Justicia Transicional en los cambios políticos

Durante la mañana del martes 6 de diciembre se realizó en las instalaciones del Auditorio II del Centro Cultural Padre Guillermo Plaza el Seminario “Justicia Transicional como garantía de Paz en procesos de Cambio Político”.  Contó con las ponencias de los abogados y profesores universitarios Marcos Carrillo, Simón Gómez, Luis Alfonso Herrera y Antonio Canova

Justicia Transicional en los cambios políticos
Durante la mañana del martes 6 de diciembre, se realizó en las instalaciones del Auditorio II del Centro Cultural Padre Guillermo Plaza el seminario Justicia Transicional como garantía de Paz en procesos de Cambio Político.  El evento contó con las ponencias de los abogados y profesores universitarios Marcos Carrillo, Simón Gómez, Luis Alfonso Herrera y Antonio Canova. Este evento fue organizado por la organización civil Paz Activa en conjunto con la Asociación Hanns Seidel Stiftung. La Justicia Transicional, según el Centro Internacional de Justicia Transicional, «son el conjunto de medidas judiciales y políticas que diversos países han utilizado como reparación por las violaciones masivas de derechos humanos» y su fin es sancionar casos de violación de derechos humanos por parte del Estado. La finalidad de la Justicia Transicional es asegurar que los países que hayan estado bajo el yugo de un régimen totalitario puedan reparar los daños causados por el mismo y avanzar a un gobierno democrático o a un Estado de bienestar, afirmó el abogado Simón Gómez.  

VENEZUELA ESTÁ PREVIA A UN PROCESO DE TRANSICIÓN

El primer paso para llegar a una transición política es la negociación, y desde hace un tiempo en nuestro país se vienen dando distintas mesas de diálogo en las cuales se incluyen representantes de ambos bandos políticos. Las mesas de diálogo no son más que un tipo de negociación, aseguró el abogado Luis Herrera. Según Herrera, «Venezuela necesita conocer la historia de otros países antes de entrar en un proceso de transición para entender cómo debe actuar ante una transición política». Venezuela está en un régimen de corte autoritario debido a que ya no es un país democrático, ni siquiera en el ámbito de las elecciones debido a que tanto el referéndum como las elecciones de gobernadores fueron suspendidas, pero no puede llamarse un régimen totalitario porque aún «aún existen pequeñas demostraciones de libertad, como es el caso de este seminario y algunos medios de comunicación» afirmó el especialista.  

TENEMOS LA POSIBILIDAD DE SER RÉCORD MUNDIAL RECUPERANDO ACTIVOS

Según el doctor Antonio Canova, la razón para que Venezuela sea considerado el país más corrupto del mundo es que «hay funcionarios  con cuentas en el extranjero cuyos activos igualan los 350 mil millones de dólares», pero afirma también que tenemos la posibilidad de recuperar gran parte de estos activos si se llevan a cabo acciones de responsabilidad civil, no solo a nivel nacional, sino con la intervención de otros países. El abogado Canova propone un sistema de incentivos económicos en el cual quienes sean participes de investigaciones, juicios e incluso quienes denuncien los casos de corrupción, reciban un porcentaje del dinero recuperado de los juicios e investigaciones llevadas a cabo en materia de corrupción.  

QUEREMOS CREAR CLIMA DE OPINIÓN PÚBLICA

Este fue el primer seminario de un total de seis, los cuales se llevarán a cabo en distintas universidades a lo largo del territorio nacional, además de un taller para periodistas en el que explicarán cuál es el papel de los medios en este tipo de contexto, «estamos en un proceso previo a un cambio y nosotros nos estamos adelantando a los hechos» aseguró Luis Cedeño, Director Ejecutivo de Paz Activa. Según el especialista en Derecho Administrativo, Luis Herrera, «este seminario cuenta con la presencia de docentes, estudiantes y parodistas quienes pueden llegar a ser multiplicadores de la información que presentamos y lo que queremos es crear clima de opinión pública entre la población» ♦ María Alejandra Valera