Progresa rápido en el gimnasio

Sé constante y critícate si realmente estás haciendo lo necesario para alcanzar tu meta, son algunos de los consejos que te ofrecemos.

Progresa rápido en el gimnasio
El gimnasio, además de darte una buena condición física, te aporta confianza, seguridad y salud, más allá de querer lucir un buen cuerpo para tus amigos y desconocidos.
Diversos estudios confirman que las personas que se ven y sienten bien físicamente tienen una actitud más optimista ante las durezas de la vida; además son capaces de superar con mayor facilidad los obstáculos que esta suele presentar. Por ello, te dejamos acá cinco datos que debes tener en cuenta a la hora de entrenar; también te pueden servir para la vida misma.

HAZLO POR TI

  • Sé constante: No creas que esto es un trabajo de una día para el otro. Necesitas tener mucha paciencia y, sobre todo, mucha determinación y constancia, para que puedas ver los resultados en el menor tiempo posible. No te vayas por el camino fácil; recuerda que nada reemplazará el trabajo que hagas diario en el gimnasio.
  • No te conformes con poco: Si puedes hacer más repeticiones, aumentar el peso, ir más días al gimnasio, comer mejor, entrenar con mayor dedicación, ¿por qué no hacerlo? Recuerda que siempre debes superar tus propios límites y, sobretodo, nunca abandones.
  • Fíjate un objetivo: El gimnasio está diseñado para infinidades de propósitos: desde adelgazar, ganar masa muscular, adelgazar caderas y ensanchar espalda, hasta mantenerte físicamente. Debes llegar al gimnasio y hablar con tu instructor o entrenador personal, para explicarle cuál es tu meta o qué es realmente lo que deseas lograr. Concéntrate en aquello que deseas y nunca uses el gimnasio como sitio de actividades sociales.
  • Si obtuviste tu objetivo, empieza desde ahí de nuevo: Este es el consejo más difícil de seguir. Muchas personas, una vez alcanzado su objetivo, deja de acudir al gimnasio. Esto es un grave error. Piensa que una vez que hayas logrado tu objetivo, ahora debes mantenerte o seguir mejorando.
  • Sé tu crítico más duro: Si no estás cumpliendo con tus objetivos, si no has adelgazado el kilo por semana que dijiste, si no has agrandado tus hombros o si has descuidado la dieta, cuestiónate y exígete para que puedas ver tus resultados, de lo contrario nunca verás realmente alcanzadas tus metas.

Para mayor información o si quieres empezar a entrenar, visita las nuestras canchas e inscríbete en el Gimnasio UCAB, para conseguir el cuerpo que deseas.

♦Luis E. Martínez