Rector Virtuoso: “Desde la UCAB trabajamos para que la sociedad venezolana se abandere del clamor por elecciones libres”

La Universidad Católica Andrés Bello acogió otro encuentro nacional del Frente Amplio Venezuela Libre, en el que Juan Guaidó solicitó a la sociedad civil organizarse para la jornada de protesta del sábado 16 de noviembre

Rector Virtuoso: “Desde la UCAB trabajamos para que la sociedad venezolana se abandere del clamor por elecciones libres”

El Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello acogió de nuevo, este jueves 31 de octubre, una plenaria del Frente Amplio Venezuela Libre, que contó con la intervención del presidente encargado de la República, Juan Guaidó, en la que representantes de la sociedad civil de venidos de todo el país ratificaron su decisión de “declararse en rebeldía” y hacer los esfuerzos para que la movilización nacional convocada para el próximo 16 de noviembre represente “la presión social necesaria para alcanzar el cambio político que exige toda Venezuela”.

Durante el encuentro, el rector de la UCAB, Francisco José Virtuoso, formuló un llamado a “dejar las pendejadas”, lo que le ganó el aplauso cerrado de los dirigentes comunales, sindicales y gremiales que llenaron el recinto.

Con un enfoque que él mismo calificó de autocrítico, rechazó “el protagonismo personal y el individualismo que nos corroe y nos hace daño” y precisó que “el gran reto hoy es la articulación de esfuerzos y la creación de mecanismos de consenso a través de redes de vinculación y el establecimiento de mecanismos eficaces para llegar a acuerdos”.

Virtuoso centró sus argumentos en la necesidad de rescatar el voto y las garantías para ejercerlo y destacó que desde la Asamblea Nacional “se sigue haciendo el reclamo y se sigue construyendo su factibilidad”.

“Lamentablemente, hoy en Venezuela tenemos una sociedad civil compuesta de muchas expresiones, pero estamos todavía con bastante disgregación y con muy poca capacidad de articulación. Son muchas las organizaciones gremiales, sindicales, vecinales, organizaciones no gubernamentales interesadas en incidir en el ámbito de lo público, pero lamentablemente con muy pocos nexos y con serias limitaciones para consolidarlos”, dijo el sacerdote.

Por su parte, Guaidó –quien asistió acompañado por su esposa, Fabiana Rosales y sostuvo un encuentro previo con el rector– afirmó que necesitaba la ayuda de todos los sectores, pues “apenas el 20% sabe que el 16 de noviembre hay una protesta, porque hay dictadura y censura, y los que se han enterado tienen muchísima disposición para protestar. Hoy no hay razones para quedarse sin hacer algo”, dijo el también presidente de la Asamblea Nacional, durante un discurso de media hora.

 

 

Guaidó reiteró su convicción de que hoy Venezuela “no es un país polarizado, hoy hay un país unido reclamando por sus derechos”.

“Yo sé lo que es perder todo. Yo lo sé, no solo por lo del año 99 (deslave de Vargas). Hice todo el sacrificio de recuperarlo y sé que uno se pregunta: ¿por qué a mí, Dios? Yo sé que se lo preguntan. Y tenemos una decisión: o nos comportamos como víctimas y buscamos culpables –en el cielo, en la tierra, en un tercero que no cumplió lo que dijo– o nos hacemos responsables de nuestro futuro. O somos sobrevivientes a la tragedia o damos un paso adelante y hacemos lo que nos corresponde. ¡Esa es la decisión y los venezolanos van a dar un paso adelante! ¡Esa es la decisión! ¡No somos víctimas, somos sobrevivientes y vamos a lograr esa mayoría y a ejercerla con fuerza!”, mencionó el parlamentario.

 

El evento fue organizado por los sectores sociales del Frente Amplio de 24 estados que, previamente, sostuvieron encuentros regionales. De allí surgió un acuerdo recogido en un escrito, leído en esta plenaria, donde se definió el rol de la sociedad civil ante la coyuntura nacional, explicó el responsable del Secretariado Nacional de la coalición, Ángel Oropeza.

 

  “Vivimos momentos cruciales. No son tiempos de titubeos ni posturas contemplativas. La salida es civil y civilista, donde la mayoría nacional actúe decididamente y ponga fin a la usurpación de Nicolás Maduro y su régimen de terror y hambre”, se recoge en el texto titulado: “Por la libertad y la democracia de Venezuela, todos hacen falta”.

La declaración de la sociedad civil califica a la unidad nacional como “requisito y valor estratégico” y se compromete a “elevar la eficiencia y eficacia organizativa que la urgencia nacional reclama” para la recuperación del sistema electoral que garantice elecciones libres. En el documento, abogan por “la participación protagónica de la ciudadanía en igualdad de condiciones al momento de la toma de decisiones de importancia” empleando las asambleas de ciudadanos como forma de ejercer “una democracia directa y de base”.

 

El pueblo como agente de cambio

Francisco José Virtuoso reflexionó sobre lo que debe ser el centro de la lucha ciudadana y volvió a citar los mensajes del episcopado venezolano que, insistentemente, destacan el clamor por elegir un nuevo presidente del país. Señaló que él, en lo personal, se niega a “ver fracasos por todas partes” y encomió los esfuerzos de muchos sectores que “aguantan mucho avasallamiento de parte de la fuerza opresora del régimen”.

Sobre la desconfianza que sigue existiendo entre sectores que deben aliarse por el bien de la democracia, Virtuoso cree que “la raíz de este mal es que no hemos trabajado suficientemente la visión de conjunto”.

“Desconfiamos de nuestras capacidades como pueblo, que es una de las cosas que más me ha impactado de un conjunto de estudios que hemos venido realizando como universidad. Las encuestas revelan que, como pueblo, no nos estamos visualizando como agentes de cambio. Desconfiamos del poder de la protesta, desconfiamos del poder de nosotros como ciudadanos y eso hay que recuperarlo”.

El rector mencionó que las encuestas revelan que alrededor de 90% evalúa negativamente la gestión de Nicolás Maduro, 80% quiere que cese la usurpación de la presidencia, más del 55% quiere que este cambio de gobierno sea a través de elecciones libres y transparentes a través de un acuerdo concertado.

 “La UCAB, unida a muchas organizaciones de la sociedad civil aquí representadas, unidas a Frente Amplio, la Conferencia Episcopal, estamos trabajando por lograr que la sociedad civil se abandere de este clamor nacional de unas elecciones libres para poder construir una salida a la crisis política. El futuro de Venezuela depende de eso, nadie nos lo va a regalar. Queremos recuperar la democracia para hacer posible la libertad, con igualdad de oportunidades, con instituciones que garanticen el derecho y la justicia. Necesitamos cambiar de régimen político, necesitamos para ello elecciones presidenciales limpias y creíbles que garanticen nuestro retorno a la democracia. Para llegar allí, los actores políticos tienen que ponerse de acuerdo y establecer condiciones de confianza para que el voto nos permita a todos los venezolanos participar libremente y decidir nuestro destino. La crisis política y económica nos está generando costos cada vez mayores. No parece haber incentivo para que el poder ceda su control, por eso, para lograr elecciones libres, confiables, que nos permitan una sustitución del régimen oprobioso que vivimos por uno democrático, para lograr una sustitución democrática mediante el voto de quien se dice representante del gobierno de Venezuela y está en Miraflores, para lograr eso ¡tenemos que lucharlo! ¡Tenemos que exigirlo y convertirlo en la bandera del pueblo venezolano. Un pueblo en la calle gritando: ‘¡elecciones libres, elecciones presidenciales ya!’ no es detenible y eso tenemos que construirlo con una campaña de movilización ciudadana”.

♦Texto: Elvia Gómez/Fotos: Manuel Sardá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *