Hablan los emprendedores

Organizaciones que promueven el emprendimiento en los sectores populares y la Asociación de Jóvenes Emprededores UCAB expusieron sus logros y experiencias 

Hablan los emprendedores

La universidad es una institución que produce conocimiento e impulsa la innovación y el emprendimiento. Para canalizar esas oportunidades este año se creó el Centro de Innovación y Emprendimiento en la universidad.

El foro Reto al Emprendimiento en Venezuela tuvo un propósito similar, es decir, convocar a destacados emprendedores para que compartieran con los estudiantes sus experiencias y explicaran cómo se han ido desarrollando sus proyectos en ese mundo de la innovación y emprendimiento social.

Lisbeth Sánchez, coordinadora del Centro de Innovación y Emprendimiento destacó:

El programa de formación de emprendedores ha trabajado con las comunidades vecinas. 7.500 personas se han beneficiado y se han asesorado a por lo menos 800.

Bajo un sistema enfocado en la creación de valores, Sánchez explicó que con el programa de emprendimiento se pretende impulsar la investigación, generar conocimiento y brindar apoyo en el proceso de planificación y desarrollo de estrategias.

Los estudiantes emprendedores de esta institución también expusieron su trabajo en dicho evento. Said Raja y Giuseppe Maggiore, representantes de la Asociación de Jóvenes Emprendedores de la UCAB (AJE), contaron a la audiencia cómo pasaron de reunirse en el cafetín de la universidad a consolidarse como un grupo, con integrantes de distintas carreras, que discutía las diferentes oportunidades que tenían respecto a hacer pequeños negocios.

Maggiore enfatizó:

AJE también promueve los proyectos a corto plazo, la consolidación de estos y  una generación de relevo con nuevas ideas de emprendimiento.

Agustín Díaz, representante de la fundación internacional Ashoka, que ayuda a emprendedores, aseguró que creen en las personas como agentes de cambio.

Ashoka trabaja bajo la premisa de que con motivación y desarrollando las nuevas capacidades se puede cambiar al mundo. “La fundación ha observado en las comunidades el interés por la resolución de problemas sociales, la innovación, la ciudadanía, el compromiso, la pasión, los cambios sistémicos y la resistencia al fracaso”, explicó Díaz.