Las misiones sociales están a la deriva

Investigadores de la UCV y la UCAB destacaron que las misiones sociales no tienen incidencia directa con el índice de la pobreza, a diferencia del desempleo, la informalidad y los años de escolaridad que sí se ven asociados al tema

Las misiones sociales están a la deriva

Desde los años 2006 y 2007 las misiones sociales creadas por el ejecutivo nacional han vivido una crisis soterrada: Barrio Adentro I, Mercal y los programas educativos Sucre, Rivas y Robinson, así como la Gran Misión Hogares de la Patria, son ejemplo de desaciertos. Estas fueron algunas de las conclusiones de Carlos Aponte, profesor e investigador del Cendes, Lissete González y María Gabriela Ponce, profesoras e investigadoras de la UCAB, en el «Congreso Nacional de Ciencias Sociales».

Aponte considera que las misiones sociales perdieron el objetivo inicial para el cual fueron creadas: «Muchas misiones se encuentran en muerte prematura». El elevado costo de estas y la falta de ingresos petroleros son las causas fundamentales por las cuales desaparecen, así como la reproducción de una falla significativa en sus diseños y objetivos.

De igual forma, comentó que el elevado gasto es poco efectivo y poco transparente, tal es el caso de Mercal que inició siendo una red que se apoyaba en la formación de dieciséis mil Mercalitos, los cuales actualmente no existen ya que todos han sido desactivados por fugas de bienes y ventas elevadas en los productos, haciendo que Mercal pierda fuerza. Aponte comentó que esto es una clara evidencia de la corrupción y desviación de los fines para lo cual se crean las misiones.

La misión Vuelvan Caracas es el ejemplo que usó el investigador para explicar la falta de organización de los objetivos en estos programas, pues, comenzó siendo una organización para vencer el desempleo hasta convertirse en cooperativas de ayuda en la formación de diversas áreas.

Lissete González agregó que muchas misiones han desaparecido con el pasar de los años, ejemplo de esto fue Barrio Adentro I, que había cerrado 30 % de los consultorios en 2006, esto a tan solo tres años de haberse dado inicio este plan de asistencia médica.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales dijo:

Los niveles de improvisación del gobierno son elevados.

En cuanto a las misiones educativas, la profesora dijo que la única misión que logró crecer y cumplir con parte de su cometido fue la Misión Sucre, pero que a la fecha ha perdido gran parte de su fuerza y matrícula académica, debido al éxodo estudiantil, la falta de insumos y la carencia de profesores en diversas áreas. Por otro lado, las misiones Robinson y Rivas han casi desaparecido.

González destacó que de todas las misiones la de Barrio Adentro fue la mejor conceptualizada, pero su ejecución fue deplorable, ya que fue concebida para bajar las tasas de mortalidad infantil y de madres, así como los índices de embarazo precoz. Pero estos casos han aumentado en el territorio nacional.

La investigadora también puntualizó que las misiones sociales tienen baja incidencia en la reducción de la pobreza, ya que para el período comprendido entre 2008 y 2012 la economía había decrecido en 2 %. Mientras que en el primer semestre de 2012 la pobreza bajó, pero al año siguiente, subió el doble. González comentó:

El problema de las misiones no es el dinero, sino la efectividad, la organización y la inflación.

El «Congreso Nacional de Ciencias Sociales» está organizado por la Escuela de Ciencias Sociales de esta casa de estudios, en compañía de estudiantes de la UCV, ULA, LUZ y UCAT.

 

♦ Luis E. Martínez