaciones de este estilo.

4. Aprovechar lo aprendido en las Inducciones

¿Dónde queda cada departamento?, ¿qué funciones desempeña?, ¿cuáles son las Facultades? Estas son algunas de las preguntas que fueron respondidas en el proceso de inducción realizado justo antes de empezar el semestre, el cual intentó proporcionarle información relevante a los nuevos ingresos con la esperanza de que se familiaricen de buenas a primeras con el campus y sus instalaciones. Además, es importante el contacto temprano con las autoridades universitarias y empezar a conocer las caras y personalidades notorias de cada Facultad.

5. Las relaciones sociales son importantes

“Es importante para no sentirte sólo, para apoyarte a nivel personal y relacional, y a nivel académico también. Tener un grupo de estudio es vital, porque nadie va a estudiar los cuatro o cinco años de la carrera sólo” – sostiene Liza Guilbert al hacer referencia a las amistades y las relaciones interpersonales como elemento clave de una vida universitaria. Las materias en su mayoría exigen depurar el trabajo en equipo, puesto que no solo se evalúa mediante la aplicación de exámenes, sino también con dinámicas como talleres grupales, presentación de proyectos y exposiciones, en los cuales una buena relación entre los componentes del equipo harán más ameno el desarrollo de la actividad y mejorarán notablemente el producto final.

El paso dado por aquellos dispuestos a tomar las riendas de su futuro a través de la educación superior es uno difícil pero, a la vez, muy satisfactorio. Ese es el espíritu de esta iniciativa. Afrontar los retos con templanza y con dedicación son las actitudes que pueden llevar a todos los nuevos estudiantes de la UCAB a lograr una correcta adaptación a la que, previsiblemente, será su segunda casa por varios años.

♦Texto: Diego Salgado/Fotos: Archivo

Ver también: Cuatro consejos para vivir la universidad al máximo. Hablan los graduandos