De aprendiz a autora

La joven estudiante ya ha logrado consolidar, con ayuda del profesor Quintero, una investigación. Actualmente se encuentra en el proceso de la segunda y ya tiene planeada la tercera. Acota que en Venezuela hay investigaciones que pueden ayudar a sobrellevar la crisis

De aprendiz a autora

Con tan solo 18 años, Andrea Chaneton estudia quinto semestre en nuestra Escuela de Comunicación Social, trabaja en el Centro de Investigaciones de la Comunicación (CIC) y, aunque no lo crea, ya ha publicado una investigación, está trabajando en la segunda y ya sabe de qué tratará la tercera.

La historia de Chaneton inicia con su trabajo final de quinto año y su enorme gusto y pasión por la ciencia. Por lo que se dirigió al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), puesto que necesitaba un lugar donde le facilitaran cifras y datos. Durante este tiempo consiguió trabajar por un período y aprendió “cómo se mueve el mundo de la investigación científica”.

Ella comenta que su paso por el IVIC le hizo ver que en Venezuela hay muchas investigaciones  de todo tipo, pero que pocas personas hablan de ciencia en el país. Tomando esta premisa, decidió dejar su cupo para estudiar Física en la Universidad Simón Bolívar, para venir a estudiar Comunicación Social en nuestra casa de estudios, puesto que quiere enfocarse en la investigación y difusión de la ciencia.

Durante el segundo semestre, conoció a Carlos Delgado Flores, director del CIC, quien después de entrevistarla decidió darle una oportunidad para trabajar como beca en el centro. Desde luego, empezó desde abajo: manejando las redes sociales y atendiendo llamadas; hoy por hoy colabora en diversas investigaciones.

Durante su estadía en el CIC, se topó con el profesor José Luis Pérez Quintero, quien había hecho un trabajo de divulgación científica, pero quería continuarlo y ampliarlo. Le ofreció que colaborara con él, pero al final de la investigación pronunció la frase: “Tus aportes han sido muy buenos, por lo que quiero que firmes conmigo como autora de la investigación”.

Cabe acotar que la investigación, la cual lleva por título Descripción de la agenda científica web de las instituciones universitarias venezolanas, estará presente en la septuagésima quinta edición de la revista Comunicación.

 

LA INVESTIGACIÓN EN CONJUNTO

Andrea comenta que con el trabajo buscaban establecer cuánta importancia se le da a la divulgación de la ciencia en las páginas web de las universidades. Para esta enorme labor emplearon diversas técnicas para medir el espacio que se les da a la ciencia e investigación científica, más allá de un enlace.

Además de no tener antecedentes, el equipo conformado por Chaneton y Quintero creó su propio instrumento, así como una base de datos, con los que analizaron a todas las universidades inscritas en la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU).

Los resultados arrojados del trabajo, fueron bastante sorpresivos: las universidades en Venezuela tienen poca divulgación de la ciencia.

Por otro lado, acota que entre las recomendaciones que se les pueden ofrecer a las casas de estudios, se encuentran: digitalizar las tesis, crear sitios webs más amigables con los estudiantes, mejorar los contenidos publicados y divulgar lo que hacen sus estudiantes.

La ciencia también vende. En las universidades hay mucho contenido y producción, pero no difusión.

Con respecto a la crisis que vive Venezuela, Andrea acota que actualmente hay muchas investigaciones que pueden colaborar y ayudar a salir de este problema, pero no hay medios por los cuales se pueda publicar tal información.

 

CONTINÚA LA INVESTIGACIÓN

La estudiante de Comunicación Social, actualmente, se encuentra ampliando su investigación; para esta oportunidad analizará a todos los Institutos y Centros de Investigación adscritos al ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

Por otro lado, hace énfasis en que al culminar este trabajo, continuará con su tercera investigación, la cual va a tratar la política y la ciencia en las instituciones universitarias.

No hay espacio para la ciencia, pero sí para la política.

 

UNA JOVEN INVESTIGADORA

Chaneton Nació en Caracas, pero actualmente vive en San Antonio, con sus padres y hermano menor.

Al momento de asistir a la universidad, ella admite que fue un choque el venir sola a Caracas, pero que le tocó aprender.

Reconoce no tener  por lo que está muy agradecida de que esté becada. Es una bendición no tener el dinero para pagar la universidad, ya que la puede aprovechar todo lo que ha podido cosechar por su esfuerzo.

A  Andrea le gusta la música, por lo que estuvo en Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Se considera solitaria, pero graciosa, porque le encanta la comedia.

Ella aspira cursar las concentraciones de Periodismo y Producción Audiovisual, puesto que le encantan los documentales y desea enfocarse en eso.

Por otro lado, ha sido preparadora de varias asignaturas, entre ellas Comprensión y Producción de Textos, porque le gusta dar clases y ayudar a sus compañeros.

Ante la pregunta de: “¿Irse o quedarse?”, ella respondió que, conforme a lo que vivió con su investigación, quiere quedarse y continuar investigando y trabajando por Venezuela, para luego irse y seguir formándose, ya que planea volver  y ayudar a que otros también tengan las oportunidades que ella tuvo.

Por último, y con emoción, le dedica todo su esfuerzo y éxito a sus profesores, puesto que asegura que de cada uno aprendió algo para sus investigaciones.

La universidad ha sido muy loca, siento que me ha dado tanto en tan poco tiempo.

♦Luis E. Martínez