Paradura del Niño tomó espacios de la universidad

Este 1 de febrero se llevó a cabo, en la sede de la UCAB, la tradicional  búsqueda del Niño Jesús, fiesta religiosa propia de los andes venezolanos con la que se pone fin al tiempo de Navidad. En la actividad, participaron decenas de pequeños de las comunidades aledañas

Paradura del Niño tomó espacios de la universidad

El  “robo y búsqueda del Niño Jesús”, esa celebración católica tan propia de los estados andinos de Venezuela, se pudo vivir este viernes 1 de febrero en el campus de la Universidad Católica Andrés Bello.

La actividad, que se lleva a cabo desde el año 2007, fue organizada por la Dirección de Identidad y Misión, la Dirección de Cultura y la Dirección de Proyección y Relaciones Comunitarias, con el objetivo de mantener vivas las tradiciones venezolanas y reforzar el espíritu cristiano.

 

Decenas de pequeños provenientes de colegios de Antímano, Carapita,  La Vega y otras comunidades aledañas participaron en la fiesta, que consistió en buscar la imagen del niño Dios por distintos lugares de la universidad, para luego celebrar su aparición cantando aguinaldos.

El padre Erardo Hernández, director de Identidad y Misión, comentó que la Paradura del Niño busca reforzar el espíritu de unidad y esperanza en tiempos difíciles.

“El propósito de la Paradura es conservar una tradición que está presente en buena  parte de nuestro país. También nos permite acercar nuestro mensaje de unión y fraternidad a las comunidades con las que trabajamos. Por eso involucramos a los niños que en ellas viven, porque queremos integrarlos y darles un momento de recreación y regocijo espiritual”.

Durante la jornada, los participantes pudieron disfrutar de actividades recreativas, incluyendo  un encuentro con el Narracuentos de la UCAB, Armando Quintero, quien les explicó el origen de la tradición y los invitó a ser parte de la historia.

También pudieron pintar, jugar y construir estrellas, para lo cual contaron con el apoyo de integrantes de las distintas organizaciones de voluntariado de la UCAB, quienes les sirvieron de guía  durante el recorrido.

“Las estrellas, además de ser un regalo para los niños, simbolizan la luz que necesitamos en el camino para encontrar al Niño Jesús. Esta actividad es ideal para que nosotros los integrantes del voluntariado convivamos y para que los niños se llenen de alegría y fe” indicó Maritza Catanho, coordinadora estudiantil de Voluntariado UCAB.

Profesores, estudiantes y empleados ucabistas se unieron a la celebración. Como cierre, todos fueron testigos de la escenificación de un nacimiento viviente, a través del cual se recordó que la llegada de Jesucristo representa un mensaje de esperanza en tiempos difíciles.

Los organizadores hicieron un llamado a mantener vivas las tradiciones venezolanas y pidieron a pequeños y adultos orarle con fe al Niño Jesús, por la paz y reconciliación del país.

A continuación, algunas imágenes de la actividad.

♦Texto: Katherine Rodríguez/Fotos: Andrea Alas