#TBTUCAB: La pasarela Antímano-UCAB cumple 20 años

Aunque parece que fue ayer, en diciembre de 2018 se cumplen dos décadas de la instalación del puente peatonal de más de 100 metros de longitud que comunica a la estación Antímano del Metro con la UCAB. El proyecto tuvo un costo de 363 millones de bolívares (Bs. 363 mil de los de ahora)

#TBTUCAB: La pasarela Antímano-UCAB cumple 20 años

Throwback Thursday o TBT  puede traducirse como “Jueves de regreso”  o “Jueves de antaño” y es el término usado para publicar los días jueves en Twitter, Instagram o cualquier red social una foto o video del pasado que pueden resultar interesantes o curiosas.

Aprovechando esta tendencia, El Ucabista da inicio a la serie #TBTUCAB, en la que presentará imágenes emblemáticas con el fin de recordar hechos, personajes y anécdotas que han formado parte de los casi 65 años de historia de esta universidad.

Esta entrega está dedicada a una fotografía que da cuenta de la construcción de la pasarela que comunica la estación Antímano del Metro de Caracas con el campus de Montalbán, estructura que permite el acceso rápido y seguro a los miles de estudiantes, profesores y  empleados que se movilizan a la universidad a través del sistema de transporte subterráneo y que en diciembre de este año cumple dos décadas de funcionamiento.

La imagen data de principios de 1998 y muestra la  instalación del primer tramo de la estructura metálica de 106 metros de longitud que atraviesa el río Guaire, luego de la colocación de los pilotes de soporte.

Unos meses antes, en octubre de 1997, El Ucabista había anunciado la buena noticia de la puesta en marcha de este proyecto, que formaba parte de las obras de modernización que se realizarían en el período académico 98-99, con el fin de mejorar los servicios a la comunidad universitaria  y hacer frente a los constantes robos que ya para entonces se suscitaban en el trayecto de la estación a la UCAB.

El proyecto fue elaborado y desarrollado por la C.A. Metro de Caracas (sí, en ese tiempo era posible la cooperación de las instituciones estatales) por petición de las autoridades de la universidad y tuvo un costo de 363 millones de bolívares (poco más de 712 mil  dólares al tipo de cambio de la época), dinero que fue costeado en su totalidad por la UCAB.

El puente peatonal fue diseñado con dos casetas para controlar el acceso en cada uno de los extremos, lo que garantizaría el rápido y seguro desplazamiento de la comunidad ucabista hacia y desde el subterraneo de la capital. Según estimaciones de aquel  momento, 5000 personas utilizarían diariamente la pasarela.

Fue el 18 de diciembre de 1998 cuando se realizó la inauguración, acto en el participaron representantes de la universidad, entre ellos el para entonces vicecanciller y presidente del Consejo Fundacional de la UCAB, el sacerdote jesuita Arturo Sosa.

 

“Se hacían chistes con relación a que había sido verdaderamente probada cuando la atravesaron los ‘pesos pesados’ de nuestra comunidad. El vicerrector administrativo, Lorenzo Caldentey, muy emocionado, agradeció a la comunidad, al Metro de Caracas y a la constructora por la obra que nos beneficia a todos. Ignacio Combellas, Presidente de Cametro, respondió ‘podemos continuar trabajando juntos’; la vicerrectora académica, Miriam López de Valdivieso, cortó la cinta y fue el padre José Manuel Ríos, s.j. quien bendijo la obra enalteciendo con sus palabras a la ingeniería”, reseñó El Ucabista en una de sus páginas.

20 años después de aquello, este puente sigue en pie como una obra de ingeniería aparentemente simple pero de gran importancia, porque permite el acceso a miles de ucabistas que día a día se acercan más a sus sueños académicos en esta casa de estudios. 

♦Lesslie Mendoza