Las «Colmenas de recarga» se multiplican por la universidad

La UCAB puso a disposición, en el cafetín del edificio de aulas y en la Casa del Estudiante, tres nuevas estaciones que permiten recargar simultáneamente la batería de hasta 100 dispositivos móviles. Las unidades fueron diseñadas y producidas por miembros de la Facultad de Ingeniería

Las «Colmenas de recarga» se multiplican por la universidad

Tener batería en todos los dispositivos de los cuales se dispone es de vital importancia para el desarrollo correcto del día de estudio o de trabajo dentro de la universidad. Pensando en ello, la UCAB sigue ampliando la red de «Colmenas de recarga», estaciones múltiples de recarga de celulares, tabletas y computadores portátiles disponibles a lo largo del campus de Montalbán.

Luego de la instalación, en septiembre de 2018, del primer prototipo en la feria de comida, recientemente fueron puestas a disposición de los ucabistas tres nuevas unidades, dos de ellas ubicadas en el cafetín del edificio de aulas y una en la Casa del Estudiante. Adicionalmente, ya está en proceso de culminación una quinta estación, cuya ubicación aún no ha sido definida.

Las unidades cuentan con 100 puertos USB dispuestos para conectar distintos equipos de manera simultánea, lo cual permite una carga más rápida y un tráfico más ágil para los usuarios. Además, están dotadas de varios enchufes de 110 voltios para proveer una carga normal como en cualquier otra toma de electricidad de la universidad.

Estas estructuras resultaron el proyecto ganador del concurso «Recarga la UCAB«, convocado entre mayo y junio de 2017 por el Vicerrectorado Administrativo y la Facultad de Ingeniería con el fin de obtener piezas de este tipo que pudieran ser instaladas en el campus para la comunidad ucabista.  Fueron diseñadas y construidas completamente por miembros de la Facultad de Ingeniería de la universidad, agrupados en el equipo «Sinergia Creativa», liderado por la ingeniero industrial Esmeralda Hurtado y el director de la Escuela de Ingeniería Industrial, Joao De Gouveia.

Tras la instalación de las nuevas unidades,  De Gouveia y Hurtado destacaron que la unidad prototipo los ayudó a descubrir nuevas implementaciones que podían añadirle al producto final, debido a que al ser un equipo que no existía en el mercado «lógicamente se equivocaron».

«La experiencia del prototipo nos dio la noción de que habíamos instalado muchos puertos USB y pocos puertos 110 en la versión original; además, descubrimos algunos detalles en la estructura que nos permitieron hacer una mejor distribución de ambos tipos de conexión y que el equipo adquiriera un poco más de rigidez», afirmó De Gouveia, quien destacó que el diseño de la «Colmena» hace que ella misma sea un exoesqueleto que ofrece soporte a todas sus piezas, dándole así, al no tener tornillos, un mejor acabado estético que se asemeja al símbolo de la universidad.

Agregó que, dadas las características de sus paredes, cada unidad puede servir también como valla publicitaria, lo que ayudaría a obtener recursos para hacerlas sostenibles económicamente. Aseguró que la institución mantiene negociaciones con una empresa interesada en incorporarse como anunciante, lo que pondría en marcha esta maniobra de mercadeo.

“Estamos cumpliendo con mejorar la movilidad dentro de la universidad y tener a los estudiantes con sus equipos bien cargados, ya que hoy, por seguridad, es algo necesario” afirmó el director de la Escuela de Ingeniería Industrial en referencia a la practicidad de este invento ucabista.

Sofía Cuevas, estudiante del sexto semestre de Comunicación Social, confirmó esta apreciación. Afirmó usar este equipo de una a dos veces por semana y calificó su funcionamiento como «bueno».

Los líderes de Sinergia Creativa informaron que están desarrollando una iniciativa conjunta con el Centro de Salud Santa Inés (CSSI), con la finalidad de exportar el servicio de las «Colmenas de recarga» a este organismo adjunto a la UCAB. «Estamos en conversación con los encargados de Santa Inés, ya que ellos tienen salas de espera. Queremos hacer un diseño cónsono con su imagen», declaró Esmeralda Hurtado, quien aclaró que el diseño iría también orientado a cubrir las necesidades de este centro de asistencia.

Aprovecharon para destacar la labor de quienes han hecho que este proyecto se convirtiera en una realidad. Mencionaron el apoyo de Jesús Araujo, técnico en la Escuela de Ingeniería en Telecomunicaciones; Wilmer Hurtado, técnico en la Escuela de Ingeniería Industrial, y Jesús Báez, técnico del Laboratorio de Manufactura, quienes pusieron a disposición del equipo su experticia en distintas áreas de la ingeniería.

♦Texto: Diego Salgado/Fotos: Andrea Alas, Diego Salgado