Profesores que inspiran: Andreína Itriago

Comprometida con la enseñanza del periodismo, esta docente de la Escuela de Comunicación Social busca contagiar a sus estudiantes, día a día, de la pasión que siente por la profesión en la que ha trabajado desde que estaba en el sexto semestre de la carrera

Profesores que inspiran: Andreína Itriago

Egresada de la Escuela de Comunicación Social de la UCAB y dedicada al ejercicio del periodismo desde que cursaba el sexto semestre de la carrera, Andreína Itriago no es solo una profesora comprometida con la enseñanza del trabajo en el que soñó desempeñarse desde temprana edad.

Una dilatada trayectoria en medios como Armando.Info; El Mundo de España; ITV de Inglaterra; Rai de Italia; y El Nacional, por citar algunos, avala los conocimientos y pasión de esta ucabista de tan solo 32 años.

Actualmente dicta las cátedras de Periodismo, Narrativas Periodísticas Híbridas, Periodismo de Investigación e Investigación Periodística en la escuela que la formó. Sus alumnos aseguran que es una de las mejores docentes con que cuentan actualmente en estas áreas.

En esta conversación con El Ucabista, la profesora Itriago contó brevemente sus inicios en la profesión y opinó, entre otras cosas, sobre los aspectos que caracterizan a un buen periodista.

¿Qué la inspiró a incursionar en el mundo del periodismo?

«Toda mi vida supe que quería ser periodista y quería estudiarlo aquí. Puede sonar tonto, pero el personaje de Abril, de las Tortugas Ninja, era periodista, Superman también era periodista y creo que eso jugó un papel importante en el desarrollo de este deseo. No es una profesión familiar, vengo de una familia de abogados».

¿Su familia apoyó que usted estudiara periodismo?

«Cuando dije que quería estudiar Humanidades en bachillerato me dijeron que me fuera por Ciencias, porque para ellos había más campo de trabajo. Aparte de eso, siempre me han apoyado, están felices y orgullosos de lo que hago. De hecho, mi papá siempre quiso ser periodista, tiene ese sueño frustrado».

Se dice que alguien que no lee no puede ser periodista ¿Se puede tener éxito en el periodismo sin ser un lector empedernido?

«Creo que hay que leer, eso es algo que siempre intento enseñarles a mis estudiantes. Uno aprende a escribir leyendo, uno desarrolla su estilo periodístico de acuerdo a lo que lee. No digo que es obligatorio leer la literatura clásica, quizás a alguien le gusta más la ficción, el hecho de leer y tomar aspectos positivos de la escritura de distintos autores ayuda a que uno cree un estilo único. Eso sí, el periodista debe tener un mínimo de cultura literaria, las grandes obras hay que leerlas».

¿Qué es lo que define a un buen periodista?

«Debe estar al día con las noticias. Saber lo que está pasando en el mundo es lo que te hace ser un buen periodista, ya que así encuentras temas que quizás no se han abordado».

Teniendo en cuenta que el periodismo es un oficio difícil de ejercer, sobre todo en nuestro país, ¿cómo inspira a sus estudiantes para que no abandonen su sueño?

«Eso no es algo que se hace con intencionalidad. Cuando te gusta lo que haces, lo haces mejor y con más pasión y eso se refleja en tu trabajo. Creo que eso es lo que ven los estudiantes y por eso pueden sentirse inspirados. No me considero una inspiración ni un gran modelo a seguir, pero amo lo que hago, y el hecho de hacer periodismo en este país, pese a las dificultades, hace que lo desempeñe con más pasión. Esto es una profesión vocacional, si a uno no le gusta lo abandona casi a la primera. No me considero una gran experta, simplemente hago mi trabajo y trato de transmitirles a mis estudiantes los conocimientos que tengo».

¿Piensa que el pénsum de la concentración Periodismo funciona tal y como está? O, por el contrario, ¿piensa que debería ser modificado?

«Me confunde que lleguen estudiantes que no saben hacer reportajes. Muchos están viendo en simultáneo lo que antes era Periodismo III, que ahora es la cátedra Narrativas Periodísticas Híbridas, y es muy difícil pedirle a un estudiante que nunca ha hecho un reportaje que haga una investigación. Es como pedirle que camine sin antes haber gateado. Creo que este pénsum tiene cosas muy positivas, me parece que la diversidad de concentraciones que hay ahora también es positiva y abre muchas puertas, pero creo que, en aras de concentrar tanto las cosas, no hay un orden secuencial en las materias que ven los estudiantes. Mis estudiantes deberían haber internalizado conocimientos sobre reportajes informativos e interpretativos, que son contenidos complejos, antes de cursar Investigación Periodística».

¿Cuál es el trabajo que más ha disfrutado?

«Me gustó escribir una crónica sobre la realidad que se vive en las cárceles. La conté a través de un grupo de música que nació en la Penitenciaría General de Venezuela, al cual le hice seguimiento por dos años en dos cárceles distintas e, incluso, luego de su liberación. Fue un tema complicado, expresar lo investigado por dos años en pocas cuartillas fue difícil».

¿Cómo fue ese momento en el que por fin publicó este trabajo?

«Al principio lo escribí para El Mundo de España y no quedé satisfecha con eso, sentí que no estaba contando bien la historia. Luego de que este reportaje saliera del cronograma de publicación, debido a que sucedieron muchas cosas el día para el que estaba pautado, tuve la oportunidad de desarrollarlo mejor con el portal La Vida de Nos, que trabaja con crónicas de periodismo narrativo. Siento que de todas maneras me quedé con demasiado material, con el que podría sacar un libro».

¿Qué mensaje daría a esa parte de la comunidad ucabista que está dudando de incursionar en el periodismo?

«Esto es algo muy vocacional. No creo que haya que convencer a alguien de ser periodista, el que quiere hacerlo, lo sabe. Quizás a algunos le interese el periodismo deportivo, a otros el de moda, entre otras fuentes. El mensaje es que deben leer, mantenerse actualizados con lo que está pasando, pero no solo en Venezuela, porque estamos en tiempos en los que hay una globalización absoluta. Deben estar al tanto de lo que se hace en el mundo para traer ideas que puedan ser innovadoras. Le agradezco a la UCAB, amo esta universidad, sigue siendo una gran universidad que prepara muy bien a los periodistas».

♦Texto:Diego Salgado/Fotos: Cortesía de Andreína Itriago