No queremos más Uribana

No queremos más Uribana

Lissette González  Ya sabíamos que las cárceles eran un lugar inhumano. Ya sabíamos los vejámenes a los que son sometidos los reos y sus familiares en unos centros de reclusión que cumplen cualquier función, menos la de educar y reinsertar a quienes han cometido algún delito. Pero los recientes hechos en la cárcel de Uribana donde han perdido la vida 38 personas y otro grupo sigue en condición crític ...