Justo Navarro y la personificación de Venezuela

La prostituta de Latinoamérica, de Justo Navarro, es el ensayo ganador del concurso Proyecta tu Escritura. Esta obra habla de cómo Venezuela ha sido ultrajada por los políticos desde el comienzo de su historia

Justo Navarro y la personificación de Venezuela

En el ensayo ganador, del concurso Proyecta tu Escritura, Justo Navarro, estudiante de quinto semestre de Comunicación Social, personifica a Venezuela como una prostituta, usada y ultrajada a lo largo de la historia. Comienza escribiendo que Venezuela “es una tierra de políticos infieles, una desgraciada y una eterna engañada”, tono que, a su parecer, puede ser algo fuerte, pero admite que es la manera correcta de hacer ruido y llegarle a todos los venezolanos.

He entendido que hablando crudo de algo que sé te va a doler es la manera en la cual la gente empieza a tomar conciencia

Navarro destaca que su estilo de escritura está marcado por su postura y su forma de ser. La intención en su ensayo es plasmar la molestia que a diario escuchaba de ciudadanos infelices y molestos por la actual situación, pero sin perder el optimismo, razón por la que el texto finaliza con un: ¡VAMOS VENEZUELA!

Muchas personas me dicen que los jóvenes estamos llenos de odio y yo digo no. No estamos llenos de odio. Simplemente  somos una juventud que ha crecido exigiendo y peleando

Para Navarro, los venezolanos han perdido el sentido de pertenencia, motivo por el que, según él, no puede nacer la libertad. Otro de los objetivos de su obra es que quien la lea vuelva a tener un compromiso ciudadano con el país, “porque hemos sido degradados por el populismo”.

La apología de las necesidades nos ha hecho miserables y hablar de un país desgraciado no está mal. Lo que está mal es no confrontarlo

¿DE DÓNDE NACE LA IDEA?

La idea de este ensayo le nace a las 2:00 am mientras observaba una foto de Caracas que había tomado desde Valle Arriba. Causante del insomnio, comenzó a pensar, “¡qué triste lo que está pasando!” y poco a poco fue dándole forma a esa idea para convertirla en ensayo.

La prostituta de Latinoamérica va dedicada a sus profesores David Pettit, de Historia, y Carlos Castro, de Sociología Política. Puedes leerla aquí. 

♦ Katherine González