Arte y música en un Valse Cinético

Valse Cinético es un videoarte que combina la música del compositor venezolano Antonio Lauro y las piezas del artista plástico Juvenal Ravelo

Arte y música en un Valse Cinético

Valse Cinético es un videoarte creado por Yelindi Pérez y Kelly Cabello para su trabajo de grado de la Escuela de Comunicación Social. En menos de cuatro minutos muestran la belleza de combinar el arte y la música venezolana en un solo producto. Con las piezas del artista plástico Juvenal Ravelo, ganador del Premio Nacional de Cultura Venezolana, y la música de Antonio Lauro, uno de los principales compositores venezolanos de guitarra clásica del siglo XX, desarrollaron una animación que conciben el arte entretenidamente y realzan la calidad de los artistas de este país.

La música es movimiento y el cinetismo también es movimiento. Juvenal es un artista cinético y la unión con la música es increíble

Explica Yelindi Peréz, quien empezó estudiando música en la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas y toca viola, cuatro, guitarra, violín y teclado. La idea de hacer Valse Cinético nace en la materia electiva Música y Comunicación del profesor Oswaldo Burgos. “Vimos una teoría que se llama la audiovisión, la sincronía que hay entre la música y la imagen, y mi compañera Kelly Cabello me propuso inspirarnos en la película Fantasía (1940) de Disney y hacer una animación nosotras, pero utilizando obras de artistas venezolanos”, cuenta Pérez.

EL COMPENDIO DE LAS ARTES

Al principio solo iba a ser la animación, luego esto se convirtió en una página web, creada con la ayuda del profesor Jhonny López; una audio-galería, titulada Luz y Color en el Nuevo Milenio, un corto documental de la vida y obra de Antonio Lauro y el videoarte, el cual les llevo tres meses.

Conocieron a Juvenal Ravelo en una de sus exposiciones en el Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza, decidieron tomar sus obras porque lo que más les llamaba la atención de ellas era el tema de la luz y el color.

El mayor atractivo de su obra es el tema de los colores y su investigación. Juvenal se encargó de analizar los estudios de Isaac Newton sobre el arcoíris y como la luz se desfragmentaba, por eso, cada una de sus piezas tiene espejos, llamados por él como efectos reflectantes

En cuanto le presentaron el proyecto, el artista decidió trabajar directamente con ellas ayudándolas en todo lo que le era posible. Por otro lado, para la música eligieron Natalia del fallecido compositor Antonio Lauro por la particularidad de que combinaba el vals europeo con la música venezolana; la familia de Lauro las orientó en el proceso de investigación.

La pieza de Lauro transmite paz cuando se escucha. Empieza lenta y luego entra en un nivel de éxtasis donde nos encontramos con la parte poética de la canción

Para realizar la animación recibieron ayuda de la diseñadora gráfica Keylimar Cabello. Lo más complicado del proyecto, explica Yelindi Pérez, fue encontrar la sincronía de la música con la imagen. Actualmente, Pérez trabaja en el Programa de Atención Hospitalario del Sistema de Orquestas, el cual dedica a ayudar a los niños de los hospitales a través de la musicoterapia para que mejoren anímicamente.

♦ Katherine González