De acuerdo con un informe del Centro de Derechos Humanos de la universidad, 68,5% de los miembros de organizaciones de la sociedad civil cree que, más allá de lo electoral, no existen condiciones de igualdad para ejercer los derechos ciudadanos. Además, 4 de cada 10 consideran que el miedo impide a la gente involucrarse en actividades de este tipo

El Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH-UCAB) hizo público el informe “Fortalecimiento del derecho a la participación política desde un enfoque ciudadano”, el cual es resultado de una investigación que realizaron investigadores de esta dependencia para hacer un mapeo de la participación política ciudadana en Venezuela, al cierre del 2021.

«La mayoría de los estudios de participación política ciudadana, así como los propios estándares internacionales desarrollados sobre este derecho, se enfocan mayormente en temas electorales. Por ello, esta investigación se concentró en explorar dinámicas de participación política ciudadana fuera del ámbito tradicional electoral, para así visibilizar y aportar mecanismos de potenciación de la actividad ciudadana y su impacto sobre asuntos públicos», se lee en la presentación del reporte.

El estudio fue iniciado en agosto de 2021 y se utilizaron tres mecanismos de recolección de información: revisión documental, entrevistas semiestructuradas y una encuesta. Las entrevistas semiestructuradas fueron realizadas a representantes de organizaciones sociales, academia o que, por su experiencia en el área de la participación social ciudadana, se han convertido en actores clave con conocimientos tanto teóricos como empíricos sobre el tema investigado. Por otra parte, la encuesta estuvo dirigida también a organizaciones y actores relevantes respecto del tema investigado, con el fin de obtener data cuantitativa.

El informe ofrece al lector un diagnóstico sobre el estatus de la participación política ciudadana en Venezuela, sus características, los mecanismos y manifestaciones más comunes fuera del ámbito electoral. También incluye las barreras identificadas para su ejercicio, así como reflexiones sobre el rol de la sociedad civil organizada para su fortalecimiento. Como cierre, el reporte ofrece una síntesis de las propuestas de los participantes de la investigación.

Participación ciudadana bajo estado de sitio

Desde el punto de vista cuantitativo, la investigación del CDH hace un balance de la percepción general sobre la existencia, acceso y utilización en la práctica de mecanismos de participación distintos al electoral. Según los hallazgos, más de la mitad de los actores sociales (52,2%)  cree que no hay espacios de participación política en Venezuela.

«Entre 17.9% y 34.3% de los encuestados está algo o totalmente en desacuerdo, respectivamente, con afirmar que en la práctica existan espacios de participación política ciudadana diferente a los que se dan en los procesos electorales”, se lee en el documento.

Del lado de las barreras identificadas para la participación ciudadana, la mayoría de los encuestados destacó la ausencia de garantías estructurales para el ejercicio a la participación política, hecho materializado en “una política sistemática de represión y persecución política”.

Consultando las razones por las cuales los ciudadanos no harían uso de mecanismos de participación distintos al electoral, el reporte indica que “las razones en mayor proporción fueron la desconfianza (62.3%), el condicionamiento del ejercicio a afiliación política (56.6%), irrelevancia y/o intrascendencia de los mecanismos (39.6%), miedo (41.5%) y desconocimiento (37.7%)”.

Sociedad civil debe tener voz en negociaciones

El informe del CDH UCAB también incluye un balance sobre dos eventos vigentes: el proceso de negociación en México y las elecciones de autoridades regionales y municipales que tuvieron lugar en noviembre de 2021.

Sobre el primer aspecto, la investigación mostró opiniones divididas: 47% considera que la ronda de discusiones entre el gobierno y la oposición tendrá relevancia para el futuro de la participación ciudadana, mientras 41% opina lo contrario. En lo que sí hay coincidencia es en la necesidad de incluir las voces de la sociedad civil en la discusión. 55.2% considera útil insertar la expresión de la sociedad civil organizada en dicho proceso de negociación.

“Las organizaciones de la sociedad civil deben ser escuchadas, consultadas, reconocidas y contar con un representante en la mesa de negociación, con el fin de que éstas identifiquen los problemas de la población, realicen propuestas y propongan soluciones a la crisis que atraviesa Venezuela, ya que por su experiencia y áreas de trabajo son las que viven más cerca la realidad del país”.

Sobre los comicios, el estudio indica, entre otras cosas, una “marcada división de la opinión pública y de expertos sobre la legitimidad del proceso”, debates sobre la utilidad y vigencia del voto como mecanismo de participación efectivo o de la abstención como mecanismos de protesta, “cuestionamientos a la integridad del proceso, repetición de fenómenos controversiales ante el reconocimiento y desconocimiento de la institucionalidad electoral (incluso intromisión de otras ramas del poder público)”.

Movilizarse, articularse y protestar: algunas recomendaciones

Finalmente, la investigación del CDH presenta un conjunto de recomendaciones, entre ellas “no depender únicamente de los esfuerzos de la agenda de presión internacional” y reconocer “el rol de la sociedad civil organizada como herramienta de resistencia fundamental para el mantenimiento, fortalecimiento y creación de espacios de participación política ciudadana”. También llama a promover una mejor organización, coordinación, alineación y planificación estratégica de los diversos grupos de la sociedad civil, para construir una visión conjunta “capaz de canalizar diversos intereses y generar propuestas que trascienden más allá de demandas aisladas”.

Además, pide no abandonar ni subestimar el espacio de protesta organizada y pacífica, “fundamental para ejercer presión sobre el Gobierno y mantener vigente las exigencias sobre el cumplimiento de las obligaciones del Estado, particularmente en materia de derechos humanos”.

“La inexistencia actual de Estado de Derecho e institucionalidad vulnera gravemente el ejercicio de la participación. No obstante, la investigación demuestra que las personas continuamente buscan los mecanismos para expresarse y ejercer su derecho, incluso como método de protesta ante el entorno hostil y como forma de aporte para la construcción de mejoras del mismo. La participación ciudadana sin libertad, bajo amenaza y potencial coacción, tal como existe actualmente, conlleva a un ejercicio limitado del derecho de manera violatoria y a la necesidad de generar mecanismos y vías de construcción para la consolidación de un entorno de plena vigencia”, concluye la investigación.

El informe completo “Fortalecimiento del derecho a la participación política desde un enfoque ciudadano”, preparado por el CDH UCAB, está disponible, para descarga y lectura, haciendo aquí:

https://cdh.ucab.edu.ve/wp-content/uploads/sites/11/2021/12/2021-12-14.-FORTALECIMIENTO-DEL-DERECHO-A-LA-PARTIPACION-POLITICA-DESDE-UN-ENFOQUE-CIUDADANO.pdf

♦Texto: Dirección de Comunicaciones UCAB (con información del CDH UCAB)  /Foto: archivo