7 consejos para empezar en el gimnasio

¡Felicidades! Si estás leyendo esto significa que tomaste la decisión de cambiar tu estilo de vida sedentario por uno más activo. Si vas a comenzar a convertir el ejercicio en un hábito, estos siete consejos te serán útiles para empezar en el gimnasio

7 consejos para empezar en el gimnasio

«Este lunes sí me meto en el gimnasio» es la frase más común de los lunes, pero si realmente estás pensando en convertir el ejercicio en un hábito, te dejamos siete consejos los cuales podrán ayudarte a guiarte en tus primeros pasos en el gimnasio:

BUSCA UN ENTRENADOR CAPACITADO

De ser nuevo en el gimnasio, un entrenador te irá guiando con los ejercicios y evitará que te lesiones. También te ayudará a diseñar una rutina según tus objetivos y necesidades.

Evita seguir consejos de terceros, siempre recurre a tu entrenador, es la persona que más capacitada está para guiarte durante tus ejercicios.

ESTABLECE METAS

¿Buscas perder peso o aumentar masa?, ¿Mejorar tu resistencia física o aumentar tu fuerza muscular? Es necesario que antes de empezar a entrenar sepas cuál es tu objetivo, de esta manera tu entrenador sabrá que rutinas debes hacer, el peso que utilizarás, la frecuencia con la que vas entrenar y los ejercicios que harás.

ENTRENA CON UN COMPAÑERO

Un estudio de la Universidad del Sur de California el cual involucró a 117 personas, entre 27 a 73 años, concluyó que los participantes que se ejercitaban con otra persona, disfrutaban más y eran más consistentes en sus entrenamientos.

Si no tienes el hábito de entrenar o te falta motivación, entrena con una persona que tenga objetivos similares a los tuyos, esto los mantendrá motivados y los ejercicios en el gimnasio serán menos tediosos.

RECUERDA HIDRATARTE

Es importante que cuando vayas a realizar actividad física lleves contigo la cantidad de agua necesaria y te mantengas hidratado, de lo contrario puedes fatigarte con mayor facilidad, padecer calambres mientras entrenas e incluso aumentar tu presión arterial.

APRENDE A RECONOCER TUS LÍMITES

Evita excederte durante los entrenamientos. Esto puede generar lesiones e incluso retrasar tu progreso. Si sientes fatiga, presión en el pecho, dolor o inflamación en articulaciones, dificultad para respirar, mareos, nauseas, sensación de inestabilidad, vértigo; descansa un rato. De persistir cualquiera de estos síntomas consulta a un especialista.

UTILIZA ROPA ADECUADA

Cuando entrenas debes estar cómodo, si no, moverte será un problema. Evita la ropa muy ajustada debido a que esta te impedirá moverte adecuadamente y no olvides los zapatos deportivos.

CAMBIA TU ALIMENTACIÓN

El ejercicio y la alimentación van de la mano. Si te ejercitas con frecuencia y te alimentas adecuadamente, conseguirás excelentes resultados. En cambio, si llevas una mala alimentación, probablemente no verás los resultados que deseas. Debes dejar a un lado la comida chatarra, bebidas gaseosas y alimentos altos en grasa y azúcar. Para un plan alimenticio puedes consultar con tu entrenador o con un nutricionista.

También puede interesarte leer:

María Alejandra Valera