Nuevo régimen, nuevos retos en Derecho

La Escuela de Derecho se enfrenta al cambio a régimen semestral y al sistema por competencias. Miguel Mónaco, decano de la Facultad de Derecho, explica que el cambio está orientado a mejorar el método de estudios del alumno, manteniendo la calidad

 

Nuevo régimen, nuevos retos en Derecho

Con la reforma curricular esta universidad se ha reinventado académicamente. Uno de los cambios más significativos lo han tenido las carreras con un régimen de estudios anual, como lo es la Escuela de Derecho, que pasan a un régimen semestral. Estos cambios tratan de mejorar el método de estudio del alumno para producir la misma excelencia, explica Miguel Mónaco, decano de la Facultad de Derecho.

El nuevo pénsum cambia el formato en el que se venían aplicando los estudios de esta carrera. Progresivamente se incorpora el régimen semestral, en sustitución del anual. Esto quiere decir que la escuela debe convivir con dos sistemas de estudios, y a medida que los estudiantes del régimen anual vayan culminando la carrera, el semestral puede avanzar e instaurarse por completo en todos los niveles.

Los grandes retos a los que se enfrenta la Escuela de Derecho son, en primer lugar, adaptarse a un sistema que no conocía y a un periodo diferente para hacer las evaluaciones.

Va a implicar necesariamente que tengamos que acostumbrarnos a hacer pruebas en tiempos más cortos

En segundo lugar, esta reforma curricular hace énfasis en el estudio por competencias, lo que implica una responsabilidad mayor para el estudiante, ya que deberá buscar el conocimiento para luego trabajarlo con el profesor.

Las clases están basadas en que el alumno ya tenga preparado el conocimiento, maneje unos contenidos y en la clase se discuta el por qué y la aplicación de esos contenidos

Esta reforma curricular implica una mayor intensidad y un mayor compromiso por parte del estudiante y del profesor. El primero en cuanto a su esfuerzo, ya que el semestre es más corto, y el segundo respecto a cómo deberá evaluar.

No obstante, el número de clases sigue siendo el mismo, al igual que las asignaturas que ofrece la carrera ya que las materias que veían en un año, se transforman en materias que verán en dos semestres.

Fundamentalmente lo que hubo fue una reubicación de las unidades curriculares. Entonces sí hubo una reasignación, además de una incorporación de algunas asignaturas como Identidad y Liderazgo, cátedra que se comparte con todas las demás carreras

Asimismo, el esfuerzo, la calidad y el compromiso que tiene la universidad para con sus estudiantes siempre será el mismo. La Escuela y la Facultad de Derecho están a favor de que el alumno esté cada vez más preparado y sea un profesional integral preocupado por su entorno social.

♦ Katherine González

Lea también: La importancia de las instituciones