Ellos también hacen posible la universidad

Del personal de limpieza a los oficiales de seguridad, de los técnicos de computación a los jardineros, los trabajadores de apoyo de la Universidad Católica Andrés Bello laboran con mística y amabilidad para hacer de esta casa de estudios un lugar funcional y de convivencia. El Ucabista conversó con algunos de ellos

Ellos también hacen posible la universidad

Reconocida por su excelencia académica, la Universidad Católica Andrés Bello,  además de formar profesionales de primera,  también es apreciada por su ambiente acogedor y espacios bien cuidados.

Para nadie es un secreto que las instalaciones de La Católica poseen una belleza única. Jardines verdes, suelos limpios, infraestructura bien conservada y seguridad hacen de la UCAB una institución amena para cualquier visitante e incluso una burbuja en medio de la crisis que agobia al país.

Detrás de estos atributos está un equipo humano que, cada día, trabaja con mística para mantener el correcto funcionamiento de la universidad y prestar el servicio adecuado a la comunidad.

A propósito del inicio de actividades académicas, varios miembros del personal de apoyo de distintas dependencias ofrecieron su testimonio sobre lo que significa su trabajo y llamaron a los ucabistas a cuidar esta institución.

Carlos Escalona se desempeña como vigilante en el edificio de Servicios Centrales  o Rectorado. Para él, su trabajo es sumamente importante porque se encarga de la brindar seguridad de las personas que laboran en ese edificio y prestar apoyo informativo a los alumnos que lo requieren. Escalona agradece las oportunidades que ofrece la universidad e invita a los ucabistas a valorar la educación que reciben. 

”Nosotros trabajamos todos los días para mantener este espacio seguro y hacer que todos se sientan en casa. Aprovechen la universidad y su excelencia. Un reflejo de ella es el plan 20-20, esa visión 20-20 que plantea la excelencia. Los profesionales que forma la universidad cuando salen a otro país ya tienen un sello de la UCAB, algo que los identifica además del reconocimiento que tiene la misma”.

María Esperanza Luis es jefa de aseguramiento de la calidad en la Dirección de Tecnología e  Información (DTI), dependencia responsable de ofrecer el soporte, desarrollo y mantenimiento de la la plataforma tecnológica que se usa en la universidad. Luis señaló que el equipo de DTI trabaja durante todo el año para garantizar que las actividades académicas y administrativas de docentes, empleados y alumnos se lleven adelante y recordó el esfuerzo de inversión que hace la UCAB para mantener actualizados los servicios en esta área, altamente costosa.

”Somos ucabistas y trabajamos para los ucabistas. A pesar de la adversidad seguimos incorporando nuevo talento para desarrollar nuevas aplicaciones y nuevas funcionalidades que faciliten la vida a los estudiantes. Pero esta universidad es mucho más que tecnología. La formación que da, sus valores, el compromiso, la semilla de identificación institucional que siembra en todas las personas que trabajamos aquí, el compromiso que tiene con la sociedad en seguir formando talento y la oportunidad que brinda a aquellos que no pueden pagar sus estudios,  hacen que la universidad sea una institución excelente. Eso hay que saber aprovecharlo”.

Como parte del equipo de limpieza del Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza (Biblioteca nueva) Iván Roche es uno de los encargados de mantener este edificio impecable como tacita de plata. Roche invita a los estudiantes a colaborar más con la conservación de los espacios de la UCAB y manifiesta sentirse a gusto laborando en esta universidad. Agradeció el trato amable que recibe y la posibilidad de aprender, aun sin ser un alumno. 

”La universidad proporciona a los estudiantes buenos espacios que complementan su educación, como lo son los laboratorios de química, física y matemática, la biblioteca, los laboratorios de computación. Impresiona ver la cantidad de actividades orientadas a las artes y de recreación. Aquí todos podemos aprender con todo lo que aquí adentro de realiza. Saquen partido de todo”

También en el centro cultural está Nury Salazar, encargada de cuidar y supervisar las obras de artes que se exhiben en las galerías y, cuando es necesario, prestar apoyo a los encargados de las salas de consulta de la biblioteca. Salazar considera que cada trabajo dentro de la universidad contribuye a mover toda la maquinaria y señala que en los dos años que lleva en la UCAB ha podido entender la filosofía con la que labora el personal.

Todos aquí tienen calidad humana. La universidad es excelente con las personas, sus empleados y sus estudiantes. Creo que eso la hace ser la número uno”.

 

En esto coincide Celis Durán, quien se desempeña desde hace seis años en la Dirección de Servicios Generales y tiene bajo su responsabilidad tareas como la reparación de instalaciones en los distintos edificios o la conservación de la fuente de postgrado. Durán hace un llamado a los estudiantes y público en general a que tengan sentido de pertenencia. 

”Cuiden y valoren la universidad. No la desmejoren porque, en comparación con otras, esta es excelente y no solo por la infraestructura sino por sus valores, su gente, por las autoridades. Aprecien lo que tiene para ofrecerles”.

La Universidad Católica Andrés Bello constituye un referente para la sociedad venezolana y estos testimonios así lo confirman. Ya lo dijo la Dirección de Recursos Humanos en semanas recientes:  “Seguimos confiados en que, ante la incertidumbre y la confusión, debemos mantenernos unidos…El papel de la universidad nos lo demanda: siempre ser faro y guía en la oscuridad, en todo amar y servir”.

♦Texto: María José Rodríguez/Fotos: Jesús Fonseca