Lágrimas y aplausos acompañaron tributo al profesor Carlos De Armas

El docente ucabista  recibió el premio "Valentía Moral" por su labor de 24 años al frente de la “Cátedra Fundacional Institucional de Judaísmo Contemporáneo y Estudio de la Shoá”, electiva a través de la cual difunde los horrores del Holocausto y  promueve en los alumnos valores de tolerancia e inclusión

Lágrimas y aplausos acompañaron tributo al profesor Carlos De Armas

Muchos aplausos, palabras cálidas y algunas lágrimas acompañaron al profesor Carlos De Armas en la entrega del premio “Valentía Moral”, galardón que le fue concedido por su desempeño, durante más de dos décadas, al frente de la “Cátedra Fundacional Institucional de Judaísmo Contemporáneo y Estudio de la Shoá Zygmunt y Anna Rotter”, dictada desde 1994 en la escuela de Comunicación Social de la UCAB.

La ceremonia se realizó el miércoles 5 de diciembre, en el auditorio Nohemí Irausquín del centro cultural de la universidad, y contó con la presencia de profesores, alumnos y empleados ucabistas,  quienes llenaron la sala para acompañar al homenajeado.

El acto tuvo como moderadora a Carol Ramírez, representante de la organización sin fines de lucro “365 días de Valentía Moral” (otorgante del reconocimiento), quien invitó a Joshua Argüello, estudiante de Comunicación Social y primer ganador de este premio; a Yasmín Trak, directora de la escuela, y al profesor Emilio Píriz Pérez (actual secretario del Consejo Fundacional de la UCAB)  a dirigir algunas palabras al profesor De Armas.

Durante su intervención, Argüello reafirmó la importancia de este premio y destacó la labor de este docente,  al recordar la tragedia del Holocausto en sus clases y fomentar la tolerancia y la libertad de pensamiento.

 “Tenemos la obligación de ponernos en guardia y hacer frente a todos aquellos que buscan arrancarnos nuestra libertad, que es la base de la dignidad humana. Esta gesta libertaria, contraria a la opinión de muchos, no nace de antorchas ni fusiles, sino de uno de los ejercicios más subestimado, el recuerdo. El recuerdo que es acción de la memoria nos permite conocer el camino transitado hasta hoy y el porqué del ahora; el pasado tiene las puertas a nuestro presente. Quien defiende la memoria es un defensor de la humanidad. Por eso gracias, profesor Carlos De Armas, por ser activista de la memoria”.

Con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, la profesora Yasmín Trak, exalumna de De Armas, lo felicitó por su trabajo y los valores inculcados en cada una de sus clases.  Por su parte,  Emilio Píriz Pérez recordó cada uno de los momentos en que este educador lo acompañó, agradeció su amistad y a su vez lo felicitó por este reconocimiento.

A través de un video, Lilian Rotter, hija de los fundadores de esta cátedra -quienes fueron sobrevivientes del Holocausto-  envío un mensaje en el que agradeció al homenajeado por su empeño en mantener vivo el recuerdo de una tragedia histórica que no se debe volver a repetir.

 “Es un placer para mí y a la vez siento un nudo en la garganta por no poder estar allí en tan importante momento, como lo es la entrega del premio Valentía Moral  2018 al profesor de Carlos De Armas, un docente a toda prueba, querido, lleno de valores, apasionado por lo que enseña y con cientos de alumnos en su haber”.

De manos de la representante de la organización, el profesor recibió el galardón y  ofreció un discurso muy sentido en el que rindió tributo, con una vela, a la cultura judía y, en señal de respeto, utilizó una Kipá mientras leía una oración en hebreo.

De Armas reflexionó sobre la necesidad de poner en práctica las lecciones dejadas por el Holocausto y trabajar duramente por vencer el odio, algo que ha intentado inculcar desde la cátedra que conduce.

“Las lecciones de la Shoá, que son muchas y significativas, parece que aún no las hemos aprendido. Por un lado, pese a los 6 millones de víctimas del Holocausto, los hombres seguimos empeñados en levantar pirámides de odio…Continuamos criticando, insultando, despreciando, marginando, asesinando a miles de personas, emocional y físicamente, solo porque no nos gustan, dando así paso a la presencia del mal entre nosotros. Por otro lado, tampoco hemos comprendido el valor de las acciones de los salvadores. La indiferencia se adueña de las mayorías, poco hacemos para sembrar amor por el prójimo. Así nos tornamos cómplices silentes de cada destrucción del desamor. De esta forma, dejamos que imperen las tinieblas….Si no nos llenamos de amor por el otro, difícilmente cambiaremos esta situación. Entonces la pregunta sería: ¿el sacrificio de Jesús y la muerte de nuesros hermanos durante la Shoá fueron en vano? Esperemos que la respuesta sea negativa”.

La ceremonia concluyó con la participación de la estudiante de UNEARTE, Estefany Gutiérrez, quien ofreció un concierto de violonchelo a los presentes. 

Al final se realizó un brindis en el que los asistentes alzaron su copa en honor a la valentía moral y vocación del profesor Carlos De Armas.

♦Texto: Lesslie Mendoza/Fotos: Andrea Alas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *